ATRAVÉS DEL CECOFAM EL PODER JUDICIAL BRINDA ATENCIÓN INTEGRAL

CECOFAM 1 4

•Se trabaja para el protocolo de la no re-victimización de los infantes durante una controversia de índole familiar.

Chetumal, Quintana Roo. – Con el principal objetivo de evitar la re-victimización infantil durante el proceso de una controversia familiar, los Centro de Convivencia Familiar (Cecofam), que dependen del Poder Judicial de Quintana Roo, han ofrecido un total de 319 servicios durante el primer trimestre del presente año. Creados el 01 de marzo del año 2010, los Cecofam tienen entre sus servicios, la evaluación psicológica con personal especializado para estas valoraciones, así como para estudios socio-económicos y están facultados para brindar asistencia a menores de edad ofreciendo un apoyo integral. “El centro brinda protección y seguridad jurídica para que papás y mamás convivan con sus menores de edad durante el proceso del desarrollo de una controversia jurídica de índole familiar” explicó el director del Centro, Mario Herrera Carrasco. En este marco dio a conocer que, durante el primer trimestre del 2018, el Centro de Convivencia Familiar, con sede en la ciudad de Cancún, ofreció 167 servicios como lo es la entrega-recepción, convivencias, evaluaciones psicológicas, estudios socioeconómicos entre otros. En Chetumal se brindaron 120 servicios y en Playa del Carmen, 32. Destacó que los padres del menor que se encuentren en un proceso judicial familiar, pueden recurrir a alguno de los servicios que brinda del Centro de Convivencia Familiar como es psicología, pedagogía, trabajo social, enfermería, además de que los especialistas se encargan de recibir a los menores de edad y verifican que las condiciones en las que son entregados los infantes, sean las óptimas. Además, supervisa que los padres de familia tengan una correcta convivencia con los menores de edad toda vez que se trata de una medida establecida por los jueces familiares, derivado del proceso de controversia que estén enfrentando. Puntualizó que, como parte de sus labores principales, se trabaja en el protocolo para la no re-victimización que permitirá que los juzgadores eviten provocar estrés psicológico como consecuencia del desarrollo del proceso de controversia familiar.

ImprimirCorreo electrónico