BANDO DE POLICÍA Y BUEN GOBIERNO DEL MUNICIPIO DE JOSÉ MARÍA MORELOS, QUINTANA ROO.

BANDO DE POLICÍA Y BUEN GOBIERNO DEL MUNICIPIO DE JOSÉ MARÍA MORELOS, QUINTANA ROO.

(Publicado en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado el 9 de febrero de 2011)

 

 


Título Primero

DEL MUNICPIO

Capítulo I

Disposiciones Generales

Artículo 1. El presente Bando, es de orden público, interés social y observancia general en todo el territorio del Municipio de José María Morelos, Quintana Roo, y tiene por objeto:
I. Establecer las normas generales básicas, para la integración y organización del territorio, la población, el Gobierno y la Administración Pública Municipal, con la finalidad de lograr el adecuado funcionamiento de los servicios públicos municipales y el ejercicio de las acciones de gobierno orientadas al bien común, que garantice la convivencia armónica y seguridad jurídica de sus gobernados;
II. Establecer las normas generales básicas para lograr una mejor organización territorial, ciudadana y de gobierno;
III. Orientar las políticas de la Administración Pública del Municipio para una gestión eficiente del desarrollo político, económico, social y cultural de sus habitantes; y
IV. Establecer las bases para una delimitación clara y eficiente del ámbito de competencia de las autoridades municipales, que facilite las relaciones sociales en un marco de seguridad jurídica.
Su aplicación e interpretación corresponderá a la Autoridad Municipal, quien deberá vigilar su estricta observancia e imponer las sanciones correspondientes.

Artículo 2. El Municipio de José María Morelos es parte integrante de la división territorial, de la organización política y administrativa del Estado de Quintana Roo; investido de personalidad jurídica, con patrimonio propio, autónomo en su gobierno y libre en la administración de su hacienda y administrado por un Ayuntamiento de elección popular directa, no existiendo autoridad intermedia entre éste y el Gobierno del Estado.
Las autoridades municipales tienen competencia plena sobre el territorio del Municipio de José María Morelos para decidir sobre su organización política, administrativa y sobre la prestación de los servicios públicos de carácter municipal, ajustándose a lo dispuesto por la Constitución Federal, la Estatal y las Leyes Federales y Estatales relativas.

Artículo 3. El presente Bando, tiene su fundamento legal en el artículo 115, fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; el artículo 145 de la Constitución Política del Estado de Quintana Roo; los artículos 66 Fracción I inciso c), el artículo 86, y el artículo 90 Fracción VI y VII de la Ley de los Municipios del Estado de Quintana Roo.

Artículo 4. Las disposiciones contenidas en este Bando son obligatorias para las Autoridades Municipales, los titulares y demás personal de las Dependencias, unidades administrativas y Entidades que integran la Administración Pública Municipal, los habitantes y vecinos del Municipio de José María Morelos, y sus infracciones serán sancionadas conforme a los supuestos establecidos en la Ley de los Municipios del Estado de Quintana Roo, el presente Bando y los reglamentos correspondientes.

Capítulo II

De los Fines del Municipio


Artículo 5. Es fin esencial del Municipio a través del Ayuntamiento, lograr el bienestar general de todos sus habitantes; por lo tanto las autoridades municipales, con la participación responsable de la ciudadanía, sujetarán sus acciones a las siguientes disposiciones:
I. Preservar la dignidad de la persona humana y, en consecuencia, las garantías individuales consagradas en el título primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos;
II. Propiciar a través de cualesquier instrumento jurídico, las condiciones sociales, económicas y políticas que contribuyan al logro de las metas, ideales y objetivos de los ciudadanos del Municipio;
III. Salvaguardar y garantizar la integridad territorial del Municipio, la moralidad pública, mediante la exigencia del respeto a la dignidad humana y las buenas costumbres así como la seguridad y el orden público;
IV. Revisar y actualizar la Reglamentación Municipal de acuerdo con las necesidades de la realidad social, económica y política del Municipio;
V. Satisfacer las necesidades colectivas de sus habitantes, mediante la adecuada prestación de los servicios públicos municipales;
VI. Promover y organizar la participación ciudadana para cumplir con los planes y programas municipales;
VII. Promover el adecuado y ordenado desarrollo urbano de todos los centros de población del Municipio;
VIII. Conducir y regular la planeación del desarrollo del Municipio, tomando en cuenta la voluntad de los distintos sectores que conforman la comunidad municipal para la elaboración de los planes respectivos;
IX. Administrar justicia en el orden administrativo dentro del ámbito de su competencia;
X. Salvaguardar y garantizar dentro de su territorio la seguridad y el orden público, a través de programas de vigilancia y prevención que eviten la comisión de actos delictivos;
XI. Promover el desarrollo sustentable de las actividades económicas, agrícolas, industriales, comerciales, artesanales y turísticas, con la participación de los sectores social y privado, en coordinación con entidades, dependencias y organismos estatales y federales;
XII. Coadyuvar a la preservación de la ecología y la protección y mejoramiento del medio ambiente, a través de acciones propias, delegadas o concertadas;
XIII. Garantizar la salubridad e higiene pública;
XIV. Promover la inscripción de los habitantes del Municipio al padrón municipal;
XV. Preservar y fomentar los valores cívicos, culturales y artísticos del Municipio que fortalezcan la identidad municipal;
XVI. Promover y garantizar la consulta popular, de tal manera que permita a los habitantes ser escuchados;
XVII. Interesar a la ciudadanía en la supervisión y autogestión de las tareas públicas municipales;
XVIII. Garantizar mediante instrumentos necesarios, el acceso a la información pública y el fomento a la transparencia en las actividades del Gobierno Municipal;
XIX. Coadyuvar con las autoridades federales y estatales en la implementación de programas tendientes a disminuir el alcoholismo, la drogadicción, delincuencia juvenil, prostitución y demás problemas que ocasionan la desintegración familiar; y
XX. Las demás que señale el presente Bando, leyes y reglamentos aplicables.

Capítulo III

Del Nombre y Escudo del Municipio.


Artículo 6. Los símbolos representativos del Municipio son su nombre y su Escudo y serán utilizados exclusivamente por las dependencias, unidades administrativas, entidades y demás autoridades que integran la Administración Pública Municipal; autoridades auxiliares municipales y organismos de participación social reconocidos por el Ayuntamiento. Sin perjuicio de lo anterior, el Ayuntamiento puede utilizar un logotipo institucional.
La utilización del Nombre o Escudo por otras instituciones o personas requiere autorización expresa del Ayuntamiento, por conducto de la Secretaría General y previo pago de los derechos correspondientes.
Quienes contravengan las disposiciones contenidas en este capítulo, se harán acreedores a las sanciones penales y administrativas establecidas en las disposiciones jurídicas aplicables.

Artículo 7. El Municipio se denomina José María Morelos y su cabecera municipal en la Ciudad del mismo nombre, del Estado de Quintana Roo, sede del Poder Público Municipal, y solo podrá cambiarse la sede, de acuerdo a lo establecido en el artículo 19 de la Ley de los Municipios del Estado de Quintana Roo.


Artículo 8. El escudo del Municipio, se describe para su uso oficial de la siguiente forma:
Los tres triángulos de color verde, que están en la parte inferior del escudo representan la riqueza forestal del municipio. Los cinco granos de maíz representan la abundante producción agrícola, el glifo maya del sol en el centro del escudo se refiere a su origen.
El Ayuntamiento de José María Morelos, tendrá un logotipo institucional que caracterizara el periodo de la administración pública municipal que esté vigente; que podrá ser cambiado o modificado por el Presidente Municipal con aprobación del cabildo por simple mayoría de votos.

Artículo 9. El Municipio conservará su nombre actual y sólo podrá ser modificado o cambiado con las formalidades de Ley.
Toda solicitud de modificación o cambio de Nombre del Municipio deberá ser aprobado por el Ayuntamiento y autorizado por la Legislatura del Estado.

Título Segundo

DEL TERRITORIO MUNICIPAL
Capítulo I

Límites Geográficos, Integración y División Territorial


Artículo 10. El territorio del Municipio de José María Morelos, cuenta con la extensión y límites siguientes: Al norte con el estado de Yucatán, al Sur con el municipio de Othón P. Blanco, al Este con el estado de Campeche al oeste con el Municipio de Felipe Carrillo Puerto, cuenta con una extensión territorial de 6,739 kilómetros cuadrados; la cual representa el 13.2% de la superficie estatal y ocupa el tercer lugar en extensión territorial.
Ninguna Autoridad Municipal podrá hacer modificaciones al territorio o división política del Municipio, sino que sólo procederá en los términos establecidos por la Constitución Política del Estado y la Ley de los Municipios del Estado de Quintana Roo.

Artículo 11. Para el cumplimiento de sus funciones políticas y administrativas, el Municipio ha dividido el territorio: en Cabecera Municipal, la cual tiene su asiento en esta misma ciudad; Alcaldías, Delegaciones y Subdelegaciones que a continuación se mencionan:
I. Alcaldías
1. Dziuche
2. Saban.
II. Delegaciones
1. Presumida
2. Candelaria
3. Santa Gertrudis
4. Gavilanes
III. Subdelegaciones
1. Sacalaca
3. Huay-Max
4. Gavilanes
5. X-Cabil
6. Pedro Moreno
7. Nuevo Plan de la Noria
8. Adolfo López Mateos
9. Pimientita
10. Kancabchen
11. La esperanza
12. San diego
13. San Marcos
14. Piedras Negras
15. Adolfo de la Huerta
16. Naranjal
17. San Felipe I
18. Zac-zuquil
19. Puerto Arturo
20. Othon P. Blanco
21. Kantemo
22. Bulukax.
23. Dos Aguadas
24. Insurgentes
25. San Felipe II
26. San Felipe III
27. Nueva Reforma
28. X-Noh-Cruz
29. Carolina
30. Sabana San Francisco
31. Tabasco
32. San Felipe Oriente
33. San Juan Oriente
34. X-Querol
35. Aguada la Presumida
36. Lagartos
37. La Ceibita
38. Venustiano Carranza
39. Plan de la Noria
40. Lázaro Cárdenas
41. Colmenitas
42. El Triunfo
43. San Isidro Poniente
44. Benito Juárez
45. Cafetalito
46. Cafetal
47. Mariano Matamoros
48. Martirio
49. Pozo Pirata
50. San Carlos
51. Zafarrancho
52. Javier Rojo Gómez
53. Rancho Viejo
54. San Antonio Tuk
55. Santo Domingo
56. San Marcos
57. Nuevo Cunduacan

Artículo 12. El Ayuntamiento podrá acordar las modificaciones a los nombres o denominaciones de las diversas localidades del Municipio, así como las que por solicitud de los habitantes se formulen de acuerdo a las razones históricas o políticas de la denominación existente, observando lo que al efecto determinen los ordenamientos legales aplicables.

Artículo 13. La cabecera municipal para su organización se divide en colonias, pudiendo el Ayuntamiento hacer las modificaciones y adiciones que estime convenientes en cuanto al número, delimitación y extensión territorial de las mismas, procurando la mejoría y el progreso de los habitantes del Municipio.

Título Tercero


DE LA POBLACIÓN MUNICIPAL

Capítulo I

De los Vecinos, Residentes, Visitantes o Transeúntes


Artículo 14. En el Municipio de José María Morelos, todos individuos son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de su nacionalidad, vecindad, raza, sexo, religión, idiosincrasia, preferencia política o cualquier otra circunstancia de carácter personal.

Artículo 15. La población del Municipio se constituye por los vecinos, residentes, visitantes, turistas y transeúntes que transitoria o eventualmente se encuentren en el territorio, aunque no reúnan los requisitos establecidos para la vecindad.
Para efectos del presente bando, se entiende por turista, aquella persona que viaja desplazándose temporalmente fuera de su lugar de residencia habitual y que utilice algún servicio turístico con fines recreativos, de salud, artístico, cultural o deportivo.
Visitante es aquella persona que se desplaza temporalmente fuera de su lugar de residencia habitual, que se interna en territorio del Municipio para la realización de actividades diversas a las contempladas para los residentes y turistas.
Transeúnte es toda aquella persona que sin estar empadronada, ni tener establecida su residencia en el Municipio de José María Morelos, esté en situación de desarraigo y carezca de recursos personales y económicos para afrontar su situación.

Artículo 16. Son vecinos del Municipio los establecidos de manera fija en su territorio y que mantengan casa en el mismo, en la que habite de manera ininterrumpida y permanente, y se encuentren inscritos en el padrón electoral correspondiente a este Municipio.
También se considerará como vecinos, a los habitantes que tengan más de seis meses de residencia en su territorio, acreditando la existencia de su domicilio, profesión o trabajo dentro del mismo y que se encuentren inscritos en el padrón del Municipio.

Artículo 17. La vecindad se pierde por renuncia expresa ante la Secretaría General del Ayuntamiento o por el cambio de domicilio fuera del territorio municipal, si excede de seis meses, salvo el caso de que se ocupe comisión oficial, enfermedad, estudio o cualquier otra causa justificada a juicio de la Autoridad Municipal.

Artículo 18. Los vecinos mayores de edad del Municipio tienen los siguientes derechos y obligaciones:
I.-Derechos:
a) Son preferidos en igualdad de circunstancias para ocupar empleos, cargos y comisiones el Municipio;
b) Votar y ser votado para los cargos de elección popular;
c) Organizarse para tratar los asuntos relacionados con su calidad de vecinos;
d) Presentar iniciativas de reglamentos de carácter municipal ante el H. Ayuntamiento y asistir al acto en que se discutan las mismas, con derecho únicamente a voz;
e) Impugnar las decisiones de las autoridades municipales a través de los medios que prevén las Leyes y Reglamentos vigentes aplicables al Municipio;
f) Ser protegido en su persona, sus propiedades o posesiones;
g) Obtener de la autoridad municipal, la información, orientación o auxilio cuando lo necesite;
h) Usar con sujeción a este Bando y las disposiciones reglamentarias aplicables, las instalaciones públicas municipales;
i) Derecho de Audiencia;
j) Integrar comisiones de planificaciones y desarrollo para la elaboración de planes, programas, estudios, recomendaciones y cualquier otra actividad similar, que tienda hacer más eficiente el cumplimiento de los fines del Ayuntamiento;
k) El mejoramiento de las condiciones sociales y culturales de los grupos familiares existentes en el territorio del Municipio, para efecto de integrar la unidad familiar; y
l) Las demás que señalen las Leyes.
II.- Obligaciones:
a) Inscribirse en el Catastro de la Municipalidad, manifestando la propiedad que el mismo tenga, la industria, profesión o trabajo del cual subsista, así como también inscribirse en el Registro Nacional de Ciudadanos en los términos que determinen las leyes aplicables a la materia;
b) Hacer que sus hijos o pupilos concurran a las escuelas públicas o particulares para obtener la educación básica; así como inculcar a sus hijos y pupilos la práctica deportiva y de recreación en su tiempo libre;
c) Desempeñar los cargos declarados obligatorios por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen;
d) Atender los llamados que por escrito o que por cualquier otro medio le haga la Autoridad Municipal competente, siempre y cuando se cumplan las formalidades de ley;
e) Contribuir para los gastos públicos del Municipio de la manera proporcional y equitativa que dispongan las leyes;
f) Contribuir y procurar para la conservación y mejoramiento de los servicios públicos;
g) Observar en todos sus actos respeto a la dignidad de las personas y a las buenas costumbres;
h) Colaborar con las autoridades en la preservación y mejoramiento de la salud pública;
i) Participar en la realización de obras de beneficio colectivo;
j) Vigilar que se dé el debido cumplimiento a las disposiciones reglamentarias en el cuidado y vacunación de los animales domésticos que posean;
k) Respetar las propiedades o posesiones ajenas;
l) Respetar la vida e integridad personal de los demás;
m) Prestar los servicios personales necesarios para garantizar la seguridad y tranquilidad del Municipio, de las personas y sus patrimonios, cuando para ello sean requeridos, y en los casos de siniestros y alteración del orden;
n) Participar con las autoridades en la conservación y mejoramiento del ornato y la limpieza en el Municipio;
o) Participar con las autoridades en la prevención y mejoramiento del medio ambiental y cultural cumpliendo con las disposiciones que dicten al respecto;
p) Cooperar con las autoridades municipales en el establecimiento de viveros para los trabajos de forestación y reforestación, establecimiento de parques dentro de los centros de población y la realización de obras de beneficio colectivo;
q) No alterar el orden público;
r) Propiciar el orden e impulsar las buenas costumbres;
s) Tener a la vista del frente de la numeración de su predio;
t) Cercar o bardear los lotes baldíos de su propiedad y mantenerlos limpios conforme la reglamentación correspondiente; y
u) Las demás que determinen la Ley de los Municipios del Estado de Quintana Roo y los que señales las leyes.
El incumplimiento de cualquiera de las obligaciones establecidas en el presente artículo, se considerará como falta y será sancionada por la autoridad y reglamento correspondiente.

Artículo 19. Son residentes del Municipio de José María Morelos, los habitantes del mismo, que por razones del desempeño de un cargo de elección popular, puesto público, comisión de carácter oficial, estudio o empleo, permanezcan dentro de su territorio, sin la intención de establecerse de manera definitiva en el mismo.

Artículo 20. Son visitantes o transeúntes, todas aquellas personas que se encuentren de paso en el territorio Municipal, ya sea con fines turísticos, laborales, culturales o de tránsito.

Artículo 21. Son derechos y obligaciones de los residentes y visitantes o transeúntes:
I.-Derechos:
a) Ser protegido en su persona, sus propiedades o posesiones;
b) Obtener de la autoridad municipal, la información, orientación o auxilio cuando lo necesite;
c) Usar con sujeción a este Bando y las disposiciones reglamentarias aplicables, las instalaciones públicas municipales;
d) Derecho de Audiencia; y
e) Las demás que señalen las Leyes.
II.-Obligaciones:
a) Respetar las disposiciones legales de este Bando, los Reglamentos y todas aquellas disposiciones de carácter general que dicte el Ayuntamiento.
b) Mantener una buena conducta mientras permanezca en el territorio municipal

Artículo 22. Las autoridades municipales deben respetar y garantizar el derecho de la población a manifestarse, siempre y cuando se haga de manera pacífica y no se afecten derechos de terceros, provoquen algún delito, perturben el orden público o impidan el derecho al libre tránsito que tiene la población.

Título Cuarto

DE LA ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DEL GOBIERNO MUNICIPAL

Capítulo I

De las Autoridades Municipales


Artículo 23. El Gobierno del Municipio de José María Morelos está depositado en un cuerpo colegiado que se denomina Ayuntamiento, conformado por un Presidente Municipal, un Síndico, seis regidores electos por mayoría relativa, y 3 por el principio de representación proporcional.
Los integrantes del Ayuntamiento son los encargados de establecer y definir las acciones, criterios y políticas con que deben manejarse los recursos y servicios del Municipio, y velar por sus intereses.

Artículo 24. Son autoridades municipales:
I. El Presidente o la Presidenta Municipal;
II. El Síndico;
III. Los Regidores;
IV. El Secretario General
V. El Tesorero Municipal; y
VI. Los Jueces Calificadores.

Artículo 25. El Presidente o Presidenta Municipal es el ejecutor de los acuerdos del Ayuntamiento y el encargado de realizar la Administración del Municipio, con base en los criterios y políticas establecidas, así como las demás atribuciones que le concede la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Constitución Política del Estado, la Ley de los Municipios del Estado, el presente Bando, reglamentos y demás ordenamientos relativos a la materia.

Artículo 26. El Síndico es el encargado de vigilar el correcto funcionamiento de la Hacienda Pública Municipal, presidir la Comisión de Hacienda del Ayuntamiento, ser el Apoderado Jurídico del Ayuntamiento ante instancias judiciales en las que el Municipio sea parte, y demás facultades y obligaciones que le atribuya la Ley de los Municipios del Estado, el presente Bando, los reglamentos y acuerdos del Ayuntamiento.

Artículo 27. Los Regidores son los encargados de vigilar el buen funcionamiento de los ramos de la Administración Pública Municipal y la prestación de los servicios públicos, conforme a las Comisiones que le sean asignadas por el Ayuntamiento, debiendo dar cuenta a éste de las actividades realizadas por su comisión, las deficiencias detectadas y proponer las medidas adecuadas para corregirlas.

Artículo 28. El Ayuntamiento podrá, de oficio, anular, modificar o suspender las resoluciones adoptadas por el Presidente o Presidenta Municipal o demás órganos municipales, cuando éstas sean contrarias a la Ley, Reglamentos o disposiciones del Ayuntamiento, sin sujetarse a procedimientos o norma alguna; cuando sea a petición de parte, se estará a lo establecido en el procedimiento contencioso administrativo de carácter municipal.

Artículo 29. El Ayuntamiento celebrará sus sesiones de acuerdo a la normatividad prevista en el Reglamento Interior del Ayuntamiento, y serán presididas por el Presidente o Presidenta Municipal o quien legalmente lo sustituya.

Capítulo II

De la Administración Pública Municipal.

Artículo 30. Para el ejercicio de sus atribuciones y responsabilidades ejecutivas, el Ayuntamiento se auxiliará de las dependencias, unidades administrativas y entidades que integran la Administración Pública Municipal, las cuales estarán subordinadas al Presidente o Presidenta Municipal.


Artículo 31. Las dependencias, unidades administrativas y entidades de la Administración Pública Municipal, conducirán sus actividades en forma programada, con base a las políticas y objetivos previstos en el Plan de Desarrollo Municipal. Su estructura orgánica y funciones estarán determinadas en el Reglamento de la Administración Pública Municipal y demás ordenamientos legales aplicables.


Artículo 32. Para el despacho, estudio y planeación de los asuntos que correspondan a los diversos ramos de la Administración Pública Municipal, auxiliarán al Presidente o Presidenta Municipal, las siguientes dependencias y unidades administrativas:
I. Secretaría General del Ayuntamiento;
II. Tesorería Municipal:
III. Oficialía Mayor;
IV. Contraloría Municipal;
V. Dirección General de Seguridad Pública, Tránsito y Bomberos;
VI. Direcciones Generales;
VII. Direcciones de Área; y
VIII. Jefaturas de Departamento.
Las demás que el Ayuntamiento determine, considerando las condiciones territoriales, socioeconómicas, capacidad administrativa y financiera del Municipio, así como el ramo o servicio que se pretenda atender, en los términos de la Ley de los Municipios del Estado, el presente Bando y demás disposiciones legales aplicables.

Artículo 33. Para el despacho de asuntos específicos de la Administración Municipal, el Ayuntamiento contará con las siguientes autoridades auxiliares municipales:
I. Alcaldes;
II. Delegados; y
III. Subdelegados;

Artículo 34. Las autoridades auxiliares tendrán las atribuciones y limitaciones que establezcan las Leyes, el presente Bando, Reglamentos Municipales, circulares y disposiciones administrativas que determine el Ayuntamiento.
Asimismo les estará prohibido:
I. Cobrar contribuciones municipales;
II. Autorizar licencias de construcción, alineamiento o para la apertura de establecimientos;
III. Mantener detenidas a personas sin conocimiento de las autoridades competentes y las autoridades municipales;
IV. Poner en libertad a los detenidos en flagrancia por delitos del fuero común o federal;
V. Autorizar por sí mismos inhumaciones y exhumaciones;
VI. Concesionar algún servicio público municipal;
VII. Portar cualquier tipo de arma; y
VIII. Las demás que otras disposiciones aplicables les prohíban.
Las facultades que se restringen en el presente artículo, solo podrán ejercerse previa autorización del Ayuntamiento.

Artículo 35. La Administración Pública Municipal descentralizada comprende a:
I. Los organismos públicos descentralizados de carácter Municipal que establezca el Ayuntamiento;
II. Las empresas de participación municipal; y
III. Los fideicomisos en los que el Municipio sea fideicomitente.

Artículo 36. Son órganos auxiliares del Ayuntamiento:
I. Comités de Participación Ciudadana;
II. Comité de Vecinos;
III. Comité de Planeación para el Desarrollo Municipal (COPLADEMUN);
IV. Consejo de Desarrollo Urbano
Municipal; y
V. Consejo de Turismo Municipal.

Artículo 37. Los órganos auxiliares establecidos en el artículo anterior conducirán sus actividades basándose en la estructura orgánica y en las funciones determinadas en los Reglamentos correspondientes.

Artículo 38. El Ayuntamiento expedirá los reglamentos, acuerdos, circulares y demás disposiciones necesarias que tiendan a regular el funcionamiento de las dependencias, unidades administrativas, entidades, autoridades auxiliares y órganos auxiliares, así como de las áreas administrativas adscritas a cada una de ellas.

Artículo 39. Las dependencias, unidades administrativas, entidades, autoridades auxiliares y órganos auxiliares de la Administración Pública Municipal estarán obligados a coordinar entre sí sus actividades y a proporcionarse la información necesaria para el buen funcionamiento de las actividades del Ayuntamiento.

Artículo 40. El Ayuntamiento, a través de la Dirección Jurídica, está facultado para resolver y decidir ante cualquier duda derivada sobre la aplicación o interpretación del presente Bando.

Capítulo III

De la Planeación Municipal

Artículo 41. El Ayuntamiento en forma democrática y participativa, deberá aprobar el Plan de Desarrollo Municipal y los programas que de éste deriven, dentro de un plazo de tres meses contados a partir del inicio de su gestión.

Artículo 42. El Presidente o Presidenta Municipal, para la elaboración del Plan de Desarrollo Municipal, deberá tomar en cuenta las opiniones y aportaciones de los diversos grupos de la sociedad. Asimismo, para la formulación, seguimiento y evaluación del Plan de Desarrollo, se sujetará a lo dispuesto por la Ley Orgánica de Planeación del Estado de Quintana Roo, la Ley de Municipios del Estado de Quintana Roo, y demás disposiciones legales aplicables.

Artículo 43. El Ayuntamiento se auxiliará de un Comité de Planeación para el Desarrollo Municipal (COPLADEMUN) para efectos de elaboración, seguimiento y evaluación del Plan de Desarrollo Municipal.

Artículo 44. El Ayuntamiento expedirá el Reglamento de Planeación Municipal dentro del cual se establecerán los asuntos encomendados al Comité de Planeación para el Desarrollo Municipal, así como el procedimiento para su integración.

Artículo 45. El Plan de Desarrollo Municipal debe contener los siguientes objetivos generales:
I. Establecer las bases para un desarrollo sustentable del Municipio acorde al periodo de la gestión administrativa que le corresponda;
II. Dar dirección al trabajo que realice la Administración Pública Municipal;
III. Establecer las bases para optimizar el empleo de los recursos humanos, materiales, económicos y tecnológicos del Ayuntamiento, para mejorar la calidad y cobertura de los servicios públicos; y
IV. Establecer reglas claras que propicien la participación activa de los diversos actores sociales, económicos y culturales del Municipio.

Artículo 46. La ejecución y control de los planes y programas municipales están a cargo de los titulares de las dependencias, unidades administrativas, entidades y demás servidores públicos que determine el Ayuntamiento, conforme a las disposiciones aplicables.

Artículo 47. La planeación debe ser permanente para construir un medio de utilización eficiente de los recursos al alcance del Ayuntamiento que promueva el desarrollo integral del Municipio en beneficio de la población.

Capítulo IV

Del Desarrollo Social y La Educación


Artículo 48. El Ayuntamiento procurará el desarrollo social de la comunidad a través de las entidades, dependencias y unidades administrativas de la Administración Pública Municipal; y promoverá el establecimiento de Consejos de Desarrollo Social.

Artículo 49. Con el objeto de apoyar el desarrollo social y educativo de la población, el Ayuntamiento formulará planes y programas en coordinación con las distintas instituciones que cubran las necesidades materiales, culturales, deportivas, de recreación y esparcimiento de los habitantes del Municipio, mediante las siguientes acciones:
I. El impulso a la utilización permanente de la infraestructura cultural y recreativa existente, así como la creación de nuevos espacios para la realización de esas actividades;
II. La promoción de la participación ciudadana para la realización de obras comunitarias; en los programas para combatir la farmacodependencia, drogadicción y alcoholismo; programas de salud y desarrollo integral de la familia y en la difusión de los derechos y obligaciones cívicas de la población;
III. Fomentar una cultura de preservación y rescate de las tradiciones y costumbres de las localidades, pueblos y colonias del Municipio, a través de la instrumentación de acciones derivadas de los programas previamente establecidos;
IV. Promover el uso adecuado y mejoramiento de las instalaciones deportivas públicas.

Artículo 50. Corresponde al Ayuntamiento en el ámbito de su competencia, la aplicación de la Ley de Educación para el Estado de Quintana Roo para lo cual contará, entre otras, con las siguientes facultades:
I. Sin perjuicio de la concurrencia de la autoridad educativa federal y estatal, el Municipio promoverá y prestará servicios educativos de cualquier tipo, nivel y modalidad;
II. Editar libros y producir otros materiales didácticos, distintos de los señalados en la fracción III del artículo 12 de la Ley General de Educación;
III. Promover permanentemente la investigación que sirva como base para la innovación educativa; IV. Impulsar el desarrollo de la enseñanza y de las investigaciones científicas, tecnológicas y humanísticas;
V. Fomentar y difundir las actividades artísticas, culturales y físico deportivas en todas sus manifestaciones; y
VI. Celebrar convenios con las diferentes dependencias de los tres niveles de gobierno para coordinar, unificar y realizar actividades educativas y de desarrollo social y cultural.

Artículo 51. El Presidente o Presidenta Municipal a través de la dependencia o unidad administrativa correspondiente velará por que se respete el derecho y la obligación que tienen los padres de familia y los tutores, para que sus hijos o pupilos, reciban la educación preescolar, la priMaría y la secundaria de manera gratuita y conforme a los requerimientos de las autoridades competentes, como parte importante del desarrollo social y cultural de la población del Municipio.

Artículo 52. Son facultades del Ayuntamiento en materia de desarrollo social, las siguientes:
I. Asegurar la atención permanente a la población marginada del Municipio a través de la prestación de servicios integrales de asistencia social;
II. Promover, dentro de la esfera de su competencia, las condiciones mínimas para el bienestar y desarrollo social de la comunidad;
III. Impulsar el desarrollo escolar y las actividades extraescolares que estimulen el sano crecimiento físico y mental de la niñez;
IV. Colaborar con la Federación, el Estado, Ayuntamientos e instituciones particulares; a través de la celebración de convenios, para la ejecución de planes y programas de asistencia social;
V. Llevar a cabo la prestación de servicios de asistencia jurídica y orientación a los grupos desprotegidos;
VI. Promover en el Municipio programas de planificación familiar y nutricional;
VII. Promover en el Municipio programas de prevención y atención de la farmacodependencia, tabaquismo y alcoholismo;
VIII. Promover en el Municipio, los programas de prevención y atención en contra del abuso sexual, del abuso o violencia intrafamiliar;
IX. Promover programas de atención y prevención para los adultos mayores y/o personas de la tercera edad;
X. Promover los programas de atención y prevención para los grupos étnicos de la localidad.
XI. Expedir los reglamentos y disposiciones necesarias para fortalecer la prestación de asistencia social a los habitantes en el Municipio;
XII. Fomentar la participación ciudadana en programas de asistencia social a través de la creación de Consejos de Desarrollo Social, que auxilien al Ayuntamiento en dicha materia; y
XIII. Definir en materia de obras públicas, la obligación de planear y acondicionar para minusválidos, accesos en banquetas de las avenidas principales y calles adyacentes; baños públicos y en los nuevos desarrollos urbanos.

Capítulo V

Del Desarrollo Urbano

Artículo 53. El Municipio con arreglo en las Leyes Federales y Estatales relativas, así como en cumplimiento de los planes Federal y Estatal de Desarrollo Urbano, podrá ejercer las siguientes atribuciones:
I. Formular, aprobar, administrar, ejecutar, evaluar y actualizar sus Programas de Desarrollo Urbano Municipal, de centros de población y los que de éstos se deriven, en congruencia con el Programa Estatal de Desarrollo Urbano;
II. Fomentar la participación de la comunidad en la elaboración, ejecución, evaluación y modificación del Plan de Desarrollo Urbano Municipal;
III. Coordinar la administración y funcionamiento de los servicios públicos municipales con los planes y programas de desarrollo urbano;
IV. Definir las políticas municipales ambientales en materia de reservas territoriales y ecológicas; así como la creación y administración de áreas naturales protegidas de jurisdicción local, en coordinación con las autoridades federales y estatales correspondientes;
V. Controlar y vigilar la utilización del uso del suelo en todo el ámbito territorial del Municipio, en apego a los ordenamientos e instrumentos de planeación vigentes fundamentados en la Ley de Asentamientos Humanos del Estado de Quintana Roo;
VI. Expedir las autorizaciones, licencias o permisos de uso del suelo, construcción, fraccionamientos, subdivisiones, fusiones, relotificaciones y condominios, de conformidad con lo dispuesto en la Ley de Asentamientos Humanos del Estado, los programas de desarrollo urbano aplicables y demás disposiciones relativas en la materia;
VII. Realizar, promover y concertar acciones e inversiones con los sectores social y privado, a efecto de lograr el desarrollo sustentable de los centros de población; su conservación, mejoramiento y crecimiento; así como la prestación y administración de servicios públicos y la ejecución de obras de infraestructura y equipamiento urbano;
VIII. Autorizar los números oficiales, las nomenclaturas de las colonias, calles y avenidas, callejones, andadores y demás vías de comunicación dentro del Municipio;
IX. Intervenir en la regularización de la tenencia de la tierra urbana;
X. Expedir los reglamentos y disposiciones administrativas aplicables a las materias de su competencia, conforme a este Bando y otras disposiciones jurídicas;
XI. Participar en coordinación con las instancias federales y estatales de la planeación y regularización de los centros urbanos involucrados en los procesos de conurbación;
XII. Realizar inspecciones e imponer las sanciones y medidas de seguridad en el ámbito de su competencia, de conformidad con la normatividad aplicable;
XIII. Resolver sobre los recursos administrativos que conforme a su competencia le sean planteados; y
XIV. Las demás que le otorguen este Bando, y demás disposiciones jurídicas.

Artículo 54. Con el objeto de evitar un crecimiento anárquico que afecte el nivel de vida de la población, la autoridad municipal vigilará que no se generen nuevos asentamientos en donde no exista la infraestructura, capacidad y recursos necesarios para prestar los servicios municipales de manera acorde al Programa de Desarrollo Urbano Municipal y de los que de éste se deriven; y en su caso denunciar y poner a disposición a los responsables ante la autoridad correspondiente.

Artículo 55. Queda estrictamente prohibida la invasión de derechos de vías de ductos, canales, acueductos, redes primarías de agua potable y alcantarillado, líneas eléctricas, carreteras, avenidas y calles, así como la invasión de zonas arqueológicas, áreas protegidas, zonas verdes, reservas ecológicas, parques nacionales o estatales o bienes del dominio público.
El Ayuntamiento, en todo momento, podrá convenir y ejecutar, a través de la autoridad correspondiente, las acciones para seguir, prevenir, desalojar y en su caso demandar a los responsables por estos actos, así como de las construcciones asentadas en estas zonas, siempre con apego a las disposiciones legales de la materia.


Capítulo VI

De la Protección al Ambiente Para el Desarrollo Sustentable


Artículo 56. El Ayuntamiento por conducto de sus dependencias, unidades administrativas y entidades correspondientes, promoverá la participación responsable de la sociedad en la planeación, ejecución y evaluación de la política ambiental, así como en la protección, preservación, restauración y uso racional de los recursos naturales, mediante la concertación de acciones e inversiones con los sectores social y privado, con las instituciones académicas, grupos, organizaciones sociales y personas interesadas en la protección del medio ambiente y el equilibrio ecológico.

Artículo 57. El Ayuntamiento destinará recursos humanos, materiales y económicos para promover una cultura del uso racional, conservación y rescate de los recursos naturales del Municipio.

Artículo 58. El Municipio participará con las autoridades federales y estatales competentes en la integración del Sistema Nacional de Información Ambiental y Recursos Naturales.

Artículo 59. El Ayuntamiento podrá establecer medidas respecto a los fines establecidos en el artículo anterior tendentes a:
I. El estudio de las condiciones actuales y situación del medio ambiente en el Municipio para la elaboración de un diagnóstico;
II. Evitar la contaminación de la atmósfera, suelo y agua en el Municipio;
III. Desarrollar campañas de limpia, saneamiento, forestación y reforestación rural y urbana, de control de la contaminación industrial y de control en la circulación de vehículos automotores contaminantes;
IV. Regular horarios y condiciones con el consenso de la sociedad para el uso de todo tipo de aparatos, reproductores de música y de sonidos que alteren las condiciones ambientales del Municipio; y
V. Promover la participación ciudadana para el mejoramiento del medio ambiente, para lo cual promoverá la creación de Consejos de Participación Ciudadana en materia de protección al ambiente.

Artículo 60. La población del Municipio tiene derecho a la protección, preservación, uso y aprovechamiento racional de los recursos naturales de acuerdo a las condiciones y límites establecidos en la ley estatal de la materia, el presente bando, reglamentos municipales y demás ordenamientos legales aplicables.

Artículo 61. El Municipio expedirá el reglamento que regule la prevención y control de los efectos sobre el ambiente ocasionados por la generación, transporte, almacenamiento, manejo, tratamiento y disposición final de residuos domésticos, así como la aplicación relativa a residuos industriales no peligrosos.

Artículo 62. Es competencia del Municipio dictar las disposiciones jurídicas necesarias para la prevención y control de la contaminación generada por ruido, vibraciones, energía térmica, radiaciones electromagnéticas, lumínicas, contaminación visual y olores perjudiciales para el equilibrio ecológico y el ambiente, provenientes de fuentes fijas que funcionen como establecimientos mercantiles o de servicios.

Artículo 63. Es facultad del Municipio participar en la elaboración y aplicación de los programas de ordenamiento ecológico regional y local, así como ejercer el control y la vigilancia del uso y cambio de uso del suelo, establecidos en dichos programas.

Artículo 64. Es facultad del Municipio a través de la Dirección de Medio Ambiente, la autorización de la poda y derribo de árboles que no implique aprovechamiento forestal, en predios particulares y vía pública, para zonas urbanas y centros de población; asumiendo el responsable del derribo, el compromiso de recuperar la cobertura vegetal derribada conforme al dictamen que emita la autoridad antes mencionada.

Artículo 65. Los métodos y parámetros que deberán aplicarse a las personas que contravengan las disposiciones contenidas en este capítulo, serán las contenidas en el presente bando o los reglamentos respectivos.

Capítulo VII

Del Desarrollo Económico


Artículo 66. El Ayuntamiento impulsará, promoverá y garantizará la vida comunitaria y la cultura del sector rural del Municipio, apoyando el desarrollo agrícola, ganadero, forestal, pesquero, acuícola, apícola y artesanal, a través de los programas municipales, estatales y federales con la participación de los productores.

Artículo 67. El Municipio elaborará estudios y proyectos tanto de producción como de acopio, comercialización y de infraestructura que apoyen al sector rural, promoviendo la creación de organizaciones en ese sector. De igual manera promoverá su capacitación y realización de exposiciones, ferias y concursos que fomenten la valorización y comercialización de los productos.

Artículo 68. En coordinación con otras dependencias gubernamentales y no gubernamentales, el Ayuntamiento elaborará convenios para la mejor realización de las actividades enmarcadas en el presente capítulo.

Capítulo V

De los Jueces Calificadores


Artículo 69. Corresponde al Ayuntamiento la designación y remoción de los Jueces Calificadores y de los secretarios de los juzgados calificadores a propuesta del Presidente o Presidenta Municipal; quienes serán profesionistas en Derecho titulados y con cedula profesional para ejercer el servicio.

Artículo 70. Los Jueces Calificadores conocerán y sancionarán, en su caso conforme a este Bando y al reglamento correspondiente, las faltas e infracciones que se cometan en la jurisdicción municipal, y gozan de autonomía para el efecto de aplicación de este Bando y sus reglamentos siendo la Comisión de Seguridad Pública la encargada de supervisar el funcionamiento de los Juzgados Calificadores.

Artículo 71. Los Jueces Calificadores contarán con un Secretario, y con el personal administrativo necesario para el desempeño de sus funciones.
El Secretario ejercerá las atribuciones asignadas legalmente al Juez en ausencia de éste.
En el desempeño de sus funciones, los Jueces Calificadores se auxiliarán de las Direcciones de Seguridad Pública y/o Tránsito Municipal.

Artículo 72. Los Jueces Calificadores tendrán las siguientes atribuciones:
I. Declarar la responsabilidad o la falta de responsabilidad de los infractores presentados ante ellos;
II. Aplicar las sanciones correspondientes establecidas en la Ley de los Municipios del Estado, el presente Bando y reglamentos respectivos;
III. A petición de las partes involucradas, ejercer funciones conciliadoras cuando de la falta o infracción cometidas, se generen daños, procurando el aseguramiento del pago o de la reparación de los mismos;
IV. Expedir constancias sobre hechos asentados en los Libros de Registro del Juzgado Municipal; y
V. Las demás que les confieran otras disposiciones aplicables.

Artículo 73. Los Jueces Calificadores al tener conocimiento de los hechos, si presume que son delictivos, suspenderán al momento su intervención y pondrán al detenido y los objetos afectos al asunto, a disposición de la autoridad competente.

Artículo 74. El procedimiento que aplique el Juez Calificador en materia de faltas al Bando se substanciará en una sola audiencia en presencia del infractor. El procedimiento será oral, público y en vía sumaría, de forma pronta y expedita; levantándose acta de todas las actuaciones que se realicen y firmarán todos los que en ella intervinieron.

Artículo 75. El Juzgado Municipal actuará de tal forma que se cubran las veinticuatro horas del día y los trescientos sesenta y cinco días del año.

Capítulo IX

Seguridad Pública, Tránsito Municipal, Bomberos y Protección Civil


Artículo 76. El Ayuntamiento procurará los servicios de Seguridad Pública, Tránsito, Bomberos y Protección Civil a través de la dependencias y unidades administrativas que al efecto determine en los términos de la Ley de los Municipios del Estado de Quintana Roo, del Reglamento correspondiente y los demás ordenamientos que para tal efecto formule.

Artículo 77. En materia de seguridad pública, el Municipio tendrá las siguientes facultades:
I. Mantener la tranquilidad, la seguridad y orden público dentro del Municipio;
II. Prevenir la comisión de delitos y proteger a las personas, a sus propiedades y derechos;
III. Auxiliar al Ministerio Público, a las autoridades judiciales y a las administrativas cuando sea requerido para ello;
IV. Aprehender a los presuntos delincuentes en los casos de delito flagrante, poniéndolos sin demora a disposición del Ministerio Público;
V. Capacitar al personal de Seguridad Pública y Tránsito Municipal en materia de respeto a los derechos humanos para proporcionar un mejor servicio a los habitantes, vecinos, turistas y visitantes; y
VI. Las demás que le señalen los diversos ordenamientos en la materia.

Artículo 78. En materia de Tránsito, el Ayuntamiento expedirá el Reglamento correspondiente para vigilar la circulación de vehículos, peatones y conductores dentro de la jurisdicción del Municipio, pudiéndose ajustar en su caso, a lo dispuesto por el Reglamento de Tránsito del Estado.

Artículo 79. El Ayuntamiento tendrá las siguientes facultades en materia de Tránsito Municipal:
I. Dictar y hacer cumplir las disposiciones necesarias para la mejor organización del tránsito;
II. Dirigir acciones coordinadas con otras Direcciones de Tránsito municipales, estatales y federales;
III. Disponer las medidas adecuadas para una vigilancia, supervisión y control de vehículos automotores para preservar el ambiente y salvaguardar la seguridad de las personas, mediante la verificación periódica de las condiciones mecánicas y de equipo de los vehículos;
IV. Planificar, coordinar y ordenar el tránsito municipal proponiendo los proyectos respectivos para su aprobación;
V. Implementar nuevas modalidades en el manejo del tránsito, mediante convenios de coordinación con autoridades federales, estatales y otros Ayuntamientos;
VI. Imponer las sanciones correspondientes establecidas en su reglamento; y
VII. Las demás que le confieran las disposiciones jurídicas aplicables.

Artículo 80. El Ayuntamiento, cuenta con el servicio de de Bomberos, los cuales tienen las siguientes facultades
I. Auxiliar a la comunidad, en el caso de presentarse algún siniestro por causa de accidente o de forma natural
II. Apoyar en el levantamiento de heridos, en caso de presentarse algún percance, tanto en la zona urbana, como en la carretera.

Artículo 81. Corresponde al Ayuntamiento en materia de Protección Civil:
I. Vigilar que en el presupuesto anual se destinen las partidas necesarias para el desarrollo del Sistema Municipal de Protección Civil;
II. Aprobar el Programa Municipal de Protección Civil;
III. Coordinarse con las autoridades federales, estatales y en su caso, con otros municipios; para la prevención, atención y solución de los problemas derivados de desastres producidos por las fuerzas naturales o por actividades del ser humano;
IV. Por conducto del Presidente o Presidenta Municipal, hacer las declaratorias de emergencia y de zona de desastre de nivel municipal; y
V. Las demás que se deriven del Reglamento respectivo y ordenamientos jurídicos aplicables.

Artículo 82. En caso de siniestro o desastre, el Ayuntamiento dictará las normas y ejecutará las tareas de prevención y auxilio necesarias para procurar la seguridad de la población y de los bienes.

Capítulo X

De la Promoción y Desarrollo Turístico

Artículo 83. Dentro del ámbito de su competencia, el Ayuntamiento a través de las dependencias y unidades administrativas correspondientes, establecerá principios básicos de planificación, desarrollo y fomento del turismo en el Municipio.

Artículo 84. El Ayuntamiento tendrá las siguientes facultades en materia de Turismo:
I. Elaborar programas de desarrollo turístico local acordes con el programa sectorial turístico del Gobierno Estatal y Federal;
II. Impulsar la actividad turística Municipal a fin de proporcionar a los usuarios turísticos, los servicios que requieran;
III. Crear en el ámbito de su competencia los medios de apoyo y fomento a la inversión en materia turística dentro del Municipio;
IV. Promover y coordinar las obras de servicios públicos necesarios para la adecuada atención al turista y el propio desarrollo turístico de la comunidad; y
V. En general promover la planeación, programación, fomento y desarrollo del turismo en forma armónica y acordes al desarrollo turístico de la comunidad, así como ser vigilantes del desempeño de la actividad turística en el ámbito de su respectiva competencia.

Artículo 85. Serán principios básicos de la política turística los siguientes:
I. El impulso del turismo como sector estratégico de la economía del Municipio, generador de empleo y de riqueza;
II. La ordenación de la oferta turística mediante la corrección de las deficiencias y desequilibrios de infraestructura y la elevación de la calidad de los servicios, instalaciones y equipamientos turísticos; armonizándola con las directrices de la ordenación territorial, urbanística y con los programas de ordenamiento ecológico local encaminados a la conservación del medio ambiente, bajo los postulados de un desarrollo sostenible municipal;
III. La configuración de un marco que potencie el mejor desarrollo de la actividad de las empresas y los sujetos turísticos, favoreciendo la calidad y competitividad de las mismas;
IV. La planificación, acomodación de la oferta turística y su promoción a las exigencias de la demanda actual y de futuro, propiciando la diversificación y actualización del sector;
V. La preservación de los recursos turísticos, evitando su destrucción o degradación, y procurando su correcto aprovechamiento;
VI. La promoción de los lugares que tengan atractivo para los Turistas, con base a los acuerdos o convenios que se suscriban con la Secretaría de Turismo del Estado, y de acuerdo a las políticas que dicte ésta;
VII. La promoción del turismo rural como factor de desarrollo local integrado, apoyando aquellas explotaciones agrarias que decidan abordar su conversión o diversificación progresiva a empresas de turismo;
VIII. La potenciación de la afluencia turística, tanto interior como exterior, procurando medidas de fomento para la incorporación al turismo de sectores cada vez más amplios de la población;
IX. La gestión del Municipio para impulsar en materia de turismo, la cooperación y apoyo de los sectores empresarial, social y económico;
X. Coadyuvar a través de los programas de capacitación, la mejora e intensificación de la formación y perfeccionamiento de todos los prestadores de servicios turísticos; y
XI. Incentivar estudios e investigaciones relacionados con el sector turístico.
XII. Promover la sensibilización de los habitantes del Municipio hacia el turismo y el cuidado y preservación de los valores y recursos turísticos.

Título Quinto

DE LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA

Capítulo I


De los Mecanismos de Participación Ciudadana

Artículo 86. Las autoridades municipales procurarán las formas de participación y colaboración ciudadana que deberán de instrumentarse en los centros de población del Municipio, con el propósito de fortalecer el régimen de democracia, a fin de que la ciudadanía pueda participar organizadamente en el estudio, análisis de la realidad social y de los problemas y necesidades de la comunidad, así como en la elaboración e impulso de soluciones y proyectos en beneficio de la misma y propiciar colaboración directa y efectiva de los ciudadanos en la ejecución y programas de obras y servicios públicos.

Artículo 87. En congruencia con el artículo anterior se establecen las siguientes formas de participación y colaboración ciudadana:
I. Consejo Consultivo Ciudadano;
II. Comités de Participación Ciudadana;
III. Comités de Vecinos; y
IV. Consultas Públicas.

Artículo 88. El Consejo Consultivo Ciudadano, en su caso, será un Órgano de Consulta y Asesoría del Presidente o Presidenta Municipal, cuyo objeto es:
I. El estudio y análisis de los asuntos públicos que sean puestos a su consideración, de los cuales emitirá el correspondiente dictamen; y
II. La presentación de alternativas viables para el mejor desarrollo de la comunidad, así como para la solución de problemas que eventualmente surjan en la propia localidad.

Artículo 89. Los Comités de Participación Ciudadana son una forma de organización que permite hacer efectiva y directa la participación de la ciudadanía en la ejecución de obras públicas o en la prestación de servicios de la comunidad. Su permanencia es temporal y su duración estará determinada por el programa de obra o servicios a realizar, al término del cual, concluirán sus funciones.

Artículo 90. Los Comités de Vecinos son órganos de colaboración ciudadana instalados con el fin de propiciar una permanente comunicación entre las autoridades del Ayuntamiento y la ciudadanía, para vincular su intervención en los asuntos comunitarios.

Artículo 91. Cuando el Ayuntamiento considere conveniente o desee conocer la voluntad ciudadana respecto de un determinado proyecto o política a desarrollar, podrá convocar a los ciudadanos de su jurisdicción, para que por medio de la consulta pública puedan expresar su opinión.

Artículo 92. Los consejos, comités y la consulta ciudadana serán regulados por el reglamento que, en su caso, expida el Ayuntamiento, observando las disposiciones contenidas en la Ley de los Municipios del Estado.
Artículo 93. En todo caso, los planteamientos y sugerencias que se deriven de la participación de la comunidad que se dé a través de los medios establecidos en este Bando, tendrán el carácter de recomendaciones no obligatorias, no obstante las autoridades municipales deberán informar con oportunidad y precisión de las decisiones adoptadas.

Artículo 94. Los ciudadanos del Municipio de José María Morelos, podrán participar organizadamente en el análisis de la realidad social y de los problemas y necesidades de la comunidad, así como en la elaboración e impulso de soluciones y proyectos en el campo de lo social, económico, político, cultural, cívico educativo y en cualquier otro que sea legal y provechoso para la comunidad.

Título Sexto

De los Servicios Públicos Municipales

Capítulo I

Disposiciones Generales


Artículo 95. Para efectos de este Bando, se entenderá como Servicio Público, toda prestación que tienda a satisfacer necesidades públicas en forma regular y permanente, realizada por la Administración Pública Municipal o por particulares mediante concesión otorgada por la autoridad competente.

Artículo 96. El Municipio tiene a su cargo la prestación, explotación, administración y conservación de los siguientes servicios públicos municipales:
I. Agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de sus aguas residuales;
II. Alumbrado público;
III. Limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos;
IV. Mercados y centrales de abasto;
V. Panteones;
VI. Rastros;
VII. Seguridad Pública, en los términos del Artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Policía Preventiva Municipal y Tránsito;
VIII. Calles, parques y jardines y su equipamiento;
IX. Aprobar la apertura o ampliación de las vías públicas y decretar la nomenclatura de colonias, calles, plazas y jardines públicos, así como el alineamiento y numeración oficial de avenidas y calles, conforme al reglamento respectivo, dando aviso a los organismos correspondientes;
X. Autorización para construcción, planificación y modificación ejecutada por particulares;
XI. Estacionamientos públicos establecidos en las vías de circulación;
XII. Instrumentar los mecanismos necesarios para ampliar la cobertura y mejorar la calidad en la prestación de los servicios públicos;
XIII. Crear, con arreglo a la Ley, los órganos descentralizados o las empresas de participación municipal necesarios para operar los servicios públicos a su cargo;
XIV. Aprobar, con arreglo a la Ley, este Bando y demás disposiciones aplicables, las concesiones a los particulares para que éstos presten los servicios públicos municipales;
XV. Bomberos;
XVI. Transporte Urbano de Pasajeros en autobuses en ruta establecida; y
XVII. Los demás que declare el Ayuntamiento como necesarios y de beneficio colectivo, de acuerdo a las condiciones territoriales y socioeconómicas del Municipio, así como su capacidad administrativa y financiera.

Artículo 97. Los servicios públicos se prestarán con la mayor calidad y cobertura posibles, considerando los recursos con los que cuenta el Municipio.

Artículo 98. Los servicios públicos municipales que presta el Ayuntamiento serán administrados a través de las Dependencias y unidades administrativas del Municipio en forma continua, regular y uniforme, en los términos de la Ley de los Municipios del Estado, reglamentos y acuerdos que expida el Ayuntamiento.

Artículo 99. El Ayuntamiento podrá concesionar la prestación de los servicios públicos a su cargo en los términos y condiciones que establece la Ley de los Municipios, el título de concesión respectivo y demás disposiciones aplicables, teniendo presente que en ningún caso podrán ser concesionados los Servicios de Seguridad Pública y Policía Preventiva y Tránsito.

Artículo 100. La concesión de los servicios públicos se otorgará en igualdad de condiciones a los habitantes del Municipio, mediante los procedimientos establecidos por la Ley de los Municipios, reglamentos aplicables y demás disposiciones administrativas emanadas del Ayuntamiento.

Artículo 101. El Municipio podrá celebrar convenios con dependencias de los Gobiernos Federal, Estatal y de otros Municipios, así como con particulares para la prestación conjunta de los servicios públicos, previo acuerdo del Ayuntamiento, debiendo reservarse la organización, dirección y supervisión correspondiente conforme a las disposiciones que para tal efecto dicte el Ayuntamiento.

Artículo 102. El Municipio como titular de los Servicios Públicos, podrá Municipalizar los que estén en poder de los particulares, ya sea prestándolos directamente o participando conjuntamente con éstos, siempre y cuando tenga capacidad económica para ello.

Artículo 103. La declaratoria de Municipalización se hará una vez que se determine la procedencia y viabilidad de los estudios respectivos, formulándose el dictamen correspondiente que será discutido y votado por el Ayuntamiento. En este procedimiento deberá oírse a los afectados, por sí o por conducto de sus representantes autorizados, y se valorarán debidamente las pruebas y argumentos que presenten. El procedimiento de Municipalización se llevará a cabo mediante iniciativa del propio Ayuntamiento o a solicitud de la mayoría de los usuarios del servicio, previa aprobación del cabildo.

Artículo 104. Una vez decretada la Municipalización del servicio, si el Ayuntamiento carece de recursos para prestarlo, podrá concesionarlo conforme a lo establecido en el siguiente capítulo y lo que se establezca en el bando y reglamentos respectivos.
Capítulo II De las Concesiones

Artículo 105. Los Ayuntamientos requieren la aprobación de las dos terceras partes de sus miembros para concesionar el aprovechamiento o explotación de bienes del dominio público del Municipio cuando el término de dicha concesión no exceda la gestión del Ayuntamiento.
En el caso de que el término de dicha concesión exceda la gestión del Gobierno Municipal, requerirá de la ratificación de la Legislatura.

Artículo 106. Los Ayuntamientos podrán concesionar la prestación total o parcial de las funciones y los Servicios Públicos Municipales que por su naturaleza, características o especialidad lo permitan, sujetándose a las siguientes bases:
I. Las concesiones, para su validez, se otorgarán por escrito, en el que se harán constar las obligaciones del concesionario y las modalidades que el Ayuntamiento establezca para su explotación;
II. El objeto y duración de la concesión;
III. El Ayuntamiento deberá determinar la imposibilidad de prestar por sí mismo el Servicio Público o la conveniencia de que el mismo sea prestado por un tercero;
IV. El Ayuntamiento deberá elaborar los estudios y dictámenes correspondientes, a fin de determinar las bases, términos y modalidades de la concesión;
V. El Ayuntamiento establecerá el procedimiento administrativo para oír al concesionario y a todo interesado, en los asuntos que importen reclamaciones o afectación de los derechos que genere la concesión o el Servicio Público;
VI. Es derecho del Municipio, intervenir temporalmente en la concesión y de asumir su prestación por cuenta del concesionario cuando el servicio sea deficiente o se suspenda sin su autorización. Pero en el caso de prestación deficiente, deberá darse al concesionario un plazo perentorio para restablecer la buena marcha del servicio;
VII. Los interesados deberán formular la solicitud respectiva cubriendo los gastos que demanden los estudios correspondientes; y
VIII. La convocatoria deberá tener por lo menos:
a. Determinación del régimen jurídico a que estará sometida la concesión, su duración, las causas de caducidad, rescisión, rescate, revocación y suspensión, así como la forma de vigilancia en la prestación del servicio;
b. Especificación de las condiciones bajo las cuales se garantice la generalidad, suficiencia y regularidad del servicio; y
c. La forma de determinar y modificar las tarifas correspondientes.

Artículo 107. No podrán otorgarse concesiones a:
I. Miembros del Ayuntamiento;
II. Servidores Públicos Municipales;
III. Cónyuges o concubinarios, parientes consanguíneos en línea recta sin limitación de grado, los colaterales hasta el cuarto grado y los parientes por afinidad hasta el segundo grado, de los mencionados en las dos fracciones anteriores; y
IV. A personas jurídicas en las cuales sean representantes o tengan intereses económicos las personas a que se refieren las fracciones anteriores.

Artículo 108. Las concesiones terminan:
I. Por renuncia del concesionario;
II. Por la conclusión del término de su vigencia;
III. Por caducidad;
IV. Por revocación;
V. Por quiebra del concesionario;
VI. Por rescate;
VII. Por imposibilidad de la realización del objeto de la concesión; y
VIII. Por mutuo acuerdo.

Artículo 109. En los casos de terminación de las concesiones, el Ayuntamiento podrá convenir con el concesionario la enajenación de los bienes con que se preste el servicio.

Artículo 110. La caducidad de las concesiones será declarada administrativamente por el Presidente o Presidenta Municipal, previo acuerdo del Ayuntamiento, cuando no se inicie la prestación del servicio dentro del plazo señalado en la concesión, o cuando el concesionario no otorgue en tiempo y forma las garantías correspondientes.
Para decretar la caducidad se oirá previamente al interesado, pero en el primer caso mencionado, opera de pleno derecho por el simple transcurso del tiempo.

Artículo 111. Los Ayuntamientos, por conducto del Presidente o Presidenta Municipal podrán revocar las concesiones en los siguientes casos:
I. Cuando el concesionario contravenga los términos del presente capítulo;
II. Se constate que el servicio se presta en forma distinta a los términos de la concesión;
III. No se cumpla con las obligaciones que deriven de la concesión o se preste irregularmente el servicio concesionado;
IV. Cuando sin la autorización del Ayuntamiento el concesionario de en arrendamiento o ceda la concesión que se le hubiere otorgado;
V. Se constate que el concesionario no conserva los bienes e instalaciones en buen estado de operación, o cuando éstos sufran deterioro por negligencia imputable a aquél, con perjuicio para la prestación eficaz del servicio; o
VI. Por cualquier otra causa el concesionario contravenga las disposiciones aplicables.

Artículo 112. Los procedimientos para el otorgamiento, revocación, rescisión y caducidad, se substanciarán de acuerdo a las formalidades que establezca la Ley de los Municipios del Estado de Quintana Roo y el reglamento respectivo.

Artículo 113. Los Ayuntamientos podrán rescatar las concesiones que hubieren otorgado por causas de interés público y mediante indemnización.

Artículo 114. A petición formulada por los concesionarios antes de que expire el plazo de la concesión, podrá prorrogarse ésta, previa autorización del Ayuntamiento, hasta por un término igual para el que fue otorgada, siempre que subsista la necesidad del servicio, que las instalaciones y equipo puedan satisfacerla durante el tiempo de la prórroga, que se haya prestado el servicio por el concesionario en forma eficiente, y que el Ayuntamiento lo considere conveniente.

Título Séptimo

DE LA ACTIVIDAD COMERCIAL


Capítulo I


De los Permisos, Licencias y Autorizaciones


Artículo 115. Para el ejercicio de cualquier actividad comercial, industrial o de servicios por parte de los particulares se requiere de permiso, licencia o autorización, según sea el caso.

Artículo 116. El permiso, licencia o autorización que otorgue el Municipio, da únicamente derecho al particular de ejercer la actividad que se especifique en el documento respectivo y será válido durante el año calendario en que se expida; debiéndose renovar dichos documentos en los períodos que determine el Código Fiscal Municipal, el del Estado de Quintana Roo y la Ley de Hacienda de los Municipios del Estado de Quintana Roo.
La expedición de dichos documentos es facultad del Presidente o Presidenta Municipal, a través de las dependencias o unidades administrativas que integran la Administración Pública Municipal, observándose en todo caso, los requisitos y prohibiciones que establezca el reglamento respectivo.

Artículo 117. Se requiere de permiso, licencia o autorización del Ayuntamiento para la realización de las siguientes actividades:
I. El ejercicio de cualquier actividad comercial, industrial, de servicio o prestación de servicios profesionales, para el funcionamiento de instalaciones abiertas al público o destinadas a la presentación de espectáculos y diversiones públicas;
II. Construcciones y uso específico de suelo; alineamiento y número oficial; conexiones de agua potable y drenaje; demoliciones y excavaciones; y para la ocupación temporal de la vía pública con motivo de la realización de alguna obra pública o particular;
III. La realización de espectáculos y eventos públicos;
IV. La colocación de anuncios en la vía pública; y
V. Las demás que determine el presente Bando, reglamentos y acuerdos del Ayuntamiento.

Artículo 118. Es obligación del titular del permiso, licencia o autorización, tener dicha documentación a la vista del público, así como mostrar a la autoridad municipal aquella que le sea requerida en relación con la expedición del documento correspondiente.

Artículo 119. El Ayuntamiento está facultado para realizar en todo tiempo, a través del personal autorizado, la supervisión para que los establecimientos abiertos al público reúnan las condiciones necesarias de seguridad contra incendios y siniestros.

Artículo 120. No se concederán y en su caso no se renovarán las licencias o permisos para el funcionamiento de hornos crematorios, clínicas, sanatorios y hospitales públicos o privados que no cuenten con incineradores aprobados por la Autoridad Municipal de conformidad con las normas técnicas sanitarias, para la eliminación de sus desechos y área destinada a la separación de los diversos materiales peligrosos o altamente contaminantes.

Artículo 121. El Ayuntamiento a través del personal autorizado, vigilará, controlará, inspeccionará y fiscalizará la actividad comercial de los particulares.

Artículo 122. El otorgamiento de licencias, permisos y autorizaciones independientemente de lo que disponga el presente Bando, deberán dar cumplimento a lo establecido en los ordenamientos vigentes.

Artículo 123. Para la renovación de permisos, licencias de funcionamiento, o autorizaciones, se observará lo que al respecto dispongan los reglamentos vigentes.

Capítulo II

De los Establecimientos Comerciales, Industriales y De Servicios

Artículo 124. En el Municipio se podrán realizar actividades industriales, no contaminantes, comerciales o de servicios con apego a las disposiciones legales aplicables.

Artículo 125. Para el desarrollo de dichas actividades, los establecimientos deberán contar con el documento correspondiente expedido por la autoridad municipal y en observancia de las disposiciones señaladas en el reglamento respectivo.

Artículo 126. Los establecimientos cuyo giro sea compatible con la presentación de música viva, variedades o espectáculos deberán sujetarse, además de las disposiciones aplicables al ramo, a las normas que regulan la presentación de espectáculos públicos.

Artículo 127. Los horarios de funcionamiento de los establecimientos se determinarán en el reglamento que corresponda, tomando en consideración su giro.

Artículo 128. La autoridad municipal no concederá autorizaciones para el establecimiento de nuevos bares, cantinas, discotecas, cabarets, centros nocturnos, centros cerveceros, centros botaneros o pulquerías, que se encuentren a menos de 500 metros de escuelas, hospitales, centros deportivos, fábricas, templos religiosos, y carezcan de los requisitos legales de sanidad de acuerdo con los ordenamientos legales correspondientes.
De igual forma, no se autorizará el cambio de domicilio de estos giros de las comunidades rurales a la ciudad y viceversa; y procederá cancelar la licencia para la venta de bebidas alcohólicas, de todos aquellos que carezcan de los requisitos legales aplicables.

Capítulo III

De los Espectáculos y Eventos Públicos

Artículo 129. La realización de cualquier tipo de espectáculo público dentro del territorio municipal, requerirá del permiso previo expedido por la autoridad municipal competente y causará el pago de los derechos e impuestos que señalen las leyes respectivas.
En caso de que la realización de un espectáculo público se pretenda efectuar en establecimientos que cuenten con licencia de funcionamiento para la presentación de estos eventos, será necesario dar aviso a la autoridad administrativa correspondiente pagándose los derechos e impuestos que al efecto señalen las leyes.

Artículo 130. Se entiende por espectáculo público, la presentación, función, acto, evento o exhibición artística, comercial, musical, deportiva, taurina, teatral o cultural, organizada por personas físicas o morales, en cualquier lugar, tiempo y a la que se convoca con fines culturales, de entretenimiento, diversión, recreación, en forma gratuita o mediante el pago de alguna contraprestación en especie o dinero.

Artículo 131. Los interesados en presentar espectáculos públicos deberán presentar solicitud del permiso o, en su caso, el aviso correspondiente, con la anticipación y requisitos determinados en las disposiciones administrativas y legales aplicables.

Artículo 132. Las personas físicas o morales que llevan a cabo espectáculos o eventos, tendrán la obligación de:
I. Tener a la vista el permiso correspondiente;
II. Respetar los horarios que le hayan sido autorizados;
III. Contar con los servicios necesarios para garantizar el orden y la seguridad pública, así como la salud e integridad física de las personas;
IV. Evitar que con la realización del evento se altere el orden público en las zonas vecinas;
V. Cumplir con las disposiciones en materia de protección civil, seguridad pública y tránsito, aplicables al caso;
VI. Contar con los servicios sanitarios higiénicos y suficientes para ambos sexos; y
VII. Las demás que fijen los reglamentos aplicables.

Artículo 133. El Ayuntamiento a través de la dependencia o unidad administrativa correspondiente, tiene en todo caso la facultad de realizar visitas de inspección, y en su caso, imponer las medidas de seguridad o sanciones que correspondan. De igual forma tiene la facultad de suspender los espectáculos o eventos que no cumplan con las disposiciones normativas aplicables.

Artículo 134. Se prohíbe la entrada a menores de edad en lugares donde se celebren espectáculos que sean exclusivamente para adultos o que con su exhibición alteren o pongan en riesgo su desarrollo emocional. Las empresas vigilarán bajo su más estricta responsabilidad, el cumplimiento de esta disposición.

Artículo 135. El Ayuntamiento se reserva para sí la facultad de realizar bailes públicos dentro del territorio municipal.

Artículo 136. En el territorio municipal está prohibida la reventa. Quien realice cualquier actividad relacionada con ella se hará acreedor a las sanciones administrativas correspondientes.

Artículo 137. La autoridad competente podrá negar el otorgamiento de los permisos correspondientes cuando exista causa justificada o así lo soliciten los vecinos ofreciendo para ello las pruebas suficientes que funden su pretensión.

Capítulo IV

Del Comercio en Mercados Tianguis y Vía Pública

Artículo 138. El ejercicio del comercio en mercados públicos municipales, en vías o áreas públicas o parques públicos incluyendo el que se realice a través de puestos fijos, semifijos, temporales, permanentes u otro tipo de puestos, así como tianguis, vendedores ambulantes y expendedores de periódicos y revistas, está sujeto a las disposiciones de este Bando, sus reglamentos y demás disposiciones normativas aplicables.

Artículo 139. El comercio en áreas y vías públicas, solamente podrá ejercerse en las áreas y lugares específicos que determine el Ayuntamiento.
No podrá ejercerse dicho comercio en las vialidades principales, áreas verdes, sitios que la autoridad municipal califique como de riesgo, lugares que obstruyan la libre circulación de peatones, vehículos, instituciones públicas o privadas, y todos aquellos sitios que son y sean reconocidos como patrimonio histórico y cultural de la ciudad, o del Municipio.

Artículo 140. Las personas que ejerzan el comercio en vías y áreas públicas deberán:
I. Estar inscritos en el Registro de Contribuyentes de la Secretaría de Hacienda;
II. Estar registradas individualmente en el padrón que al efecto lleve la autoridad municipal competente;
III. Limitar su actividad al giro; en su caso, superficie, plazo, horario y ubicación que haya sido autorizado;
IV. Pagar oportunamente los derechos por uso de vías y áreas públicas que fijen las disposiciones fiscales, así como exhibir el comprobante correspondiente a la autoridad que lo solicite;
V. Mantener en lugar visible el permiso que al efecto expida la autoridad municipal;
VI. Mantener en condiciones de higiene el sitio en que se lleva a cabo su actividad, así como abstenerse de arrojar o abandonar desperdicios, desechos o residuos en las vías o áreas públicas y en el sistema de drenaje y alcantarillado; y
VII. Cumplir con las demás obligaciones que le señale la autoridad municipal.

Artículo 141. La Autoridad Municipal competente está facultada para retirar, asegurar la mercancía, cancelar permisos y sancionar a los vendedores ambulantes; reubicar puestos fijos, semifijos, temporales, permanentes y tianguistas, así como locatarios de los mercados públicos por razones de interés público, vialidad peatonal o vehicular, higiene o cualquier otra causa justificada, incluyendo el incumplimiento de las disposiciones de este Bando, reglamentos u otras disposiciones legales aplicables.

Capítulo V

De los Anuncios Públicos

Artículo 142. Para los efectos de este Bando se entiende por anuncio todo medio de información, comunicación o publicidad que indique, señale, exprese muestre o difunda al público cualquier mensaje relacionado con la producción y venta de productos y bienes, con la prestación de servicios y con el ejercicio lícito de actividades profesionales, cívicas, políticas, culturales, industriales o mercantiles.
Igualmente se entenderá por anuncio a las carteleras o pantallas destinadas que en ellas se haga publicidad.

Artículo 143. La colocación y fijación de anuncios que sean visibles desde la vía pública; la emisión, instalación o colocación de anuncios en los sitios o lugares a los que tenga acceso el público; el uso en los lugares de los demás medios de publicidad y las obras de instalación, conservación, modificación, ampliación, reparación o retiro de anuncios se sujetarán a las disposiciones del propio ordenamiento.

Artículo 144. Cuando el producto o servicio que se pretenda anunciar, requiera para su venta al público del registro o autorización previos de alguna dependencia del Gobierno Federal o Estatal, no se autorizará el uso de los medios de publicidad a que este Bando se refiere sin que se acredite haber obtenido los correspondientes registros y autorizaciones.

Artículo 145. No se expedirán permisos ni licencias para la emisión, fijación y colocación de anuncios ni se autorizará la colocación de placas o rótulos, aún cuando sean simplemente denominativo, para anunciar las actividades de un giro reglamentado sin que se acredite previamente haber obtenido la licencia de funcionamiento correspondiente.

Artículo 146. La fijación y colocación de anuncios y el uso de los medios de publicidad, requieren de licencia o permiso expedido previamente por el Presidente o Presidenta Municipal en los términos que señale el reglamento correspondiente.

Artículo 147. En ningún caso se permitirá la colocación de anuncios que, por su ubicación o característica, puedan poner en peligro la salud, la vida o la integridad física de las personas; ocasionen molestias a los vecinos del lugar en que se pretenda colocar; o afecten o puedan afectar la normal prestación de los servicios públicos o la limpieza e higiene.

Artículo 148. Los anuncios y rótulos fijos deberán renovarse periódicamente como medida de conservación, seguridad y ornato, a juicio de la autoridad municipal. Asimismo, deberán ser retirados cuando la autoridad municipal correspondiente, determine que representa un riesgo inminente en virtud de desastres producidos por las fuerzas naturales o actividades del hombre, o cuando no reúnan los requisitos mínimos de seguridad previstos en el Reglamento aplicable.

Título Octavo

DE LOS REGLAMENTOS MUNICIPALES


Capítulo I

Reglamentos Municipales


Artículo 149. Dentro del ámbito de su competencia el Ayuntamiento podrá expedir los reglamentos, acuerdos, circulares y demás disposiciones administrativas que regulen el régimen de las diversas esferas de competencia municipal.

Artículo 150. Las iniciativas para la reglamentación municipal, tiene la finalidad de crear, modificar o derogar disposiciones reglamentarias, teniendo derecho a ello, los integrantes del Ayuntamiento, quienes podrán recibir propuestas de las autoridades auxiliares municipales, organismos de participación social, organizaciones públicas, privadas y sociales, servidores públicos y ciudadanía en general.

Artículo 151. El Bando, los reglamentos y demás disposiciones de observancia general que expida el Ayuntamiento, son de orden público e interés social y su observancia es obligatoria para la población municipal.

Artículo 152. El Bando, los reglamentos y demás disposiciones de observancia general que expida el Ayuntamiento, así como sus respectivas modificaciones deberán promulgarse estableciendo su obligatoriedad, vigencia y publicación en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado, para que surtan sus efectos.

Artículo 153. La ignorancia de las normas de observancia general que expida el Ayuntamiento no exime a nadie de su cumplimiento y obligatoriedad.

TÍTULO NOVENO DE LAS INFRACCIONES O FALTAS A LA LEGISLACIÓN MUNICIPAL, SANCIONES, PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO Y RECURSOS

Capítulo I

De las Infracciones a las Disposiciones Municipales

Artículo 154. Se considera falta o infracción a toda acción u omisión que contravenga las disposiciones de este Bando, de los reglamentos municipales o cualquier disposición administrativa de observancia general.

Artículo 155. La infracción a las disposiciones contenidas en el presente Bando, reglamentos, acuerdos, circulares y disposiciones administrativas del Municipio, será sancionada administrativamente por las autoridades municipales.

Artículo 156. Para los efectos de este Bando las infracciones o faltas se dividen en:
I. Infracciones al orden público;
II. Infracciones a las buenas costumbres y a la moral;
III. Infracciones en materia de servicios públicos, disposiciones administrativas y régimen de comercio;
IV. Infracciones contra la seguridad de la población;
V. Infracciones en materia de ecología y medio ambiente; y
VI. Infracciones contra la salud y/o la integridad personal.

Artículo 157. Son infracciones al orden público:
I. Alterar la tranquilidad y el orden en cualquier lugar y circunstancia dentro de la jurisdicción del Municipio;
II. Riña en la vía pública, instituciones públicas o privadas;
III. Poner en peligro la integridad física, moral o patrimonial de los habitantes del Municipio;
IV. Pintar anuncios, signos, símbolos, rayas, nombres, palabras o figuras; así como fijar propaganda de toda índole en las fachadas, monumentos, vehículos o bienes públicos o privados, sin autorización del Municipio y del propietario según sea el caso;
V. Ingerir bebidas embriagantes, drogas, tóxicos, estupefacientes o psicotrópicos en la vía pública;
VI. Molestar en estado de ebriedad o bajo el influjo de tóxicos, estupefacientes y sustancias psicotrópicas a la población;
VII. Solicitar falsamente por cualquier medio los servicios de la Policía, Bomberos, Rescate y Siniestros, Cruz Roja y Primeros Auxilios;
VIII. Cometer actos de crueldad con los animales, aún siendo de su propiedad;
IX. Penetrar a cementerios o edificios públicos fuera del horario establecido sin autorización previa;
X. Operar aparatos de sonido sin la autorización correspondiente;
XI. Turbar la tranquilidad de los que trabajan o reposan, con ruido, gritos, aparatos mecánicos o eléctricos, bocinas, altavoces, instrumentos musicales u otros semejantes;
XII. La reventa de boletos alterando su precio al que se ofrece en la taquilla o lugares autorizados, obteniendo ilícitamente un lucro en beneficio propio o de un tercero. Los encargados, organizadores, así como la Autoridad Municipal, vigilarán el cumplimiento de lo anterior, especialmente en las zonas contiguas al local en que se desarrolle el evento o espectáculo al público de que se trate;
XIII. Abordar los servicios públicos colectivos de transporte urbano en estado de ebriedad;
XIV. Excederse el conductor de un vehículo de alquiler en el cobro del pasaje o negarse el pasajero a pagar el servicio que se le ha dado dentro o fuera de la ciudad, conforme a la tarifa vigente aprobada;
XV. Instalar en las casas comerciales bocinas o amplificadores que emitan sonidos hacia la calle, con mayor volumen que el permitido o sin el permiso de la autoridad municipal;
XVI. Emplear cualquier tipo de vehículos para efectuar propaganda comercial sin el permiso correspondiente;
XVII. Maltratar la fachada de los edificios, casas o lugares públicos con propaganda comercial, religiosa o política, o anuncios sin el permiso de la autoridad municipal y sin el consentimiento del propietario del inmueble;
XVIII. Borrar, cubrir, destruir o alterar los números o letras con que estén marcados los edificios o casas de la ciudad y los letreros con que se designen las calles y plazas;
XIX. Organizar o participar en grupos que causen molestias a los transeúntes en la vía pública así como en espectáculos públicos o en domicilios particulares;
XX. Las personas que se dediquen a la vagancia, malvivencia y mendicidad en la vía o lugares públicos y que en consecuencia causen daño a terceras personas, alteren el orden público, cometan faltas a la moral y a las buenas costumbres;
XXI. Permitir que cualquier animal cause daño a personas, sembradíos, casas particulares, vía pública, parques o jardines, o que impidan la libre circulación de los transeúntes en la vía pública;
XXII. Faltar el debido respeto a la autoridad;
XXIII. Salir a la vía pública enmascarado o con disfraz que cause intranquilidad en tiempo no permitido o sin motivo justificado;
XXIV. Manchar, mojar, arrojar piedras u otros objetos, o causar cualquier molestia semejante en forma intencionada a otra persona, a sus bienes o propiedades;
XXV. Faltar al respeto a las personas por medio de insulto, amenazas u ofensas; y
XXVI. Las demás que determinen los reglamentos respectivos.

Artículo 158. Son infracciones a las buenas costumbres y a la moral:
I. Dirigirse a una persona, con frases o ademanes groseras, asediarla con impertinencias de hecho, palabras o por escrito;
II. Que el empresario permita que aún cuando los actores tengan licencia para la presentación de un espectáculo público, ejecuten actos en abierta violación a la moral y a las buenas costumbres;
III. Ejercer y permitir que se ejerza la prostitución en cualquiera de sus formas;
IV. Mantener relaciones sexuales o realizar actos eróticos sexuales en la vía pública;
V. Mantener conversaciones obscenas con menores de edad o instigarlos para que se embriaguen, droguen, fumen o cometan alguna falta a la moral y a las buenas costumbres;
VI. Ministrar trabajos o tolerar la presencia de menores de edad en billares, cantinas, cabarets o casas de prostitución así como centros nocturnos o de espectáculos que exhiban programas exclusivos para mayores de edad;
VII. Permitir o tolerar los dueños de establecimientos de billares, boliche, cantinas y similares que se juegue con apuestas;
VIII. Incurrir en exhibicionismo sexual;
IX. No cumplir en los centros de diversión, tanto en el espectáculo como en el aspecto general, con las normas de higiene y decoro contenidas en los reglamentos respectivos;
X. El ofrecimiento en establecimientos públicos o privados de espectáculos de desnudo o semidesnudo de un hombre o mujer, pausado o no, a ritmo de música o sin ésta, con movimientos eróticos sexuales, bajo las distintas denominaciones y/o se ejerza la prostitución disfrazada de "casa de masajes";
XI. La exhibición sin control alguno de pornografía en las escuelas, y fuera de ellas, así como en puestos de revistas, establecimientos de renta de videos y demás expendios y lugares análogos;
XII. Proferir o expresar en la vía pública frases obscenas, injuriosas u ofensivas;
XIII. Elaborar, fabricar, distribuir y vender cualquier clase de productos o artefactos que afecten y ataquen a la moral y a las buenas costumbres;
XIV. Inducir a menores o a discapacitados mentales a realizar actividades sexuales o al ejercicio de la prostitución;
XV. Hacer bromas indecorosas o mortificantes por teléfono, Internet, servicio postal, telegráfico o correo electrónico;
XVI. Anunciar cualquier clase de productos y espectáculos en forma que afecte la moral y buenas costumbres;
XVII. Las demás que determinen los reglamentos respectivos.

Artículo 159. Son infracciones en materia de servicios públicos, disposiciones administrativas y régimen de comercio:
I. Romper banquetas, asfaltos o pavimentos sin la autorización de la autoridad municipal, así como su reparación incompleta a juicio de la autoridad;
II. Dañar o destruir los señalamientos de tránsito vehicular o peatonal instalados en la vía pública;
III. Utilizar la vía pública sin previo permiso del Ayuntamiento para la realización de fiestas o eventos de todo tipo, bloqueando la circulación vehicular;
IV. Maltratar jardines, buzones, casetas telefónicas, postes, lámparas de alumbrado público, contenedores y otros aparatos u objetos de uso común colocados en la vía pública, así como dañar, destruir o modificar los bienes muebles e inmuebles que presten un servicio público o impedir total o parcialmente el uso a que estén destinados;
V. Realizar los propietarios o poseedores de inmuebles, cualquier obra de edificación sin la licencia o el permiso correspondiente;
VI. Vender o distribuir bebidas alcohólicas en cualquiera de sus modalidades o presentaciones los días, horarios, o lugares que no sean legalmente autorizados por el Ayuntamiento;
VII. Instalar conexiones o tomas no autorizadas en las redes de agua potable o drenaje e instalaciones de alumbrado público;
VIII. No tener a la vista la licencia o permiso de funcionamiento correspondiente para la actividad comercial o de servicio autorizada;
IX. Ejercer el comercio en lugar diferente al que le fue autorizado;
X. Proporcionar datos falsos a la autoridad municipal con motivo de la apertura de un negocio o el inicio de una construcción;
XI. Ejercer actividad comercial, industrial o de servicio diferente a la que le fue autorizada o sin contar con la autorización respectiva;
XII. Realizar comercio ambulante sin la autorización correspondiente;
XIII. Omitir el refrendo anual de cualquier permiso, licencia o autorización legalmente exigibles dentro de los plazos que señalan las disposiciones legales aplicables;
XIV. Ejecutar obras en la vía pública sin la autorización correspondiente;
XV. Hacer un uso irracional de los servicios públicos municipales;
XVI. Obsequiar bebidas alcohólicas, los dueños o encargados de expendios de las mismas, a menores de edad, policías, agentes de tránsito, militares, marinos y bomberos, que se encuentren o no en servicio, con o sin uniforme;
XVII. La realización de actividades comerciales o de servicio, fuera de los horarios establecidos en los reglamentos correspondientes;
XVIII. Cambiar los propietarios de giros, de domicilio, actividad, así como ceder sus derechos sin previa autorización municipal;
XIX. No conservar los propietarios de establecimientos, sus licencias y documentos que acrediten su legal funcionamiento;
XX. Operar establecimientos, puestos o cualquier otro comercio, en banquetas, portales y vía pública en general sin la licencia expedida por la autoridad municipal;
XXI. Intervenir sin autorización legal en la venta de carne de ganado mayor, menor o de aves que no hayan sido sacrificados en los rastros autorizados;
XXII. Intervenir en la matanza clandestina de ganado mayor, menor o de aves de cualquier especie;
XXIII. Ejercer actos de comercio dentro de cementerios o lugares que por la tradición y costumbres impongan respeto;
XXIV. Dejar abrevar animales en las fuentes públicas;
XXV. Utilizar un servicio público sin el pago correspondiente;
XXVI. Infringir las disposiciones municipales sobre ruido, horario comercial, así como los mandatos o prohibiciones de orden general contenidas en este bando, reglamentos y leyes respectivas;
XXVII. Conducir vehículos de propulsión no mecánica que transiten por las calles sin que se encuentren provistos de la placa correspondiente expedida por la autoridad, luces, timbres, bocinas y sin ruedas de hule;
XXVIII. Estacionar vehículos en la vía pública en los lugares que no se encuentren autorizados por la autoridad competente;
XXIX. No presentarse a la audiencia o negarse a recibir citatorios emitidas por la autoridad correspondiente;
XXX. Conducir motocicletas sin el casco protector adecuado; y
XXXI. Las demás que determinen los reglamentos respectivos.

Artículo 160: Son infracciones contra la seguridad de la población:
I. Oponer resistencia a un mandato legítimo de la autoridad municipal o sus agentes;
II. Detonar cohetes o prender fuegos pirotécnicos y otros similares sin el permiso de la autoridad administrativa correspondiente;
III. Vender en los mercados substancias inflamables o explosivas;
IV. Hacer uso del fuego o materiales inflamables en lugares públicos, así como transportarlos por la vía pública sin la autorización correspondiente;
V. Utilizar la vía pública o lugares no autorizados para la práctica de deportes de cualquier clase;
VI. Portar instrumentos de trabajo en estado de ebriedad, que puedan convertirse en armas;
VII. Arrojar a la vía pública objetos que pudieran causar daño o molestias a los vecinos o transeúntes;
VIII. Conducir vehículos a una velocidad mayor de la autorizada por la autoridad municipal competente, con peligro de dañar a bienes o personas;
IX. Dejar libre a un animal peligroso, bravío o rabioso que pudiera atacar a las personas, así como incitarlo para que lo haga;
X. Faltar al deber de cooperación que impone la solidaridad social en los casos de incendio, explosión, derrumbe de edificios, inundaciones, ciclones y otras desgracias o calamidades análogas, siempre que puedan hacerlo sin que se le ocasione algún perjuicio personal;
XI. Utilizar la calle o lugares públicos como sitio de estacionamiento habitual de vehículos y de otros muebles o semovientes.
XII. No recoger por los dueños o conductores de los vehículos que transporten mercancía, forrajes, semillas, materiales de construcción, escombro, tierra o cualquier otro material u objeto que se caiga en la vía pública;
XIII. Cubrir, destruir o manchar los impresos o anuncios en que consten las leyes, reglamentos o disposiciones dictadas por la autoridad;
XIV. Apropiarse o retener cosas u objetos abandonados o perdidos, sin entregarlo a la autoridad municipal, dentro de los 15 días siguientes al hallazgo;
XV. Proferir palabras o voces que por su naturaleza puedan infundir pánico en la población;
XVI. Dañar o destruir señales o indicadores que sirvan para dirigir el tránsito vehicular y peatonal;
XVII. Hacer entrar animales a los lugares prohibidos o dejarlos libres en lugares habitados al público con perjuicio a las personas o de sus bienes; con excepción de aquellas personas discapacitadas que lo necesiten;
XVIII. No tomar precauciones el propietario o poseedor de edificios ruinosos o en construcción, para evitar daños a los moradores y transeúntes. Los casos a que se refiere esta fracción serán comunicados a la Dirección General de Desarrollo Urbano Ambiental y Obras Públicas, para los efectos conducentes;
XIX. Introducirse a espectáculos públicos o privados, individuales o colectivamente, sin cubrir el importe de la entrada o el permiso correspondiente;
XX. Interrumpir el transito sin justificación alguna; y
XXI. Las demás que determinen los reglamentos respectivos.

Artículo 161. Son infracciones en materia de ecología y medio ambiente
I. Arrojar a los inmuebles y vías públicas, lugares de uso común o predios baldíos, basura de cualquier tipo, escombro, desechos voluminosos, animales muertos o sustancias fétidas o insalubres;
II. No mantener aseado el frente de su domicilio, negocio y predios de su propiedad o posesión;
III. Satisfacer necesidades fisiológicas de defecación o micción en la vía pública o lotes baldíos;
IV. La descarga o emisión de contaminantes que alteren la atmósfera en perjuicio de la salud y de la vida humana o causen daño a la ecología, incluso las emisiones provenientes de una fuente fija o móvil;
V. No cercar los terrenos de su propiedad o posesión, o permita que se acumule basura o prolifere fauna nociva en los mismos;
VI. Arrojar sustancias contaminantes o aguas jabonosas a la vía pública, redes de drenaje, depósitos de agua potable, corrientes de aguas de los manantiales, tanques, fuentes, pozos o abrevaderos, así como depositar desechos contaminantes en los suelos;
VII. Vaciar agua de albercas en la vía pública;
VIII. Emitir por cualquier medio, ruidos, vibraciones, energía térmica, luminosa y olores que rebasen los límites máximos contenidos en las normas técnicas ecológicas;
IX. Realizar o propiciar la deforestación;
X. Tener zahúrdas, apiarios, granjas o corrales destinados a la cría de ganado mayor, menor o aves en las zonas urbanas que causen molestias o pongan en peligro la salud de los habitantes del Municipio;
XI. Contravenir las disposiciones en materia de prevención y control de la contaminación de la atmósfera;
XII. Hacer fogatas o quemar neumáticos y basura en lugares públicos o privados;
XIII. Negarse a colaborar con la autoridad municipal en la creación y reforestación de áreas verdes y parques o jardines públicos;
XIV. Podar, cortar o destruir los árboles plantados en lugares públicos o privados sin la autorización correspondiente;
XV. Sembrar árboles o plantas de ornato que obstruyan andadores peatonales, camellones centrales de calles y avenidas; así como en aquellos lugares que impidan la visibilidad de los conductores de vehículos que conlleven a un riesgo para los habitantes;
XVI. Hacer uso irracional del agua potable;
XVII. No instalar sistemas de tratamiento del agua por el propietario o poseedor de albercas, fuentes o estanques;
XVIII. No contar con hornos o incineradores de basura por los propietarios de departamentos, hoteles, hospitales, establecimientos comerciales o industriales, cuando así lo exijan las disposiciones sanitarias;
XIX. No depositar en los contenedores respectivos, la basura domestica;
XX. Mantener los vehículos en buen estado mecánico a fin de que las emanaciones no contaminen el aire;
XXI. Usar el claxon de manera indiscriminada que moleste a los ciudadanos;
XXII. Tomar césped, plantas de ornato, tierra o piedras de propiedades privadas o de plazas públicas u otro lugar de uso común, sin autorización;
XXIII. Realizar conductas que alteren contra la ecología, medio ambiente, flora o fauna;
XXIV. La omisión por parte de los propietarios de animales domésticos, de recoger las heces fecales que éstos evacuen en la vía pública; y
XXV. Las demás que determinen los reglamentos respectivos.

Artículo 162. Son Infracciones contra la salud:
I. Vender bebidas alcohólicas a los menores de edad o incitarlos a su consumo;
II. Vender bebidas alcohólicas sin el permiso correspondiente
III. Vender bebidas alcohólicas dentro de los centros deportivos y áreas recreativas sin permiso del Ayuntamiento;
IV. Vender tabaco a los menores de edad en cualquiera de sus presentaciones;
V. Fumar en los lugares cerrados de uso público en los que se prohíba de forma expresa;
VI. Vender sustancias volátiles, inhalantes, solventes y cemento industrial a menores de edad, incapacitados mentales o a quienes induzcan a su consumo;
VII. Realizar tatuajes y cualquier tipo de punción corporal en la vía pública;
VIII. Carecer de personal médico o de curación necesaria, por los empresarios de espectáculos en donde puedan producirse accidentes;
IX. No conservar aseados los lugares de uso común de edificios y departamentos por sus propietarios o conserjes;
X. Expender comestibles o bebidas en estado de descomposición que impliquen un riesgo para la salud de la población;
XI. Maltrato a grupos vulnerables;
XII. Excederse los padres, tutores o ascendientes o maestros en la corrección a menores bajo su potestad o guarda o maltratarlos si estos hechos no constituyen delitos;
XIII. Descuidar los padres o tutores o personas que tengan a su cargo un menor, un anciano o persona con capacidades diferentes; la educación, manutención o asistencia de éstos en forma proporcional a sus medios de fortuna si ello no constituye un delito;
XIV. Inducir, obligar o permitir que un menor ejerza la mendicidad;
XV. Dar lugar por negligencia o descuido de los padres, tutores o encargados de un menor, a que éste, se embriague, use narcóticos de cualquier clase o se prostituya;
XVI. Faltar al respeto o consideración debida o causar mortificaciones por cualquier medio a los ancianos, mujeres, o niños desvalidos;
XVII. Manejar un vehículo de tal manera que intencionalmente se causen molestias a los peatones, a otros vehículos o a las propiedades, salpicando de agua, lodo o de cualquier otra forma;
XVIII. Manchar, mojar, arrojar piedras u otros objetos, o causar cualquier molestia semejante en forma intencionada a otra persona;
XIX. Elaborar cualquier alimento o bebidas con agua contaminada; y
XX. Las demás que determinen los reglamentos respectivos.

Artículo 163. Si el infractor es menor de edad, el Juez Calificador ordenará inmediatamente la presentación de quienes legalmente tengan bajo su cuidado al menor, para efectos de amonestación y multarlo en su caso, solo ante la reincidencia del menor infractor, se le hará presentar ante el Consejo Tutelar para Menores Infractores, por conducto de trabajadores sociales, o por la persona que designe el procurador del menor y la familia, del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de Quintana Roo, o por la persona que designe el Juez Calificador.
No se alojará a menores en lugares destinados a la detención, reclusión o arresto de mayores de edad.

Capítulo II

De las Visitas de Verificación


Artículo 164. Las autoridades administrativas municipales, para comprobar el cumplimiento de las disposiciones contenidas en el presente Bando y sus reglamentos respectivos, podrán llevar a cabo visitas de verificación, mismas que deberán realizarse en estricto apego a las garantías individuales de los afectados, de conformidad con lo establecido en el artículo 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Artículo 165. Los propietarios, responsables, encargados u ocupantes de los establecimientos objeto de la verificación estarán obligados a permitir el acceso y dar facilidades e informes a los verificadores para el desarrollo de su labor.


Capítulo III

De la Imposición de Sanciones


Artículo 166. Las faltas e infracciones a las normas establecidas en el presente Bando, reglamentos, circulares y disposiciones administrativas, serán sancionadas de conformidad con la Ley de los Municipios del Estado, el presente Bando y los reglamentos respectivos.

Artículo 167. Las sanciones administrativas podrán consistir en:
I. Amonestación con apercibimiento;
II. Multa;
III. Arresto hasta por 36 horas;
IV. Trabajo a favor de la comunidad;
V. Clausura temporal, permanente, parcial o total de un establecimiento;
VI. Suspensión temporal o cancelación definitiva del permiso, licencia, autorización o concesión otorgada por el Ayuntamiento; y
VII. Las demás que señalen los reglamentos respectivos.

Artículo 168. La amonestación con apercibimiento consiste en la reconvención o reproche al infractor por su conducta, con la advertencia firme de poner máxima sanción o el doble según el caso, al infractor o posible infractor.

Artículo 169. La multa consiste en el pago de una cantidad en dinero a cargo del infractor, decretada por la autoridad municipal competente y que deberá cubrirse en la Tesorería Municipal, y esta puede ser de 5 a 20 días multa.
Si el infractor fuere jornalero u obrero no podrá ser sancionado con una multa mayor del importe de su jornal o salario de un día, pero en caso de que éste sea reincidente pagará la sanción aplicada de acuerdo a la falta cometida

Artículo 170. El arresto consiste en la privación de la libertad por un período que no podrá exceder de treinta y seis horas, y que se cumplirá en el lugar al efecto señalado, el cual será distinto a los destinados para la detención de indiciados, procesados o sentenciados. Los lugares destinados para el arresto de varones, serán distintos a los destinados para el arresto de mujeres.
El arresto procederá tratándose de faltas o infracciones que a juicio del juez calificador, lo ameriten, así como para los casos en los que el infractor no pague la multa que se le imponga.

Artículo 171. El trabajo a favor de la comunidad, consiste en la prestación de servicios no remunerados en instituciones públicas, educativas, de asistencia social o en los lugares que determine la autoridad municipal. Este trabajo se llevará a cabo dentro de períodos distintos al horario de las labores que representen la fuente de ingresos para la subsistencia del sujeto y de la familia, sin que pueda exceder de ocho horas y bajo la orientación y vigilancia de la autoridad municipal.
Cada día de arresto será sustituido por una jornada de trabajo a favor de la comunidad.
La duración de la jornada de trabajo será fijada por la autoridad municipal, tomando en cuenta las circunstancias del caso, y por ningún concepto se desarrollará en forma degradante o humillante para el infractor.

Artículo 172. La clausura consiste en el cierre total o parcial de manera definitiva o temporal de establecimientos comerciales, industriales y de servicios, independientemente de la multa que en su caso procediere, las cuales deberán constar por escrito y estar debidamente fundadas y motivadas por la autoridad municipal.
La clausura procederá por no contar con permiso, licencia o autorización del Ayuntamiento para la operación y/o construcción del establecimiento respectivo; por haber vencido cualquiera de ellos, por no contar con las medidas de seguridad e higiene establecidas en los reglamentos respectivos, por representar un riesgo para la seguridad de los habitantes o de quienes laboran en el lugar; o por realizar actividades distintas a las establecidas en la licencia, permiso o autorización.
Asimismo se procederá a la clausura de manera inmediata, cuando la autoridad municipal al momento de que realice la visita de verificación correspondiente, se percate que en los establecimientos públicos se actualicen las infracciones previstas en los artículos 158 fracciones III, VII, y X ; 159 fracciones VI, X, XI, XII, y XVI; 1632 fracción I, II, IV, VI y X. Lo anterior sin perjuicio de lo que al efecto establezcan las demás disposiciones legales aplicables.

Artículo 173. La suspensión temporal o cancelación definitiva del permiso, licencia, autorización o concesión otorgada por el Ayuntamiento; procederá cuando quien la detente realice acciones que alteren el orden público, atente contra la moral y las buenas costumbres, así como que contravenga las disposiciones contenidas en este Bando y sus reglamentos.

Artículo 174. Cuando las violaciones a este Bando, reglamentos y demás disposiciones administrativas, se efectúen por parte de las autoridades, funcionarios o en términos generales, cualquier servidor público, se procederá conforme lo establece la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado.

Artículo 175. El Ayuntamiento se auxiliará de la figura del Juez Calificador, quien será la autoridad encargada de la calificación de las faltas e infracciones, así como de la imposición de sanciones.

Artículo 176. Para la calificación de las faltas e infracciones, y la correspondiente imposición de la sanción, así como el monto o alcance de dicha sanción, el Juez Calificador deberá tomar en cuenta la gravedad de las mismas, las condiciones económicas del infractor, su grado de cultura e instrucción y la actividad a la que se dedica, a fin de individualizar la sanción con apego a la equidad y la justicia.

Artículo 177. Es facultad exclusiva del Presidente o Presidenta Municipal la aplicación de descuentos o la condonación total de las multas aplicadas por violaciones a este Bando y sus reglamentos.

Capítulo IV

De los Actos Administrativos


Artículo 178. El acto administrativo municipal es la declaración unilateral de voluntad externa, particular y ejecutiva, emanada de la Administración Pública Municipal, en ejercicio de las facultades conferidas por la Ley, por el presente Bando y por las disposiciones reglamentarias aplicables, que tiene por objeto crear, transmitir, reconocer, declarar, modificar o extinguir una situación jurídica concreta para la satisfacción del interés general.

Artículo 179. La Administración Pública Municipal actúa por medio de los servidores públicos y empleados facultados para ello, ya sea por atribución directa de la norma o por delegación, quienes deberán practicar los actos administrativos en días y horas hábiles.
Para efectos de este artículo, se consideran días hábiles todos los del año, excepto sábados y domingos y aquellos que las normas declaren inhábiles. La permanencia de personal de guardia no habilitará los días.
Serán horas hábiles las comprendidas entre las nueve y las quince horas. Las autoridades municipales podrán habilitar días y horas inhábiles, cuando hubiere causa urgente que lo exija. Para tal efecto la autoridad competente determinará mediante resolución, en la que se expresará la causa de la habilitación y las diligencias que habrán de practicarse, las cuáles se notificarán personalmente a los interesados. Si una diligencia se inició en día y hora hábil puede continuarse hasta su fin, sin interrupción y sin necesidad de habilitación expresa.
Lo anteriormente previsto en los párrafos precedentes, no será aplicable para la función desempeñada por los Jueces Calificadores.

Artículo 180. Los actos administrativos municipales deben contener por lo menos los siguientes elementos y requisitos:
I. Ser expedido por órgano competente, a través del servidor público, o en su caso por el órgano colegiado con la aprobación de las dos terceras partes de sus integrantes;
II. Tener objeto que pueda ser materia del mismo; determinado o determinable; preciso en cuanto a las circunstancias de tiempo y lugar, y previsto en el presente Bando y demás disposiciones legales aplicables;
III. Cumplir con la finalidad de interés público regulado por las normas en que se concreta, sin que puedan perseguirse otros fines distintos;
IV. Constar por escrito y con la firma autógrafa de la autoridad que lo expida;
V. Estar fundado y motivado;
VI. Ser expedido sin que medie error sobre el objeto, causa o motivo, o sobre el fin del acto;
VII. Ser expedido sin que medie dolo o violencia en su emisión;
VIII. Mencionar el órgano del cual emana;
IX. Ser expedido sin que medie error a la referencia específica de identificación del expediente, documentos o nombre completo de las personas;
X. Ser expedido señalando lugar y fecha de emisión;
XI. Tratándose de actos administrativos recurribles deberá hacerse mención de los recursos que procedan; y
XII. Ser expedido decidiendo expresamente todos los puntos propuestos por las partes o establecidos por la ley.

Artículo 181. El acto administrativo será válido hasta en tanto su invalidez no haya sido declarada por autoridad administrativa o jurisdiccional, según sea el caso.

Artículo 182. El acto administrativo válido será eficaz y exigible a partir de que surta efectos la notificación legalmente efectuada.
Se exceptúa el acto por el cual se otorgue un beneficio al particular, caso en el cual su cumplimiento será exigible por éste al órgano que lo emitió desde la fecha en que se dictó o aquella que tenga señalada para iniciar su vigencia.

Artículo 183. El acto que ordene la clausura de un local o establecimiento, podrá ser ejecutado, incluso con el auxilio de la fuerza pública, por la autoridad competente de conformidad con las disposiciones legales aplicables.

Artículo 184. El acto administrativo se extingue por las siguientes causas:
I. Cumplimiento de su finalidad;
II. Expiración del plazo;
III. Cuando la formación del acto administrativo esté sujeto a una condición o término suspensivo y éste no se realiza dentro del plazo señalado en el propio acto;
IV. Acaecimiento de una condición resolutoria;
V. Renuncia del interesado, cuando el acto hubiere sido dictado en exclusivo beneficio de éste y no sea en perjuicio del interés público; y
VI. Por revocación.

Capítulo V

Del Procedimiento Administrativo

Artículo 185. El procedimiento administrativo se ajustará a los principios de economía, celeridad, legalidad, defensa, publicidad, gratuidad y buena fe, y servirá para asegurar el mejor cumplimiento de los fines del Ayuntamiento, así como para garantizar los derechos e intereses legítimos de los gobernados.

Artículo 186. El procedimiento administrativo podrá iniciarse de oficio o a petición de parte interesada.

Artículo 187. Las promociones deberán hacerse por escrito en el que se precisará el nombre, denominación o razón social de quien o quienes promuevan, en su caso de su representante legal, domicilio para recibir notificaciones dentro del Municipio, así como nombre de la persona o personas autorizadas para recibirlas, la petición que se formula, los hechos o razones que dan motivo a la petición, el órgano administrativo a que se dirigen y lugar y fecha de su emisión, el escrito deberá ser firmado por el interesado o su representante legal, a menos que no sepa o no pueda firmar, caso en el cual se imprimirá su huella digital.
El promovente deberá adjuntar a su escrito los documentos que acrediten su personalidad, así como los que en cada caso sean requeridos en los ordenamientos respectivos.

Artículo 188. Los trámites deberán presentarse solamente en original, y sus anexos, en copia simple, en un tanto. Si el interesado requiere que se le acuse recibo, deberá adjuntar una copia para ese efecto. Todo documento original puede presentarse en copia certificada y éstos podrán acompañarse de copia simple, para cotejo, caso en el que se regresará al interesado el documento cotejado.

Artículo 189. Cuando los escritos que presenten los interesados no contengan los datos o no cumplan con los requisitos aplicables, la dependencia, unidad administrativa u organismo deberá prevenir a los interesados, por una sola vez, para que subsanen la omisión dentro del término que se establezca en el ordenamiento correspondiente, el cual no podrá ser menor de cinco días hábiles contados a partir de que haya surtido efectos la notificación. Transcurrido el plazo correspondiente sin que se desahogue la prevención, el trámite se desechará.

Artículo 190. Las actuaciones, escritos o informes que realicen la autoridad municipal o los interesados se redactarán en idioma español.
Cuando en un procedimiento existan varios interesados, las actuaciones se entenderán con el representante común, que al efecto haya sido designado, y en su defecto, con el que figure en primer término.

Artículo 191. Las actuaciones y diligencias administrativas se practicarán en días y horas hábiles. La autoridad podrá, de oficio o a petición de parte interesada, habilitar días inhábiles, cuando así lo requiera el asunto.

Artículo 192. En los plazos fijados por días no se contarán los inhábiles, salvo disposición en contrario. No se consideran días hábiles los sábados, los domingos, el 1° de enero; 5 de febrero; 21 de marzo; 1° y 5 de mayo; 1° y 16 de septiembre; 20 de noviembre; 1° de diciembre de cada seis años, cuando corresponda a la transmisión del poder ejecutivo federal, y el 25 de diciembre, así como los días en que tengan vacaciones generales las autoridades competentes o aquéllos en que se suspendan las labores.

Artículo 193. En los plazos establecidos por períodos se computarán todos los días; cuando se fijen por mes o por año se entenderá que el plazo concluye el mismo número de día del mes o año de calendario que corresponda, respectivamente; cuando no exista el mismo número de día en el mes de calendario correspondiente, el término será el primer día hábil del siguiente mes de calendario.
Si el último día del plazo o la fecha determinada son inhábiles o las oficinas ante las que se vaya hacer el trámite permanecen cerradas durante el horario normal de labores, se entenderá prorrogado el plazo hasta el siguiente día hábil.

Artículo 194. Para efecto de las notificaciones, citaciones, emplazamientos, requerimientos, visitas e informes, a falta de términos o plazos establecidos en los respectivos reglamentos para la realización de trámites, aquéllos no excederán de diez días. El órgano administrativo deberá hacer del conocimiento del interesado dicho plazo.

Artículo 195. Los interesados podrán solicitar se les expida a su costa, copia certificada del expediente administrativo en el que se actúa, salvo que se trate de asuntos en que exista disposición legal que lo prohíba.

Artículo 196. Las notificaciones podrán ser:
I. Personales;
II. Por cédula;
III. Por lista fijada en estrados;
IV. Por correo certificado; y
V. Por edictos.

Artículo 197. Ponen fin al procedimiento administrativo:
I. La resolución del mismo;
II. El desistimiento;
III. La renuncia al derecho en que se funde la solicitud, cuando tal renuncia no esté prohibida por el ordenamiento jurídico;
IV. La declaración de caducidad; y
V. El convenio de las partes, siempre y cuando no sea contrario al ordenamiento jurídico ni verse sobre materias que no sean susceptibles de transacción, y tengan por objeto satisfacer el interés público.

Artículo 198. Una vez recibidas las pruebas y rendidos los informes por las autoridades respectivas, se pasarán los autos para la resolución que corresponda.

Artículo 199. Las resoluciones deberán contener:
I. Lugar, fecha y autoridad que la suscribe;
II. La fijación de los actos o resoluciones impugnadas y la pretensión procesal de la parte actora;
III. El examen de todos los puntos controvertidos, salvo que la procedencia de uno de ellos sea suficiente para decretar la nulidad o invalidez del acto impugnado;
IV. El examen y valoración de las pruebas;
V. Los fundamentos legales en que se apoya para emitir la resolución definitiva; y
VI. Los puntos resolutivos en los que se reconozca la validez, se declare la nulidad o se ordene la modificación o reposición del acto impugnado y en su caso, la sanción que se imponga.

Artículo 200. Cuando otras leyes o reglamentos contengan procedimientos o recursos para substanciar o combatir actos específicos, dichos procedimientos o recursos se substanciarán de conformidad con lo que establezcan los ordenamientos respectivos, sin perjuicio de lo dispuesto en la Ley de los Municipios del Estado y el presente Bando.

Capítulo VI

Del Recurso de Revisión

Artículo 201. Los actos y resoluciones dictadas por el Ayuntamiento, por el Presidente o Presidenta Municipal, las dependencias, unidades administrativas y entidades de la Administración Pública Municipal, podrán ser impugnados mediante el Recurso de Revisión, cuando afecten intereses jurídicos de los particulares.

Artículo 202. El plazo para interponer el recurso de revisión será de diez días hábiles, contados a partir del día siguiente a aquél en que hubiere surtido efectos la notificación de la resolución que se recurra.

Artículo 203. El escrito de interposición del recurso de revisión deberá presentarse ante la autoridad municipal que emitió el acto impugnado, quién tendrá la obligación de remitir dicho recurso para que sea resuelto por el Ayuntamiento. Dicho escrito deberá expresar:
I. Nombre y domicilio del recurrente, para efectos de notificaciones;
II. La autoridad que realizó el acto o emitió la resolución impugnada, indicando con claridad en qué consiste;
III. El nombre del tercero perjudicado si lo hubiere;
IV. El acto que se recurre y fecha en que se le notificó o tuvo conocimiento del mismo;
V. Los agravios que se le causan;
VI. En su caso copia de la resolución o acto que se impugna y de la notificación correspondiente; y
VII. Las pruebas que ofrezca, que tengan relación inmediata y directa con la resolución o acto impugnado, debiendo acompañar las documentales con que cuente, incluidas las que acrediten su personalidad cuando se actúe en nombre de otro o de personas morales.

Artículo 204. Si el recurso fuere oscuro o le faltare algún requisito, la autoridad municipal deberá prevenir por escrito al recurrente, por una sola vez para que lo aclare, corrija o complete; apercibiéndole que de no subsanar las omisiones dentro del término de tres días hábiles, el recurso se tendrá por no interpuesto.

Artículo 205. La interposición del recurso suspenderá la ejecución del acto impugnado, cuando:
I. Lo solicite expresamente el recurrente;
II. Sea procedente el recurso;
III. No se perjudique al interés social o se contravengan disposiciones de orden público;
IV. No se cause daños o perjuicios a terceros, a menos que se garanticen éstos; y
V. Tratándose de multas, que el recurrente las garantice.
La autoridad deberá acordar, en su caso, la suspensión o la denegación de la suspensión dentro de los tres días hábiles siguientes a su interposición.

Artículo 206. La suspensión tendrá como efecto que las cosas se mantengan en el estado en que se encuentran, en tanto se pronuncia la resolución del recurso. Dicha suspensión podrá revocarse si se modifican las condiciones bajo las cuales se otorgó.

Artículo 207. Recibido el recurso de revisión, se correrá traslado a la autoridad demandada para que en el término de cinco días hábiles contados a partir de la notificación, dé contestación a la misma. Transcurrido dicho término, se haya dado o no contestación a la demanda, se abrirá un período de pruebas de cinco días hábiles, a efecto de que se desahoguen aquéllas que hayan ofrecido o admitido.

Artículo 208. La resolución del recurso se fundará en derecho y examinará todos y cada uno de los agravios hechos valer por el recurrente. Cuando uno de los agravios sea suficiente para desvirtuar la validez del acto impugnado, bastará con el examen de dicho punto.

Artículo 209. Concluido el período de pruebas, la autoridad, dentro del término de diez días hábiles, dictará resolución, la que podrá:
I. Desecharlo por improcedente o sobreseerlo;
II. Confirmar el acto impugnado;
III. Declarar la inexistencia, nulidad o anulabilidad del acto impugnado o revocarlo total o parcialmente; y
IV. Modificar u ordenar la modificación del acto impugnado o dictar u ordenar expedir uno nuevo que lo sustituya, cuando el recurso interpuesto sea total o parcialmente resuelto a favor del recurrente.

Artículo 210. El recurso se tendrá por no interpuesto y se desechará cuando:
I. Se presente fuera de plazo;
II. No se haya acompañado la documentación que acredite la personalidad del recurrente; y
III. No aparezca suscrito por quien deba hacerlo, a menos que se firme antes del vencimiento del plazo para interponerlo.

Artículo 211. Será sobreseído el recurso cuando:
I. El promovente se desista expresamente del recurso;
II. El agraviado fallezca durante el procedimiento, si el acto respectivo sólo afecta a su persona;
III. Durante el procedimiento sobrevenga alguna causa de improcedencia;
IV. Cuando hayan cesado los efectos del acto respectivo;
V. Por falta de objeto o materia del acto respectivo; y
VI. No se probare la existencia del acto respectivo.

Artículo 212. Será improcedente el recurso cuando:
I. Los actos o resoluciones no sean del orden municipal;
II. Los actos o resoluciones no afecten los intereses jurídicos del recurrente;
III. Los actos o resoluciones hayan sido consumados de un modo irreparable;
IV. Los actos o resoluciones sean consentidos expresamente, o por manifestaciones de voluntad que entrañen ese consentimiento;
V. Cuando hayan cesado los efectos generados por los actos o resoluciones recurridas; y
VI. En los demás casos en que la improcedencia resulte de alguna disposición de la ley.

Artículo 213. Contra le resolución que recaiga al recurso de revisión, procede el juicio contencioso administrativo ante la Sala Constitucional y Administrativa del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

Título Décimo

DE LA ORGANIZACIÓN DE LAPOLICIA MUNICIPAL PREVENTIVA

Capítulo I

De la organización

Articulo 214. El Presente reglamente es de orden público, observancia de interés general, obligatorio para los elementos de la policía preventiva, Transito, Bomberos y policía de Atención Pre hospitalaria del municipio de José María Morelos, del estado de Quintana Roo y tiene por objeto establecer la estructura orgánica, las relaciones jurídicas y jerárquicas, las funciones, los principios normativos disciplinarios, prestaciones, estímulos y recompensas de la dirección de la policía municipal preventiva así como regular las funciones y procedimientos de los órganos colegiados que forman parte de la misma.

Articulo 215. La policía municipal preventiva, tiene a su cargo el ejercicio de las facultades y despacho de los asuntos de su competencia que le encomiendan las leyes y demás ordenamientos jurídicos aplicables, así como de las autoridades estatales en materia de Seguridad Pública, estará conformada por los siguientes cuerpos de policía:
I. Policía preventivo.
II. Policía de transito
III. Policía de bomberos
IV. Policía de atención pre hospitalaria.
V. Y demás cuerpos especializados que se crean conforme a las leyes y normas en la materia.

Articulo 216. Las características y uso de los uniformes, así como de las insignias, medallas, divisas, gafetes, mangos, escudos, colores y forma que lo distingan, se especificaran en el manual de normas mínimas de uniformes, insignias y divisas para el personal de la Policía Estatal Preventiva y Municipal en el Estado.

Artículo 217. El Municipio de acuerdo con sus posibilidades presupuestarias, establecerá el número de uniformes que corresponderá a sus miembros, así como la periodicidad con que los mismos serán dotados.

Articulo 218. Para ser comisionado de la policía municipal preventiva deberá cumplir con los siguientes requisitos:
I. Ser ciudadano quintanarroense o que tenga cuando menos 15 años de residir en el estado.
II. Tener un modo de honesto de vivir.
III. Tener más de 30 años de edad.
IV. Ser de conocida capacidad y probidad y contar como mínimo cinco años de experiencia en áreas de seguridad Pública.
V. Acreditarse en áreas afines a la Seguridad Pública; preferentemente de carrera policial con servicio ininterrumpido.
VI. Gozar de buena salud; y
VII. Aprobar exámenes psicológicos y Toxicológicos.

Articulo 219. Para el cumplimiento de sus funciones y atribuciones, así como para el desarrollo de sus operaciones, en cuanto a la política, dirección y disciplina, la policía municipal preventiva contara con las jerarquías de mando siguientes:
1. Directivos
a) Comisionados
2. Mandos Medios
a) Oficial
b) Sub Oficial
3. Clases
a) Policias primero
b) Policía segundos
c) Policias terceros y,
d) Razos

Capitulo 220. La policía Municipal Preventiva, contara con los órganos colegiados siguientes:
A) Comisión de honor y justicia.
B) Comité del servicio de carrera policial.
C) Consejo de participación ciudadana
Los órganos a que se refieren los incisos anteriores, se regirán por las disposiciones correspondientes de la presente norma.

Capítulo II
De las facultades y obligaciones del Comisionado

Artículo 221. Son obligaciones del Comisionado de seguridad Pública:
I. Dictar las medidas tendientes a garantizar la prevención, el mantenimiento y el restablecimiento del orden, así como la Seguridad Pública en el Municipio;
II. Ordenar y ejecutar líneas de investigación para obtener, analizar, estudiar y procesar información conducentes a la prevención de delitos;
III. Ejecutar los lineamientos y políticas, bajo los cuales la institución proporcionara los uniformes, datos y cooperación técnica y operativa que sean requeridas por autoridad competente;
IV. Dictar la política operativa, normativa y funcional, así como los programas que deben seguir las unidades y/o cuerpos especializados de la institución.
V. Proporcionar la información requerida por las autoridades de la Secretaría Seguridad Pùblica Estatal, necesaria para la evaluación y diseño de la política de seguridad pùblica a cargo del estado.
VI. Representar legalmente a la institución, en su carácter de autoridad en materia policial, conforme a la legislación aplicable.
VII. Resolver en acuerdo con su inmediato superior, dudas que se susciten internamente sobres las competencias de las unidades, direcciones, grupos o agrupamientos de la institución, con motivo de la interpretación o aplicación del presente reglamento y sobre las instituciones no previstas en el mismo, así como establecer los lineamientos y procedimientos conforme a los cuales deben actuar.
VIII. Proponer al presidente municipal, la ubicación de la sede oficial de la institución, de los sectores y destacamentos, y la ubicación de las oficinas de la institución en el territorio del municipio;
IX. Vigilar que el comité del servicio de carrera policial cumpla con las disposiciones del servicio estatal de carrera de la policía preventiva;
X. Y remoler, previo acuerdo con el presidente municipal, a los servidores públicos de la institución, en términos de ley, el presente reglamento, el manual de las normas del servicio estatal de carrera policial y demás disposiciones aplicables.
XI. Suscribir las constancias de grado a los integrantes mediante el procedimiento establecido en el manual respectivo.
XII. Someter a consideración del Presidente Municipal, la expedición de los manuales que se deriven del presente reglamento.
XIII. Auxiliar a las autoridades federales, estatales y municipales, en el cumplimiento de sus atribuciones, cuando a si lo requieran y sea procedente, previa autorización del Secretario de Seguridad Pùblica Estatal y/o del presidente municipal.
XIV. Diseñar y coordinar los mecanismos de enlace e intercambio de información institucional con autoridades, estatales y municipales.
XV. Diseñar las políticas de seguridad en cuanto al manejo de información y coordinar los mecanismos de control de la misma.
XVI. Fungir como enlace de la institución con otras corporaciones policíacas de la entidad, de otras entidades federativas y municipios.
XVII. Proponer al presidente municipal los nombramientos de los comisarios de sección.
XVIII. Las demás que le confieren el presidente municipal y las disposiciones leyes y reglamentarias aplicables.

(sic) Capitulo 222. Son facultades del Comisario General de la policía Municipal Preventiva:
I. Establecer y coordinar los sistemas de información que se requieran para apoyar tareas y actividades de la institución, con pleno respeto y coordinación con las autoridades federales, estatales y municipales en materia de seguridad pùblica.
II. Captar, requerir coordinar, intercambiar y procesar la información, así como realizar los estudios y proyectos para el legal cumplimiento y operatividad de la institución.
III. Acordar directamente con el comisionado el despacho de los asuntos del comisario general, así como los que le sean propuestos en términos del presente reglamento;
IV. Mantener informado el comisionado de la situación de la Seguridad Pùblica en el Municipio;
V. Diagnosticar permanentemente la situación de la seguridad pùblica, en las vías de comunicación, zonas, áreas de propiedad, protección y en general, todos aquello lugares del territorio sujetos a la jurisdicción municipal conforme a las leyes respectivas;
VI. Elaborar los programas de desarrollo estratégico de la institución y establecer los mecanismos para su ejecución, supervisión y actualización;
VII. Planear y programar las operaciones de servicios de la institución, adecuado y estableciendo los sistemas que permitan su óptimo desarrollo, así mismo, elaborar planes de contingencia para casos específicos de seguridad pùblica, que apoyen y orienten el comisionado en la toma de decisiones.
VIII. Analizar y evaluar los resultados que en sus distintas etapas produzcan las acciones de la institución, así como interpretar sus logros para efectos de mantener actualizados los programas de seguridad pùblica establecidos;
IX. Proponer al comisionado las distribuciones del personal de la institución y de las unidades e instalaciones en el territorio municipal.
X. Coordinar la correcta administración de recursos humanos y materiales, por parte de las aéreas correspondientes para la ejecución de los operativos que realicen las unidades de la institución y supervisarlos, desde su inicio hasta su evaluación, manteniendo informado sobre el desarrollo del operativo al comisionado.
XI. Transformar las decisiones y directivas del comisionado en ordenes y supervisar su estricto cumplimiento;
XII. Divulgar entre los integrantes los criterios normativos que sustentan la doctrina institucional;
XIII. Someter a la consideración del comisionado los planes, manuales e instructivos de la institución;
XIV. Realizar ante las autoridades competentes los trámites necesarios para obtener los permisos y licencias que se requieran para el cumplimiento de los objetivos de la institución.
XV. Autorizar la elaboración de credenciales derivadas de la Licencia Oficial colectiva de portación de armas y que se asimilan a licencias individuales;
XVI. Dar seguimiento a los acuerdos derivados de la firma de convenios de colaboración con otras autoridades suscritos por la institución;
XVII. Las demás que le encomiende el comisionado.

Artículo 223. Son facultades de los Comisarios de Sección.
I. Acordar con el comisionado del despacho de los asuntos de la unidad administrativa de su adscripción.
II. Implementar un sistema permanente de mantenimiento en la calidad de las actividades y servicios encomendados a su área.
III. Elaborar y mantener actualizados, en términos de programa de desarrollo estratégico los manuales de organización y procedimientos correspondientes a cada uno de sus aéreas.
IV. Elaborar el programa operativo anual de su área.
V. Elaborar y actualizar las estadísticas y el análisis de los asuntos a su cargo.
VI. Proponer al titular del Instituto de Profesionalización de la Seguridad Pùblica, los programas de formación capacitación específica y especialización que requieren los integrantes adscritos a su unidad administrativa.
VII. Certificar copias de los documentos que obran en el archivo de la unidad a su cargo y.
VIII. Rendir los informes que soliciten las autoridades judiciales y administrativas respecto a las funciones encomendadas, así como los relativos a los juicios de amparo.
IX. Las demás que lo confieran otras disposiciones legales aplicables o aquellas que le encomiende el comisionado.

Artículo 224. Son facultades de los Comisarios de Área y agrupamientos, de la policía municipal, así como de los elementos:
I. Realizar acciones preventivas tendientes a preservar, mantener y restablecer el orden, la tranquilidad y la seguridad pùblica en la entidad, con estricto apego a los derechos humanos.
II. La vigilancia, seguridad y protección del municipio y sus habitantes, concurrentes con los ayuntamientos vecinos.
III. Prevenir la comisión de hechos delictuosos e infracciones administrativas, así hacer observar las buenas costumbres y el respeto a la moral social.
IV. Proteger al municipio y a sus habitantes en su persona, bienes y derechos contra cualquier comportamiento individual o colectivo proveniente de conductas desviadas o antisociales.
V. Participar en operativos de coordinación con otras corporaciones policiales, así como brindarles, en su caso, el apoyo que conforme a derecho proceda.
VI. Brindar auxilio de la fuerza pùblica al poder judicial del estado, a la procuraduría general de justicia y demás autoridades federales, estatales y municipales, cuando así lo requieran por oficio y resulte necesario para el debido ejercicio de sus funciones, siempre y cuando la disponibilidad de elementos policiacos lo permita.
VII. Utilizar adecuadamente las armas, vehículos, instalaciones e instrumentos permitidos por la ley, necesarios para garantizar la prudente efectividad de sus funciones
VIII. Cumplir y hacer cumplir las disposiciones de este reglamento, del bando de policía y buen gobierno del municipio y demás ordenamientos aplicables solicitando cuando fuere necesario para este fin, el auxiliar y colaboración de otras autoridades.
IX. Acordar con el comisionado los asuntos de la unidad administrativa de su adscripción
X. Implementar un sistema permanente de mantenimiento en la calidad de las actividades y servicios encomendados a su área.
XI. Elaborar y mantener actualizados, en términos de programa de desarrollo estratégico los manuales de organización y procedimientos correspondientes a cada uno de sus aéreas.
XII. Elaborar el programa operativo anual de su área.
XIII. Elaborar y actualizar las estadísticas y el análisis de los asuntos a su cargo
XIV. Proporcionar al titular del instituto de profesionalización de la seguridad pública a través del comisario general los programas de formación capacitación específica y especialización que requieran los integrantes adscritos a su unidad administrativa.
XV. Certificar copias delos documentos que obran en el archivo de la unidad a su cargo y
XVI. Las demás que los confieran otras disposiciones legales aplicables o aquellas que las encomendadas por el comisionado o el inmediato superior de quien dependan.

Artículo 225. Son facultades del comisario de la policía de transito, así como de sus elementos:-
I. Garantizar, mantener y establecer el orden y la paz publica, salvaguardar la integridad de las personas y prevenir la comisión de delitos, todo ello dentro de su ámbito espacial de competencia, es decir, en los tramos carreteros y caminos de jurisdicción municipal, entendiendo por tales aquellas extensiones de terreno que conforman los propios caminos y carreteras, sus márgenes, así como los alrededores de los mismos, conforme lo establecen las leyes.
II. Realizar operativos de vigilancia, seguridad y protección de carreteras y caminos de jurisdicción municipal.
III. Practicar detenciones o aseguramientos en los casos de flagrancia, en los términos de ley y poner a disposición de las autoridades ministeriales o administrativas competentes, a las personas detenidas o los bienes que se hayan asegurado o que estén bajo su custodia, con estricto cumplimiento de los plazos constitucionales y legales establecidos
IV. Aplicar el programa de vialidad del municipio, en los tramos carreteros y caminos de jurisdicción municipal.
V. Ejecutar los operativos de transito de vehículos en las carreteras y caminos de jurisdicción municipal.
VI. Levantar las infracciones que correspondan, en los formatos que al respecto se emitan, por violaciones a las disposiciones del reglamento de transito del estado y municipio y demás ordenamientos legales relativo al uso y transito de vehículos en los caminos y carreteras de jurisdicción municipal, remitiéndolos al órgano correspondiente para su tramite respectivo.
VII. Informar a las autoridades competentes, los hechos ocurridos en caso de accidentes de tránsito en caminos y carreteras federales o estatales, rindiendo al efecto el parte informativo correspondiente.
VIII. Establecer los lugares para custodia de los vehículos involucrados en accidentes de tránsito en caminos y carreteras municipales, así como retirar de éstos, los vehículos que entorpezcan la circulación, llevándolos al sitio designado al efecto.
IX. Ordenar, controlar y dirigir el tránsito y vialidad de vehículos en las vías públicas, avenidas, calzadas, calles, plazas y parques destinados para tal efecto, y atribuciones de los ayuntamientos en esta materia.
X. Conducir y regular el tránsito de peatones y vehículos de motor, de tracción animal, y demás objetos rodantes, que circulen en las vías públicas, avenidas, calzadas, calles, plazas y parques, mediante disposiciones de seguridad vial, de acuerdo a las atribuciones de los ayuntamientos en esta materia.
XI. Ejecutar el programa de vialidad municipal en las vías públicas, avenidas, calzadas, calles, plazas y parques, en los municipios.
XII. Aplicar de manera estricta el reglamento de tránsito del municipio en las vías públicas como avenidas, calzadas, calles, plazas y parques, a través de los agentes respectivos.
XIII. Expedir las licencias de manejo y demás autorizaciones relativas al tránsito y vialidad de vehículos en el municipio.
XIV. Instrumentar la instalación de semáforos, señalamientos restrictivos, preventivos e informativos.
XV. Calificar las infracciones y atender las cuestiones legales que sean conducentes.
XVI. Realizar estudios de ingeniería vial y señalización, respetando la autonomía y atribuciones de los ayuntamientos en esta materia.
XVII. Impartir cursos de seguridad y educación vial, encaminados a fomentar una cultura cívica de respeto a las disposiciones que regulan la materia.
XVIII. Difundir campañas de prevención de accidentes de tránsito.
XIX. Suministrar y controlar las boletas de infracción personal correspondientes y de atención al público usuario, así como la demás documentación relativa.
XX. Ejercer el control y devolución de los documentos y bienes retenidos a los infractores.
XXI. Participar en operativos de coordinación con otras corporaciones policiales, así como brindarles, en su caso, el apoyo que conforme a derecho proceda.
XXII. Auxiliar a funcionarios del poder judicial, del ministerio público y demás autoridades cuando estas lo requieran por oficio y resulte necesario para el debido ejercicio de sus funciones, siempre y cuando la disponibilidad de elementos policíacos lo permita.
XXIII. Colaborar con los servicios de protección civil en casos de calamidades públicas, situaciones de alto riesgo o desastres por causas naturales, cuando las autoridades competentes lo soliciten.
XXIV. Utilizar adecuadamente las armas, vehículos, instalaciones e instrumentos permitidos por la ley, necesarios para garantizar la prudente efectividad de sus funciones.
XXV. Rendir los informes que soliciten las autoridades judiciales y administrativas respecto a las funciones encomendadas, así como los relativos a los juicios de amparo.
XXVI. Cumplir y hacer cumplir las disposiciones de este reglamento y demás ordenamientos aplicables, solicitando cuando fuere necesario para este fin, el auxilio y colaboración de otras autoridades.
XXVII. Las demás que determinen los ordenamientos aplicables.

Artículo 226. El mando directo de la Policía de Tránsito, corresponde al subdirector del área, a quien le compete la observancia de lo previsto en la fracción XXV del artículo anterior.
El inspector de la Policía de Tránsito tendrá las delegaciones de tránsito, departamentos de licencias, los departamentos de infracciones, departamentos de mantenimiento, departamentos de ingeniería y departamentos de educación vial, que autorice el presupuesto.
El Subdirector de la Policía de Tránsito deberá hacer observar, dentro de la corporación a su cargo, la disciplina, eficiencia y moralidad en el servicio de policía, a través de correctivos disciplinarios que podrá aplicar a los policías que infrinjan estos principios, sin responsabilidad alguna.

Artículo 227. Corresponde a la coordinación de la policía de bomberos y emergencias medicas:
I. Coordinar, vigilar y operar lo relativo a la prevención y restablecimiento de zonas afectadas, en caso de desastre;
II. Recabar, integrar y sistematizar la información que facilite el estudio y análisis sobre desastres o siniestros que afecten a la población, así como su atención oportuna;
III. Formular y promover mecanismos de coordinación en materia de prevención y atención de desastres o siniestros, con autoridades Federales, del Distrito Federal, de otros Estados y de los Municipios, así como también con los sectores social y privado;
IV. Establecer los procedimientos para diagnosticar los riesgos que puedan afectar a la población;
V. Elaborar y ejecutar programas de difusión y capacitación dirigidos a los diversos sectores de la población con el objeto de prevenir y enfrentar contingencias, emergencias y desastres;
VI. Integrar y coordinar los sistemas operativos que se requieran para la atención adecuada y oportuna de contingencias, emergencia y desastres, así como los apoyos que proporcionen los sectores público, social y privado;
VII. Coordinar el funcionamiento del servicio;
VIII. Integrar los atlas, directorios e inventarios correspondientes a personas, instituciones, bienes y servicios disponibles que se requieran para prevenir y atender contingencias, emergencia o desastres en áreas y actividades de riesgo;
IX. Efectuar verificaciones sobre condiciones de seguridad en inmuebles e instalaciones de carácter público y privado donde acuda la población, así como aplicar las sanciones que correspondan;
X. Identificar y adoptar modelos de medición y simulación de contingencias, emergencias o desastres;
XI. Coordinar los dispositivos para atender las situaciones de emergencia que alteren el orden público;
XII. Proponer al Comisionado la normatividad en materia de prevención y atención de contingencias, emergencias y desastres; y
XIII. Las demás que le señalen otros ordenamientos legales y las que le encomiende el Comisionado.

Título Décimo Primero
DE LOS DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS POLICIAS

Artículo 228. La relación jurídica entre el policía y la corporación se rige por los artículos 123, fracción XIII del apartado B y 115 fracción VIII, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como por las leyes orgánicas, reglamentarias y las demás disposiciones administrativas estatales, que se emitan con arreglo a los ordenamientos constitucionales citados.

Capítulo I
De los Derechos

Artículo 229.- El policía tendrá los siguientes derechos dentro del servicio:
I. Recibir el nombramiento como elemento de la corporación el que debe de contener como mínimo: grado, cargo, remuneración, entre otros
II. Estabilidad y permanencia en el servicio en los términos y bajo las condiciones que prevén las bases generales y los procedimientos al servicio estatal de carrera policial y demás disposiciones aplicables;
III. Percibir las remuneraciones correspondientes a su cargo, además de los estímulos que se prevean y demás prestaciones, de acuerdo a la ley;
IV. Ascender a una categoría, jerarquía o grado superior cuando haya cumplido con los requisitos para el desarrollo y promoción, del servicio estatal de carrera policial;
V. Recibir gratuitamente formación inicial, continua y especializada para el mejor desempeño de sus funciones;
VI. Ser evaluado por segunda ocasión, previa la capacitación correspondiente, cuando en alguna evaluación no haya resultado aprobado, en los términos previstos en los procedimientos de los sistema de formación inicial, continua y especializada, del servicio estatal de carrera policial;
VII. Promover los medios de defensa que establece el procedimiento de recursos e inconformidad, contra las resoluciones emitidas por la comisión de honor;
VIII. Sugerir a la comisión estatal de carrera policial, las medidas que estime pertinentes para el mejoramiento del servicio, por conducto de sus superiores y en ejercicio del derecho de petición;
IX. Percibir prestaciones acordes con las características del servicio, su categoría, jerarquía o grado, de conformidad con el presupuesto asignado a la corporación y demás normas aplicables;
X. Gozar de las prestaciones de seguridad social que el municipio establezca;
XI. Gozar de un trato digno y decoroso por parte de sus subalternos y superiores jerárquicos;
XII. Recibir el equipo de trabajo necesario y sin costo alguno;
XIII. Recibir atención médica de urgencia sin costo alguno, cuando sea lesionado con motivo o durante el ejercicio de sus funciones;
XIV. Gozar de los beneficios que establezca el procedimiento relativo a la separación y retiro, del servicio estatal de carrera policial;
XV. Gozar de permisos y licencias en términos de las disposiciones aplicables;
XVI. Recibir asesoría jurídica cuando en ejercicio de sus funciones se vea involucrado en algún problema legal;
XVII. Recibir apoyo de sus compañeros y superiores, cuando con motivo del ejercicio de sus funciones su vida se encuentre en peligro;
XVIII. Negarse a cumplir ordenes ilegales, y
XIX. Los demás que establezcan las disposiciones aplicables y todos los procedimientos del servicio.


Capítulo II
De las obligaciones


Artículo 230. La institución exige de sus integrantes el más estricto cumplimiento del deber, salvaguardando la integridad y los derechos de las personas previniendo la comisión de los delitos, y preservando las libertades como el orden y la paz públicos.

Artículo 231. De conformidad con el artículo 21 constitucional para que la actuación de los elementos se sujete a los principios de legalidad, eficiencia, profesionalismo y honradez, deberán cumplir las obligaciones siguientes:
I. Conducirse siempre con dedicación y disciplina, apego al orden jurídico y respeto a los derechos humanos;
II. Prestar auxilio a las personas amenazadas por algún peligro o que hayan sido víctimas de algún delito, así como brindar protección a sus bienes y derechos. Su actuación será congruente, oportuna y proporcional al hecho;
III. Cumplir sus funciones con absoluta imparcialidad, sin discriminar a persona alguna por su raza, religión, sexo, condición económica o social, preferencia sexual, ideología política o por algún otro motivo;
IV. Abstenerse en todo momento y bajo cualquier circunstancia de inflingir, tolerar o permitir actos de tortura u otros tratos o sanciones crueles, inhumanos o degradantes, aun cuando se trate de una orden superior o se argumenten circunstancias especiales, tales como amenaza a la seguridad pública, urgencia de las investigaciones o cualquier otra; al conocimiento de ello, lo denunciará inmediatamente ante la autoridad competente;
V. Observar un trato respetuoso con todas las personas, debiendo abstenerse de todo acto arbitrario y de limitar indebidamente las acciones o manifestaciones que, en ejercicio de sus derechos constitucionales y con carácter pacífico realice la población;
VI. Desempeñar su misión sin solicitar ni aceptar compensaciones, pagos o gratificaciones distintas a las previstas legalmente;
VII. En particular se opondrán a cualquier acto de corrupción, sujetándose a los principios de legalidad, eficiencia, profesionalismo y honradez;
VIII. Abstenerse de realizar detención arbitraria de persona alguna sin cumplir con los requisitos previstos en los ordenamientos constitucionales y legales aplicables.
IX. En relación con lo anterior no deberán en ningún caso detener injustificadamente a ninguna persona en acciones de revisión o vigilancia rutinaria, por denuncias anónimas o por presumir marcado nerviosismo o actitud sospechosa;
X. Velar por la vida e integridad física de las personas detenidas en tanto se ponen a disposición de la autoridad competente local o federal;
XI. Participar en operativos de coordinación con otras corporaciones policiales, así como brindarles, en su caso, el apoyo que conforme a derecho proceda;
XII. Obedecer las órdenes de los superiores jerárquicos y cumplir con todas sus obligaciones, siempre y cuando sea conforme a derecho, y
XIII. Preservar el secreto de los asuntos que por razón del desempeño de su función conozcan, con las excepciones que determinen las leyes, y
XIV. No serán sancionados los policías que se nieguen a cumplir órdenes ilegales.

Artículo 232. Además de las obligaciones antes referidas los policías deberán observar lo siguiente:
I. Ejercer su función en plena observancia de la constitución de los Estados Unidos Mexicanos, la Constitución del Estado libre y soberano de Quintana Roo, el bando de policía y buen gobierno del municipio de José María Morelos así como con apego al orden jurídico respetando los derechos humanos amparados por éste, los tratados internacionales en que los estados unidos mexicanos sea parte, así como las normas que rigen sus actuaciones;
II. Conducirse siempre con dedicación y disciplina, sujetándose a los principios de la jerarquía y subordinación. En ningún caso, la obediencia debida podrá amparar órdenes que entrañen la ejecución de actos que manifiestamente constituyan delito o falta administrativa;
III. En el ejercicio de sus funciones deberá actuar con la decisión necesaria, sin demora cuando de ello dependa evitar un daño grave, inmediato e irreparable; rigiéndose al hacerlo por los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad en la utilización de la fuerza por los medios a su alcance;
IV. Solamente deberá utilizar las armas en las situaciones en que exista un riesgo racionalmente grave para su vida, su integridad física o la de terceras personas, o en aquellas circunstancias que puedan suponer un grave riesgo para la seguridad ciudadana y de conformidad con los principios a que se refiere la fracción anterior;
V. Participar en las evaluaciones establecidas para su permanencia y desarrollo en el servicio;
VI. Participar en los programas de formación obligatoria a que se refieren los procedimientos de formación inicial y formación continua y especializada, sin menoscabo de otras condiciones de desempeño que deba cubrir, en los términos que establezca su nombramiento;
VII. Conocer la escala jerárquica de la corporación, debiendo guardar a los superiores, subordinados o iguales el respeto y la consideración debidos;
VIII. Fomentar la disciplina, responsabilidad, decisión, integridad, espíritu de cuerpo y profesionalismo, en sí mismo y en el personal bajo su mando;
IX. Responder, sobre la ejecución de las órdenes directas que reciba, de su superior jerárquico, respetando la linealidad del mando;
X. Portar su identificación oficial así como los uniformes, insignias y equipo reglamentario que le ministre la corporación, mientras se encuentre en servicio;
XI. Mantener en buen estado el armamento, material, municiones y equipo que se le asigne con motivo de sus funciones, haciendo uso racional de ellos sólo en el desempeño del servicio. El uso de las armas se reservará exclusivamente para actos del servicio que así lo demanden;
XII. Preservar las pruebas e indicios de probables hechos delictivos o de faltas administrativas de forma que no pierdan su calidad probatoria y se facilite la correcta tramitación del procedimiento correspondiente;
XIII. Registrar en una libreta de memorias todos los datos de importancia que incidan en las actividades, investigaciones o indagaciones que realice;
XIV. Entregar, al superior de quien dependa, un informe escrito de sus actividades en las misiones encomendadas, no importando su índole. Lo ejecutará en la periodicidad que las instrucciones o los manuales operativos señalen. Este informe deberá elaborarse en el apego más estricto a las actividades realizadas y a los hechos ocurridos;
XV. Remitir a la instancia que corresponda la información recopilada, en el cumplimiento de sus misiones o en el desempeño de sus actividades, para su análisis y registro. Asimismo, entregar la información que le sea solicitada por otras áreas de la corporación, para substanciar procedimientos jurisdiccionales o administrativos;
XVI. Abstenerse de sustraer, ocultar, alterar o dañar información o bienes en perjuicio de la corporación;
XVII. Abstenerse de disponer de los bienes asegurados para beneficio propio o de terceros;
XVIII. Apoyar, junto con el personal bajo su mando, a las autoridades que así se lo soliciten en caso de investigación y persecución de delitos, así como en situaciones de grave riesgo, catástrofes o desastres;
XIX. Prestar apoyo en la investigación y acciones contra la delincuencia organizada;
XX. Realizar aseguramientos que procedan, privilegiando la persuasión, cooperación o advertencia, con el fin de mantener la observancia de la ley y restaurar el orden y la paz públicos;
XXI. Proporcionar al público su nombre cuando se lo solicite y mostrar su identificación de manera respetuosa y cortés en el desempeño de su servicio;
XXII. Informar a su superior jerárquico, a la brevedad posible, las omisiones, actos indebidos o constitutivos de delito, de sus subordinados o iguales en categoría jerárquica. Tratándose de actos u omisiones de un superior jerárquico deberá informarlo al superior jerárquico de éste;
XXIII. Abstenerse de introducir a las instalaciones de la corporación bebidas embriagantes, sustancias psicotrópicas, estupefacientes u otras sustancias adictivas de carácter ilegal, prohibido o controlado, salvo cuando sean producto de detenciones, cateos, aseguramientos u otros similares, y que previamente exista la autorización correspondiente;
XXIV. Abstenerse de consumir, dentro o fuera del servicio, sustancias psicotrópicas, estupefacientes u otras sustancias adictivas de carácter ilegal, prohibido o controlado, salvo los casos en que su consumo sea autorizado mediante prescripción médica, avalada y certificada por los servicios médicos de la corporación;
XXV. Abstenerse de presentarse a prestar sus servicios, bajo el influjo de bebidas embriagantes y de consumirlas en las instalaciones de la corporación o en actos del servicio;
XXVI. Abstenerse de convocar o participar en cualquier práctica de inconformidad, rebeldía o indisciplina en contra del mando o alguna otra autoridad;
XXVII. Ejercer sus funciones y atribuciones en correspondencia con el mando, categoría jerárquica o grado y cargo que ostente;
XXVIII. Expedir por escrito las órdenes cuando lo solicite un subalterno, con objeto de salvaguardar la seguridad de éste, por la naturaleza de las mismas. Esta solicitud deberá formularse dentro de la disciplina y subordinación debida;
XXIX. Abstenerse de emitir órdenes que menoscaben la dignidad de quien las reciba, o que sean contradictorias, injustas o impropias;
XXX. Abstenerse de realizar conductas que desacrediten su persona o la imagen de la corporación, dentro o fuera del servicio;
XXXI. Identificar los indicadores de delitos con mayor incidencia, para instrumentar las acciones que correspondan;
XXXII. No permitir que personas ajenas a la corporación realicen actos inherentes a las atribuciones que tenga encomendadas. Asimismo, no podrá hacerse acompañar de dichas personas al realizar actos del servicio, y
XXXIII. Abstenerse de asistir uniformado a bares, cantinas, centros de apuestas y juegos, o prostíbulos u otros centros de este tipo, sino media orden expresa para el desempeño de funciones o en casos de flagrancia, y
XXXIV. Las demás que determine el comisionado y la comisión estatal del servicio de carrera policial en apego a las disposiciones aplicables.
El incumplimiento de las obligaciones previstas en el artículo anterior será sancionado mediante los actos de autoridad previstos en el apartado de separación y retiro de este reglamento, según lo determine la comisión de honor y justicia.

Título Décimo Segundo
DE LA REMUNERACIONES, LICENCIAS, ESTÍMULOS Y PRESTACIONES DE LA POLICIA

Capítulo I. De la Remuneración

Artículo 233. El municipio cubrirá a sus elementos una remuneración económica por los servicios efectivamente prestados.

Artículo 234.- La compensaciones que se asigne en los tabuladores para cada puesto, constituirá el total que debe pagarse al elemento a cambio de los servicios prestados, sin perjuicio de otras prestaciones ya establecidas o que se establezcan.

Artículo 235. La remuneración será uniforme para cada uno de los puestos consignados y se fijará en los tabuladores, quedando comprendidos en el presupuesto de egresos de la hacienda municipal.

Artículo 236. La cuantía de la remuneración uniforme fijada en los términos del artículo anterior no podrá ser disminuida durante la vigencia del presupuesto de egresos referidos, pero podrá incrementarse en los términos que fije el municipio.

Artículo 237. Por cada 5 años de servicios efectivos prestados, hasta llegar a 25, los integrantes tendrán derecho al pago de una prima como complemento de su remuneración. En el presupuesto de egresos correspondiente, se fijará oportunamente el monto o proporción de dicha prima.

Artículo 238. Los pagos se efectuarán cada 15 días en el lugar en que los elementos presten sus servicios y se harán precisamente en moneda del curso legal, ya sea en efectivo o en depósito bancario.

Artículo 239.- Sólo podrán hacerse retenciones, descuentos o deducciones a la remuneración de los elementos cuando se trate:
I. De los descuentos que se deriven del sistema de seguridad social que el municipio adopte para tal fin;
II. De los descuentos ordenados por autoridad judicial, que fueren ordenados al elemento;
III. Del pago de abonos para cubrir préstamos provenientes del sistema de seguridad social adoptado, y
IV. De aportaciones a seguros que se contraten y consienta expresamente el elemento.
Los descuentos señalados en los incisos III y IV deberán haber sido aceptados libremente por el elemento y no podrán exceder del 20 por ciento de la remuneración.
El monto total de los descuentos no podrá exceder del 30 por ciento del importe de la remuneración total.

Articulo 240. En el caso de lesiones sufridas en el desempeño de sus funciones, el pago de la remuneración se hará de acuerdo a las disposiciones legales del sistema de seguridad social adoptado.

Artículo 241. Los elementos que tengan más de 6 meses consecutivos de servicio disfrutarán de 2 periodos anuales de vacaciones, de 10 días hábiles cada uno, en las fechas que se señalen al efecto; pero en todo caso se dejarán guardias para el ejercicio de la función policial.

Artículo 242. Los elementos que disfruten de sus periodos vacacionales, percibirán una prima adicional que acuerde la corporación, en los términos de la disponibilidad presupuestal.

Artículo 243.- Cuando un elemento no pudiere disfrutar de las vacaciones en los periodos señalados, por necesidades del servicio, disfrutará de ellas durante los 10 días siguientes a la fecha en que haya desaparecido la causa que impidiere el disfrute de ese derecho. Pero en ningún caso los elementos que presten sus servicios en periodos de vacaciones tendrán derecho a doble pago por ese concepto.
Las vacaciones no serán acumulables entre periodos ni con licencias. El personal que no las disfrute perderá el derecho a éstas, cuando haya transcurrido un año a partir del día en que adquirió el derecho de disfrutar de las vacaciones.

Artículo 244. Cuando los elementos se encuentren disfrutando de vacaciones y sea necesaria su presencia, las suspenderán y las retomará cuando desaparezca la causa que motivó la suspensión.

Capítulo III
De las licencias

Artículo 245. Licencia es el periodo de tiempo con permiso para la separación del servicio, para el arreglo de problemas, contingencias y todo imprevisto que requiera la presencia del elemento.

Artículo 246. Las mujeres disfrutarán de 1 mes de descanso antes de la fecha que aproximadamente se fije para el parto, y de otros 2 después del mismo. Durante la lactancia tendrán 2 descansos extraordinarios por día, de 1 hora cada uno para amamantar a sus hijos.

Artículo 257. Las licencias que se concedan a los elementos son las siguientes:
I. Ordinaria;
II. Extraordinaria, y
III. Por enfermedad.

Artículo 258. La licencia ordinaria es la que se concede a solicitud del elemento, de acuerdo con las necesidades del servicio y por un lapso de un día a seis meses para atender asuntos personales, y estará sujeta a las siguientes reglas:
I. Sólo podrá ser concedida por los superiores, con la aprobación del comisionado de la Policía Municipal Preventiva, y
II. En las licencias mayores de 5 días el personal dejará de recibir sus percepciones.

Artículo 259. Licencia extraordinaria es la que se concede a solicitud del elemento y a juicio del comisionado para separarse del servicio activo para desempeñar exclusivamente cargos de elección popular, no teniendo durante el tiempo que dura la misma, derecho a recibir percepciones de ninguna índole ni a ser promovido.

Artículo 260. La licencia por enfermedad se regirá por las disposiciones legales aplicables.

Artículo 261. Para cubrir el cargo del elemento que obtenga licencia, se nombrará a otro elemento que actuará de manera provisional. La designación del elemento que ocupará dicho cargo se realizará conforme a las disposiciones reglamentarias de la corporación.

Artículo 262. Los elementos podrán separarse voluntariamente de sus cargos por la causal ordinaria de la renuncia voluntaria

Artículo 263.- Para efectos de reingreso, el elemento que se hubiere separado voluntariamente del servicio mantendrá, en todo caso, la categoría, jerarquía y el nivel o grado académico que hubiere obtenido durante su carrera.

Artículo 264. El régimen de estímulos dentro del servicio comprende las recompensas, condecoraciones, menciones honoríficas, distintivos y citaciones, por medio de los cuales la gratifica, reconoce y promueve la actuación heroica, ejemplar sobresaliente, de probado valor, productividad e iniciativa discrecionalidad y confidencialidad respecto de sus funciones sustantivas y demás actos meritorios de los elementos

Artículo 265. Las acciones de los integrantes que se propongan para la entrega de algún estímulo, serán motivo de un solo reconocimiento de los contemplados en este reglamento; pero no impedirá el otorgamiento de algún otro u otros reconocimientos por parte de otras instituciones, asociaciones u organismos nacionales o internacionales.
Todo estímulo otorgado por la institución y/o municipio será acompañado de una constancia escrita que acredite el otorgamiento y, en su caso, la autorización de portación de la condecoración o distintivo correspondiente.

Artículo 266. La ceremonia de entrega oficial de los estímulos conferidos, se realizará en un evento que coincida con un acontecimiento de la policía municipal preventiva de importancia relevante y será presidida por el Presidente Municipal o quien este designe.

Artículo 267. Si un elemento pierde la vida al realizar actos que merecieran el otorgamiento de algún estímulo, la comisión de honor resolverá sobre el particular, a fin de conferírselo a título postmortem a sus deudos.

Artículo 268. Los estímulos a que se pueden hacer acreedores los elementos son:
I. Condecoración;
II. Mención honorífica;
III. Distintivo;
IV. Citación, y
V. Recompensa.

Capítulo IV
De la Condecoración

Artículo 269.- Es la presea o joya que galardona un acto o hechos específicos de los elementos.
Las condecoraciones que se otorgaren a los elementos en activo de la serán las siguientes:
I. Mérito policial;
II. Mérito cívico;
III. Mérito social;
IV. Mérito ejemplar;
V. Mérito tecnológico;
VI. Mérito facultativo;
VII. Mérito docente, y
VIII. Mérito deportivo.

Artículo 270. La condecoración al mérito policial, se otorgará en primera y segunda clase, a los elementos que realicen los siguientes actos:
I. Actos de relevancia excepcional en beneficio de la corporación;
II. Actos de reconocido valor extraordinario y mérito en el desarrollo de las acciones siguientes:
a. Por su diligencia en la captura de delincuentes;
b. Por auxiliar con éxito a la población en general en accidentes y/o situaciones de peligro o emergencia, así como en la preservación de sus bienes;
c. Actos en cumplimiento de comisiones de naturaleza excepcional y en condiciones difíciles;
d. Actos consistentes en operaciones o maniobras de riesgo extraordinario;
e. Actos que comprometan la vida de quien las realice, y
f. Actos heroicos que aseguren conservar los bienes de la nación.

Artículo 271. La condecoración al mérito cívico se otorgará al elemento considerado por la comunidad donde ejerzan funciones, como respetables ejemplos de dignidad cívica, diligente cumplimiento de la ley, firme defensa de los derechos humanos, respeto a las instituciones públicas y en general, por un relevante comportamiento ciudadano.

Artículo 272. La condecoración al mérito social se otorgará al elemento que se distingan por el cumplimiento excepcional en el servicio, a favor de la comunidad, poniendo en alto el prestigio y dignidad de la corporación, mediante acciones que beneficien directamente a grupos de personas determinados.

Artículo 273. La condecoración al mérito ejemplar se otorgará al elemento que se distingan en forma sobresaliente en las disciplinas científica, artística o cultural y que sea de relevante interés, prestigio y dignidad para la corporación.

Artículo 274. La condecoración al mérito tecnológico se otorgará en primera y segunda clase al elemento que invente, diseñe o mejore algún instrumento, aparato, sistema o método, que sea de utilidad y prestigio para las corporaciones de seguridad pública o para el municipio o para el estado y/o la nación.
Se confiere en primera clase al elemento que sea autor de un invento o modificación de utilidad para el municipio, el estado y/o la nación o para el beneficio institucional y en segunda clase a los que inicien reformas o métodos de instrucción o procedimientos que impliquen un progreso real para la corporación.

Artículo 275. La condecoración al mérito facultativo se otorgará en primera y segunda clase al elemento, que se haya distinguido por realizar en forma brillante su formación, obteniendo en todos los años primeros y/o segundos lugares. Se confiere en primera clase a los que obtengan primer lugar en todos los años y en segunda clase a los que obtengan primeros y segundos lugares o segundo lugar en todos los años.

Artículo 276. La condecoración al mérito docente se otorgará en primera y segunda clase al elemento que haya desempeñado actividades docentes con distinción y eficiencia por un tiempo mínimo de 3 años, pudiendo computarse en varios períodos.
Se confiere en primera clase al elemento que imparta asignaturas de nivel superior y en segunda clase al que imparta asignaturas no especificadas en la clasificación anterior.

Artículo 277. La condecoración al mérito deportivo se otorgará en primera y segunda clase al elemento que se distinga en cualquiera de las ramas del deporte. Se confiere en primera clase a quien por su participación en cualquier disciplina deportiva a nombre de la dirección de adscripción, ya sea en justas de nivel nacional o internacional obtenga alguna presea y en segunda clase a quien impulse o participe en cualesquiera de las ramas del deporte, en beneficio de la dirección de adscripción, tanto en justas a nivel municipal, estatal, nacional o internacional.

Capitulo V
De la mención honorífica

Artículo 278. La mención honorífica se otorgará al elemento por acciones sobresalientes o de relevancia no consideradas para el otorgamiento de condecoraciones. La propuesta, sólo podrá efectuarla el superior jerárquico correspondiente, a juicio de la comisión de honor.

Artículo 279. El distintivo se otorga por actuación sobresaliente en el cumplimiento del servicio o desempeño académico en cursos debidos a intercambios interinstitucionales.

Artículo 280. La citación es el reconocimiento verbal y escrito a favor del elemento, por haber realizado un hecho relevante, que no esté considerado para el otorgamiento de los estímulos antes referidos a juicio de la comisión de honor.

Capítulo VI
De la recompensa

Artículo 281. Recompensa es la remuneración de carácter económico, que se otorga dependiendo de la disponibilidad presupuestal de la corporación, a fin de incentivar la conducta del elemento, honrada y reconocida por las instituciones, el municipio, el estado y por la federación.

Artículo 282. Para efectos de otorgamiento de recompensas serán evaluadas las siguientes circunstancias:
I. La relevancia de los actos, que en términos de proyección, favorezcan la imagen de la institución, y
II. El grado de esfuerzo, sacrificio y si se rebasaron los límites del deber o si se consiguieron resultados sobresalientes en las actuaciones de el elemento.

Artículo 283. En el caso de que el elemento que se hubiere hecho merecedor a la entrega de una recompensa fallezca, ésta será entregada a sus deudos.

Capítulo VII
Del Régimen Disciplinario

Artículo 284. El régimen disciplinario es el procedimiento que permite aplicar correctivos y sanciones a que se hagan acreedores los elementos de la corporación que transgredan los conceptos y principios a que se refieren los dos artículos siguientes.

Artículo 285. La disciplina es la base del funcionamiento y organización de la institución, por lo que sus integrantes deberán sujetar su conducta a la observancia de las leyes, órdenes y jerarquías, así como la obediencia y al alto concepto del honor, la justicia y la ética.
La disciplina comprende el aprecio de sí mismo, la pulcritud, los buenos modales, el rechazo a los vicios, la puntualidad en el servicio, la exactitud en la obediencia, el escrupuloso respeto a las leyes y reglamentos, así como a los derechos humanos.
La disciplina demanda respeto y consideración mutua entre quien ostente un grado o cargo y sus subordinados.

Articulo 286.- En el caso de la suspensión, el elemento infractor quedará separado del servicio y puesto a disposición de la dirección administrativa, desde el momento en que se le notifique la fecha de la audiencia y hasta la resolución definitiva correspondiente.
En caso de que el presunto infractor no resultare responsable será restaurado en todos sus derechos.

Artículo 287. las sanciones que serán aplicables al policía preventivo de carrera infractor son las siguientes:
I. Amonestación;
II. Cambio de adscripción, y
III. Suspensión.
La aplicación de dichas sanciones se hará a juicio de la comisión de honor. En todo caso, deberá registrarse en el expediente personal del infractor la sanción que se le aplique.

Artículo 288.- La amonestación es el acto por el cual se advierte al elemento sobre la acción u omisión indebida en que incurrió en el ejercicio de sus funciones.
Mediante ella se informa al policía las consecuencias de su infracción, y se le exhorta a que enmiende su conducta para no incurrir en una nueva infracción, apercibiéndolo de que, en caso contrario, se hará acreedor a una sanción mayor. La aplicación de esta sanción se hará en términos que no denigren al probable infractor, en público o en privado, a criterio de la comisión de honor.

Artículo 289.- Dependerá de la gravedad de la falta aplicar una u otra forma de amonestación, pero, en todo caso, procederá la amonestación pública cuando el probable infractor se niegue a recibir la notificación de la resolución.
La amonestación pública se hará frente a los policías del agrupamiento al que se encuentre adscrito el infractor, quienes deberán ostentar el mismo o mayor grado que el sancionado. Nunca se amonestará a un probable infractor en presencia de subordinados en categoría, jerárquica o grado.
En todo caso el policía probable infractor tendrá expedita la vía para interponer el recurso de revocación a que se refiere el procedimiento de recursos e inconformidad.

TRANSITORIOS

Primero. Este Bando entrará en vigor tres días después de su aprobación por el Ayuntamiento y su publicación en la Gaceta Municipal.

Segundo. El Presidente Municipal, lo remitirá al Ejecutivo del Estado para su publicación en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Quintana Roo.

Tercero. Quedan abrogados todos los Bandos de Policía y Gobierno anteriores y se deroga toda disposición que en contrario exista en cualquier ordenamiento reglamentario o bando vigente.
Expedido en el Salón del Cabildo del Palacio Municipal de José María Morelos, a los veintiocho días, del mes de septiembre de año 2010, de acuerdo al acta de cabildo de la Cuadragésima Sesión Ordinaria, en cumplimiento a lo dispuesto en el Artículo 221, de la Ley de Municipios del Estado de Quintana Roo.

EL SECRETARIO GENERAL DEL AYUNTAMIENTO
PROFR. OCTAVIO SIERRA CAUICH