Poder Judicial de Quintana Roo


Artículos

LEY DE ADOPCIÓN DEL ESTADO DE QUINTANA ROO

Most Hit

LEY DE ADOPCIÓN DEL ESTADO DE QUINTANA ROO


 

TÍTULO PRIMERO
DISPOSICIONES GENERALES

CAPÍTULO ÚNICO
DEL ÁMBITO Y OBJETO DE LA LEY

(ULTIMA MODIFICACIÓN  15 DE MAYO DE 2012)

 

ARTÍCULO   1. La presente Ley es de interés social y de observancia general en todo el Estado de Quintana Roo, y tiene como objeto garantizar el respeto de los derechos fundamentales de las niñas, niños y adolescentes en materia de adopción.

Mediante esta ley se establecen los principios y las funciones de las instituciones, lineamientos y procedimientos necesarios para que las adopciones se realicen bajo el interés superior del niño, niña o adolescente.

Su aplicación corresponde a los entes públicos del Estado, así como al Poder Judicial en los términos de la competencia que se les otorgue.

El Código Civil para el Estado de Quintana Roo será ley supletoria en todo lo referente a familia y demás disposiciones generales.

ARTÍCULO   2. Para los efectos de esta Ley, se entiende por:

I.- Adopción.-Al procedimiento legal en el que se le confiere a un menos la posesión del estado de hijo del o de los adoptantes y a éstos, previa manifestación de consentimiento expreso, los deberes inherentes a la relación paterno-filial; (PUBLICADO POE 15 DE MAYO DE 2013)

II.- Abandono.- Acción consistente en dejar de proporcionar a los niños, niñas o adolescentes bajo su patria potestad, custodia o tutela, los medios básicos para su subsistencia y los cuidados necesarios para su desarrollo integral, sin perjuicio de lo previsto en otras leyes.

III.- Niña o niño.- A la persona hasta los doce años de edad, de acuerdo a la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes reglamentaria del Artículo   4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

IV.- Adolescente.- A la persona desde los doce años cumplidos hasta los dieciocho años incumplidos; de acuerdo a la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes reglamentaria del Artículo  4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

V.- Ley. A la presente Ley de Adopción del Estado de Quintana Roo.

VI.- Convenio de la Haya.- A la Convención sobre la Protección de Menores aprobada por México el 22 de junio de 1994. Esta convención internacional recibe actualmente el nombre de Convenio de la Haya relativo a la Protección del Niño y, conforme a la nueva terminología utilizada en el ámbito internacional de los Derechos Humanos.

VII.- Derogada;(PUBLICADO POE 15 DE MAYO DE 2013)

VIII. Derogada;(PUBLICADO POE 15 DE MAYO DE 2013)

IX. Derogada;(PUBLICADO POE 15 DE MAYO DE 2013)

X. Instituciones de Asistencia Privada: Instituciones privadas dedicadas a la  prestación de servicios de asistencia social de acuerdo y bajo la regulación de la Ley de Asistencia Social del Estado de Quintana Roo.

XI. Derogada;(PUBLICADO POE 15 DE MAYO DE 2013)

XII. Código Civil.- Código Civil para el Estado de Quintana Roo.

 

XIII.- Certificado de idoneidad: Documento emitido por el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado, en el que se hace expreso que el solicitante es apto y adecuado para adoptar; y, (PUBLICADO POE 15 DE MAYO DE 2013)

XIV.- Informe de idoneidad: Documento que describe y hace constar que los adoptantes cumplen con el perfil idóneo, características y condiciones necesarias para adoptar, realizado por el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado.(PUBLICADO POE 15 DE MAYO DE 2013)

 

TITULO SEGUNDO
DE LOS PRINCIPIOS RECTORES Y DE LOS DERECHOS
DE LAS NIÑAS, NIÑOS Y ADOLESCENTES

CAPÍTULO I
DE LOS PRINCIPIOS RECTORES

ARTÍCULO   3. Son principios rectores en la observancia, interpretación y aplicación de esta Ley, el interés superior de las niñas, niños y adolescentes, de la forma siguiente:

I.- Dar prioridad al bienestar y protección de sus derechos en todas las circunstancias, por encima de cualquier interés de terceros.

Las autoridades encargadas de las acciones de defensa y representación jurídica, provisión, prevención, procuración e impartición de justicia donde participen las niñas, niños y adolescentes respetarán este principio.

Asimismo, todos los sectores administrativos, sociales, judiciales y de políticas públicas del Estado de Quintana Roo cuidarán que la ejecución y procuración de justicia, relacionados con éste sector sean en su beneficio.

II. El de igualdad y equidad sin discriminación de raza, edad, sexo, religión, idioma o lengua, opinión, origen étnico, nacional o social, posición económica, impedimento físico o mental, circunstancias de nacimiento o cualquiera otra condición.

III. Buscar su desarrollo integral dentro de su familia de origen, manteniendo la convivencia con su padre y madre, aún cuando se encuentren separados.

IV. Buscar una opción familiar externa a la familia de origen cuando ésta incumpla con sus obligaciones de protección, cuidado y atención del niño, niña o adolescente, lo cual, deberá ser acreditado por vía judicial y cuando no pueda encontrar una familia adecuada en su lugar de origen.

V. Propiciar que los niños, niñas y adolescentes sean dados en adopción preferentemente dentro de su lugar de origen y del territorio nacional;

VI. Garantizarles una vida libre de cualquier forma de violencia.

VII. El de corresponsabilidad o concurrencia de las autoridades competentes, familia y sociedad en general, en la garantía de respeto a los derechos de la niñez y en la atención de los mismos.

VIII. El de la tutela plena e igualitaria de los derechos humanos y de las garantías constitucionales; y

IX. El del respeto universal de la diversidad cultural, étnica y religiosa.

ARTÍCULO   4. En todas las decisiones judiciales e institucionales que se adopten con relación a las niñas, niños y adolescentes, deben tomarse en cuenta los principios rectores enunciados en el Artículo   que antecede.

La aplicación de esta Ley atenderá al respeto de estos principios, así como al de las garantías y los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Quintana Roo y los tratados internacionales de derechos humanos y de la niñez en especial, ratificados por México.

ARTÍCULO   5. El Estado reconoce que el sistema jurídico de adopción es en atención al interés superior del niño, niña o adolescente como consideración primordial y:

a) El niño debe ser criado por su familia de origen o su familia amplia siempre que sea posible. Si esto no es posible o viable, entonces deberán ser consideradas otras formas de cuidado familiar permanente, tal como la adopción;

b) Velará por que la adopción del niño, niña o adolescente sólo sea autorizada por las autoridades judiciales, las que determinarán, con arreglo a las leyes y a los procedimientos aplicables, que la adopción es conveniente y posible respecto de la situación jurídica del menor de edad y a la idoneidad de quien pretenda adoptarlos;

c) Adoptará todas las medidas apropiadas para garantizar que la adopción, no dé lugar a beneficios materiales indebidos para quienes participan en ella; para ello, publicará los costos administrativos de la adopción y serán dados a conocer a los solicitantes de adopciones desde el inicio del procedimiento sin posibilidad de modificación durante el mismo.

ARTÍCULO   6. Se prohíbe:

I. La adopción del niño o niña aún no nacido.

II. A la madre y/o al padre biológicos, o representantes legales otorgar de manera directa y voluntaria al niño, niña o adolescente a los supuestos padre o madre adoptivos.

III. A la madre y/o al padre biológicos, o representante legal del niño, niña o adolescente disponer expresamente quién adoptará a su hijo, hija o representado, salvo que se trate del hijo o hija del cónyuge, del concubino o concubina, o de la familia ampliada.

IV. La adopción por el cónyuge, concubino o concubina, sin el consentimiento del otro.

V. A la madre y/o al padre adoptivos disponer de los órganos y tejidos de la persona adoptada para fines ilícitos.

VI. A la madre y/o al padre adoptivos entregar en matrimonio al menor de edad adoptado.

VII. La adopción ilegal, la adopción independiente y la adopción privada, definidas de la siguiente manera; (PUBLICADO POE 15 DE MAYO DE 2013)

a) La adopción ilegal: Aquella en donde no se tomaron en cuenta las disposiciones establecidas por los Tratados Internacionales ratificados por México sobre derechos humanos, derechos de la niñez y sobre adopción, por las leyes federales, o en especial por esta Ley.

b) La adopción independiente: Aquella adopción en la que las personas que pretenden adoptar a un menor de edad son autorizadas para adoptar por el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia de su lugar de residencia, y por su cuenta buscan un niño o adolescente susceptible de adopción sin solicitar los servicios del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia competente-

c) La adopción privada: Aquella adopción por la que las personas que pretenden adoptar a un menor de edad contactan directamente con sus padres biológicos y acuerdan la adopción.

 

VIII. DEROGADO.

IX. DEROGADO.

X. La obtención directa o indirecta de beneficios indebidos, materiales o de cualquier índole, por su familia biológica y ampliada o cualquier persona, así como por entidades públicas o privadas y autoridades involucradas en el proceso de adopción.

En los expedientes en los que se descubra alguna o varias de las prohibiciones anteriores se suspenderá inmediatamente el trámite y no se autorizará la adopción, además de procederse a la denuncia penal correspondiente o por la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del estado de Quintana Roo aplicable, en su caso.

ARTÍCULO    7. Cuando se suscite un conflicto respecto a los derechos consignados en esta Ley, la autoridad aplicará los principios contemplados en ella, allegándose de los medios probatorios que acrediten la necesidad de ponderar la supremacía de un derecho respecto de otro, aplicando en forma armónica las normas concurrentes al caso concreto respetando el orden público.

CAPÍTULO II
DE LOS DERECHOS DEL NIÑO, NIÑA O ADOLESCENTE ADOPTADO

ARTÍCULO    8. La adopción confiere al adoptado los apellidos de los adoptantes y los mismos derechos y obligaciones que el parentesco por consanguinidad.

ARTÍCULO    9. La adopción entraña automáticamente la extinción de los vínculos jurídicos con la familia de origen, excepto en lo relativo a los impedimentos para el matrimonio.

ARTÍCULO    10. Los derechos y obligaciones que nacen de la adopción, así como el parentesco que de ella resulte, se amplían a toda la familia del adoptante, como si fuera hijo biológico de los adoptantes, excepto en lo relativo a los impedimentos de matrimonio.

ARTÍCULO    11. En todos los casos de adopción, los niños, niñas y adolescentes que vayan a adoptarse serán acompañados psicológicamente en todo el proceso e informados de las consecuencias de su adopción. Asimismo, deberán ser escuchados, atendiendo a su edad y grado de madurez. Para ello, el juez recurrirá a todos los medios técnicos y humanos necesarios para que el niño pueda expresar su opinión.

ARTÍCULO    12. El niño, niña o adolescente adoptado gozará de todos los derechos reconocidos en la Convención de los Derechos de la Niñez, sus Protocolos facultativos y demás tratados de derechos humanos ratificados por México, así como aquellos derechos y garantías reconocidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Constitución Política del Estado de Quintana Roo, la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y la Ley de Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Quintana Roo.

ARTÍCULO    13. El niño, niña o adolescente adoptado tiene derecho a saber que es adoptado desde el inicio de su adopción. Igualmente a conocer cuando él lo desee sus antecedentes familiares, para lo cual podrá acceder al expediente de adopción, siempre y cuando sea mayor de edad, si fuere menor de edad se requerirá el consentimiento de los adoptantes. Dicha información le será proporcionada de la manera más comprensible y adecuada posible conforme a su edad y madurez.

ARTÍCULO    14. La adopción producirá sus efectos aunque sobrevengan hijos al adoptante.

ARTÍCULO    15. Todas las adopciones se considerarán plenas.

TÍTULO TERCERO
DE LA CAPACIDAD Y REQUISITOS PARA ADOPTAR

CAPÍTULO ÚNICO
DE LA CAPACIDAD Y REQUISITOS PARA ADOPTAR

ARTÍCULO    16. Tienen capacidad para adoptar los hombres y mujeres casados, en concubinato, o solteros mayores de edad, en pleno ejercicio de sus derechos, y que cumplan con los requisitos de adopción que establece esta Ley. Para el caso de personas casadas o en concubinato, bastará con que solo uno de ellos cumpla con el requisito de la edad.

ARTÍCULO    17. En todos los casos de adopción, se procurará dar preferencia a las personas que tengan su domicilio en el Estado de Quintana Roo.

ARTÍCULO    18. El adoptante deberá acreditar:

I. Que tiene capacidad según el Artículo   16 de esta Ley;

II.Tener 15 años más que el menor de edad que se pretende adoptar y en su caso de matrimonio y concubinato bastará que al menos uno tenga esa diferencia de edad con el menor de edad; (PUBLICADO POE 15 DE MAYO DE 2013)

III. Que tiene medios suficientes para proveer debidamente la subsistencia y educación del niño, niña o adolescente que se pretende adoptar;

IV. Que la adopción está fundada en el interés superior del niño, niña o adolescente.

V.- Que cuenta con el certificado de idoneidad; y, (PUBLICADO POE 15 DE MAYO DE 2013)

VI.- Cuando sea extranjero, además de cumplir con los requisitos que establecen los artículos anteriores, deberá acreditar su legal estancia en el país; y si no residiera en éste, deberá contar además con la autorización de la autoridad central de adopciones de su país de origen para adoptar a un menor de edad mexicano.

ARTÍCULO    19. El hombre y mujer que estén casados o que vivan en concubinato podrán adoptar, cuando los dos estén conformes en considerar al adoptado como hijo biológico, ya que la adopción produce un estado de filiación para el menor que se pretende adoptar. Se deberán acreditar además los requisitos previstos en el Artículo   anterior.

ARTÍCULO    20. Se procurará que los hermanos y/o hermanas susceptibles de ser adoptados no sean separados antes ni durante el procedimiento de adopción y sean adoptados por una misma familia.

Cuando circunstancias especiales lo aconsejen, el juez puede autorizar la adopción de dos o más menores de edad que no son hermanos simultáneamente, siempre que se cumplan los requisitos previstos en el Artículo   18 de esta Ley, y sea escuchada la opinión de los adoptantes y de todos los niños, niñas y adolescentes que se pretende adoptar al respecto.

ARTÍCULO    21. Para que la adopción pueda tener lugar, deberán consentir en ella, en sus respectivos casos:

  1. El mayor de 12 años de edad que se va a adoptar; si es menor de esa edad el Juez lo oirá personalmente, y en su caso, deberá tomar en cuenta sus deseos y opiniones según su madurez. Para ello, el Juez recurrirá a todos los medios técnicos y humanos necesarios para que el niño, niña o adolescente pueda expresar su opinión, de manera acorde a su edad, sin causarle ningún perjuicio y para que ésta pueda ser interpretada correctamente;
  2. Los que ejercen la patria potestad sobre el menor de edad que se pretenda adoptar;
  3. El tutor del menor de edad que se va adoptar:
  4. El Ministerio Público adscrito al juzgado del conocimiento, cuando el menor de edad que se pretende adoptar no tenga padres conocidos o teniéndolos se desconozca su paradero o hubieran perdido la patria potestad, o no exista algún titular de la patria potestad respecto del menor de edad que se pretende adoptar;
  5. El tutor o los que ejercen la patria potestad, en el caso de que, quien ejerza la patria potestad del menor de edad que se va a adoptar, esté sujeto a su vez al ejercicio de la misma; debiendo en todo caso tener también el consentimiento del menor de edad progenitor.

El consentimiento para la adopción puede ser expresado ante el titular de la Procuraduría de la Defensa del menor y la Familia del Estado, por las madres y padres biológicos, o quienes ejerzan la patria potestad sobre el presunto adoptado, debidamente identificados, quienes además presentarán el certificado de nacido vivo o certificación del acta de nacimiento del menor de edad.

El titular de la dependencia citada en el párrafo anterior, deberá instruir suficientemente a quienes otorguen el consentimiento ante él, así como informarles sobre los efectos de la adopción y constatar que el consentimiento es dado libremente, sin remuneración alguna y después del nacimiento del menor de edad. Respecto del menor de edad, éste será instruido e informado sobre los efectos de la adopción, y se tomaran en cuenta sus deseos y opiniones de acuerdo con la edad y el grado de madurez.

Igual obligación tendrá el Juez que conozca de la adopción, respecto del consentimiento que sea manifestado ante él.

El juez siempre y en todo caso deberá escuchar: (POE 15 DE MAYO DE 2013)

 

a) A quienes van a prestar el consentimiento;

b) A los niños, niñas o adolescentes que se pretenden adoptar, independientemente de su edad, utilizando para ello los recursos técnicos y humanos más apropiados;

c) Derogado;

d) A las instituciones de guarda y custodia con las que los sistemas estatal y municipales para el Desarrollo Integral de la Familia tengan convenio de colaboración, o personas que acogieron al niño o adolescente en ausencia de sus progenitores;

e) A los familiares del niño, niña o adolescente, si estuvieran presentes;

La opinión del niño, niña o adolescente que se pretenda adoptar deberá ser valorada previa a la adopción. El juez deberá determinar si la adopción es la mejor respuesta para el bienestar físico y emocional del menor de edad y para la satisfacción de sus derechos.

El juez competente deberá asegurarse de que las personas, incluyendo al niño, niña o adolescente, teniendo en cuenta su edad y grado de madurez, instituciones y autoridades involucradas cuyo consentimiento se requiera para la adopción:

 

1. Han sido convenientemente asesoradas y debidamente informadas de las consecuencias de su consentimiento, en particular en relación al mantenimiento o ruptura, en virtud de la adopción, de los vínculos jurídicos entre el menor de edad y su familia de origen;

2. Han dado su consentimiento libremente, en la forma legalmente prevista, dado y constatado por escrito;

3. Los consentimientos no se han obtenido mediante pago o compensación de clase alguna y que tales consentimientos no han sido revocados;

4. El consentimiento de la madre se ha dado únicamente después del nacimiento del niño o niña.

Además el Juez deberá recibir y analizar cautelosamente el informe de idoneidad presentado por el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado y de considerarlo entrevistar a quienes estime oportuno para sustentar las conclusiones del informe o desechar las mismas.

ARTÍCULO    22. Si el tutor o Ministerio Público no consienten en la adopción, deberán expresar la causa en que se funden, la que el Juez calificará tomando en cuenta el interés superior del niño, niña o adolescente.

ARTÍCULO    23. El tutor no puede adoptar al pupilo, sino hasta después de que hayan sido aprobadas las cuentas de la tutela.

TÍTULO CUARTO
DE LAS INSTITUCIONES INTERVINIENTES EN EL PROCESO DE ADOPCIÓN

CAPÍTULO I
DE LOS SISTEMAS ESTATAL Y MUNICIPALES PARA EL
DESARROLLO INTEGRAL DE LA FAMILIA DEL ESTADO DE QUINTANA ROO

ARTÍCULO   24.- En materia de adopción, corresponde a los Sistemas Estatal y Municipales para el Desarrollo Integral de la Familia de acuerdo a la legislación estatal:

I. Fomentar y promover la estabilidad y el bienestar de las familias, así como proporcionar los servicios de Asistencia Social requeridos por las familias en desventaja social y/o económica, teniendo como prioridad la unidad familiar, siempre que no se haya cometido un delito doloso en contra de alguno o varios de los miembros de la familia.

II. Realizar acciones de prevención y protección física y jurídica de los menores de edad cuyos derechos hayan sido vulnerados.

III.Proporcionar de forma gratuita los servicios de asistencia jurídica y orientación a los niños, niñas y adolescentes, a sus progenitores, familiares, tutores o quienes los tengan bajo su cuidado. Patrocinar y representar por medio de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia del Estado o Municipal, a los niños, niñas y adolescentes ante los órganos jurisdiccionales en los trámites o procedimientos relacionados con éstos;

IV.- Realizar, a través de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia del Estado o Municipal, la denuncia ante el Ministerio Público en los casos de violencia familiar, abuso sexual y demás atentados contra los derechos de la niñez que puedan constituir delito. Coadyuvar con el Ministerio Público y los órganos del Poder Judicial para la rápida resolución de los procedimientos;

V.- DEROGADA

VI.Promover, a través de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia del Estado o Municipal, la denuncia ante el Ministerio Público para la Declaración de abandono de los niños, niñas o adolescentes que presuntamente se encuentren en esta situación. Coadyuvar con el Ministerio Público y con los órganos del Poder Judicial para la rápida resolución de los procedimientos de declaración de abandono;

VII. DEROGADA

VIII. DEROGADA

IX. DEROGADA

X. DEROGADA

XI. DEROGADA

XII. DEROGADA

XIII.DEROGADA

XIV.DEROGADA

XV. DEROGADA

XVI. DEROGADA

XVII. DEROGADA

XVIII. DEROGADA

XIX. DEROGADA

XX. DEROGADA

XXI. DEROGADA

 

Artículo 24 Bis.- Corresponde en materia de adopción de manera exclusiva al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado: (POE 15 DE MAYO DE 2013)

I. Realizar, a través de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia del Estado, la demanda de pérdida de patria potestad y adoptabilidad ante el Juez Familiar de Primera Instancia. Coadyuvar con el Juez Familiar para la rápida resolución del procedimiento de pérdida de la patria potestad;

II. Promover, a través de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia del Estado, la demanda de adopción, a excepción de aquellas adopciones en las que se trate del hijo o hija del cónyuge, concubino o concubina, o de la familia ampliada. De estas últimas, solo le asistirá la obligación de expedir el certificado y el informe de idoneidad;

III. Crear un padrón de instituciones que tengan en guarda, cuidado o custodia, a niños, niñas y adolescentes que pueden ser sujetos de adopción y mantenerlo actualizado;

IV.- Llevar un registro de los niños, niñas o adolescentes adoptables y de los candidatos adoptantes para la adopción;

V. Elaborar un informe sobre la adoptabilidad del niño, niña o adolescente;

VI. Llevar a cabo los estudios de trabajo social, psicológicos, médicos, socio-económicos y jurídicos de las personas que soliciten adoptar un menor de edad e incluir los resultados en un informe sobre los solicitantes, donde se señale sobre su idoneidad para la adopción;

VII. Expedir el certificado de idoneidad a favor de los candidatos a adoptar;

VIII. Realizar, de forma colegiada la asignación de una familia a un niño, niña o adolescente en estado de adoptabilidad, para la adopción;

IX. Promover la actualización y capacitación permanente de los profesionales acreditados de los servicios jurídicos, de psicología, de trabajo social y médico que atiendan las solicitudes de adopción;

X. Dar orientación y asesoría a la familia biológica del niño, niña o adolescente que se pretende adoptar y a las personas que soliciten una adopción sobre las implicaciones de la misma, los derechos de los niños, niñas y adolescentes, las consecuencias jurídicas, emocionales y sociales, y todo aquello necesario para que una adopción se dé en condiciones de bienestar y satisfacción para el adoptado y el adoptante al mismo tiempo;

XI. Dar atención psicológica necesaria al niño, niña o adolescente, que va a ser dado en adopción, a fin de prepararle para su nueva situación;

XII. Intervenir como órgano de consulta en los juicios de adopción en los términos que disponga la Ley o la autoridad judicial;

XIII. Dar seguimiento a las adopciones, una vez concluido el proceso judicial, mediante visitas periódicas a la familia adoptante, entrevistas con el adoptado sin la presencia de sus padres adoptivos. Dichas visitas y entrevistas no podrán demorarse más de seis meses entre sí ni ser más de tres al año, salvo que la familia lo solicite o pida asesoramiento psicológico.

Artículo 25.- En caso de existir Instituciones de Asistencia Privada con experiencia y capacidad acreditadas para poder desempeñar todas o alguna de las funciones descritas en los dos artículos anteriores, los Sistemas Estatal y Municipales para el Desarrollo Integral de la Familia podrán delegar una o varias de las mismas, a excepción de la acción penal o civil en nombre del adoptado. (POE 15 DE MAYO DE 2013)

Artículo 26.- Los procedimientos de declaración de adaptabilidad y de adopción se iniciarán por vía de jurisdicción voluntaria, ante el Juez familiar de Primera Instancia. El primero de los procesos en el domicilio donde fue recibido el menor de edad y para el segundo en el domicilio actual del menor de edad que se pretende adoptar.

Las demandas de pérdida de patria potestad y de declararon de adaptabilidad, se promoverán en el domicilio donde el menor fue recibido por institución de asistencia social, autoridad ministerial, o fuera abandonado. (POE 15 DE MAYO DE 2013)

 

 

ARTÍCULO   27. Todas las adopciones son plenas e irrevocables.

TÍTULO QUINTO
DE LAS CUESTIONES DE PROCEDIMIENTO

CAPÍTULO I
DEL OTORGAMIENTO DE LA DECLARACIÓN DE ADOPTABILIDAD DE MANERA VOLUNTARIA
POR PARTE DE SUS PADRES BIOLÓGICOS

ARTÍCULO   28. La madre y el padre, quienes ejerzan la patria potestad o aquél de los dos que se encontrara presente, que deseen confiar a su hijo menor de edad en adopción, deberá acudir en jurisdicción voluntaria al Juez Familiar de Primera Instancia del domicilio donde resida su hijo o hija menor de edad y solicitar la entrega del mismo en adopción.

El procedimiento se sujetará a lo establecido en los Artículos 834 al 868 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Quintana Roo además de lo previsto en esta Ley.

ARTÍCULO    29. Los padres biológicos no podrán iniciar ningún trámite de declaración de adoptabilidad antes de que el niño o niña tenga seis semanas de edad.

ARTÍCULO   30. El juez deberá hacer una entrevista a profundidad con la madre y el padre, o con aquél de ellos que se encontrara presente, a fin de comprobar que:

I. Han sido adecuadamente informados y asesorados previamente por el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia sobre las posibilidades de cuidado de su hijo o hija y las opciones de apoyo existentes.

II. Su decisión no está motivada por una depresión postparto o de otro tipo.

III. Su decisión no está basada en circunstancias que pueden cambiar a futuro y que le hagan arrepentirse posteriormente.

IV. Su decisión no está fundada en un beneficio económico o en especie que recibirá a cambio de dar a su hijo o hija en adopción.

V. Su decisión no está basada en la presión, amenazas o intimidación por parte de familiares o personas externas a la familia.

VI. Conocen y son conscientes de los efectos de la adopción.

VII. No existe una solución mejor para el niño, niña o adolescente sin separarlo de sus progenitores y que la entrega en adopción es conveniente a su interés superior.

En caso de duda, el juez podrá valerse del apoyo de un terapeuta o psicólogo para realizar la entrevista, y podrá solicitar la realización de estudios psicológicos y socio-económicos para comprobar los enunciados del párrafo anterior.

ARTÍCULO   31. El consentimiento de la madre y el padre, o de aquél de los dos que lo haya otorgado, sera revocable ante el Juez hasta antes que la sentencia que declare la adoptabilidad cause ejecutoria. Si transcurrido ese período el consentimiento no es revocado por ellos, entonces puede iniciar el procedimiento de adopción.

ARTÍCULO   32. El juez deberá además oír al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia y al Ministerio Público, de acuerdo a lo establecido en el Artículo   836 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Quintana Roo.

ARTÍCULO   33. En caso de encontrarse alguna de las circunstancias descritas en el Artículo   30 de esta Ley, el Juez denegará la solicitud de declaración de adoptabilidad e instará al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia para que dé el apoyo requerido por la madre y/o el padre para poder dar la atención y cuidados que su hijo o hija requieren en condiciones de bienestar y respeto a sus derechos.

En caso de detectarse que son víctimas de un delito, el Juez dará vista al Ministerio Público adscrito al juzgado correspondiente, quién abrirá un incidente criminal.

ARTÍCULO   34. Una vez hecha la entrevista y comprobaciones necesarias, y si no se interpusiere oposición por parte legítima, el Juez tendrá un plazo de 15 días naturales para dictar sentencia.

ARTÍCULO   35. Los Sistemas Estatal o Municipales para el Desarrollo Integral de la familia, según quien tenga bajo su guarda al menor, podrá solicitar al Juez Familiar la custodia provisional del niño, niña o adolecente a favor del Titular de la Procuraduría de la Defensa del Menos y la Familia que corresponda desde el inicio del procedimiento o en cualquier momento durante el mismo. (POE 15 DE MAYO DE 2013)

El Juez Familiar se pronunciará en un plazo no mayor de tres días sobre dicha solicitud. Si no se solicitara al inicio o durante el procedimiento, el Juez determinará en su sentencia que será la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia del Estado o Municipal quien quedará a cargo del niño, niña o adolecente que corresponda de manera provisional, hasta que se sentencie su adopción o custodia definitiva.

Para dictaminar la custodia provisional, el Juez deberá consultar al Sistema para el Desarrollo integral de la Familia del Estado, si existe en primera instancia, la posibilidad de ubicar al niño, niña o adolecente con una familia sustituta, con voluntad de adoptarlo, que cumpla con todos los requisitos para poder adoptar y que ya haya sido preseleccionada y declarada como idónea para adoptar al menor de edad, en base a todos los estudios psicológicos, médicos, socioeconómicos y jurídicos. Si ello no fuera posible, se buscará una familia sustituta previamente registrada y capacitada; y en última instancia, una institución pública o privada de asistencia social.

 

La custodia provisional del niño, niña o adolescente no podrá ser interrumpida, salvo que se demuestre que va en contra de su interés superior, en cuyo caso, los Sistemas Estatal y Municipales para el Desarrollo Integral de la Familia podrán solicitar al Juez Familiar, de manera justificada, el cambio de familia sustituta o su integración a una institución pública o privada de asistencia social.

ARTÍCULO   36. El procedimiento desde que se presenta el juicio hasta que se dicta sentencia durará un máximo de 30 días hábiles. (POE 15 de mayo de 2013)

CAPÍTULO II
DEL OTORGAMIENTO DE LA DECLARACIÓN DE ADOPTABILIDAD POR ABANDONO

ARTÍCULO   37. Toda persona o institución que encontrare a un menor de edad abandonado, o en cuya casa o propiedad fuere abandonado alguno, deberá presentarlo de forma inmediata ante la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia ubicada en su Municipio, con los vestidos, documentos o cualesquiera otros objetos encontrados con el que pudiera conducir a su posterior identificación, y declarará el día, mes, año y el lugar donde lo hubiere hallado, así como las demás circunstancias de tiempo, modo y lugar que en el caso hayan concurrido.

 

En el caso de lo previsto en el párrafo que antecede, corresponde a las Procuradurías de la Defensa del Menor y la Familia ubicadas en los diversos Municipios de Estadio: (POE 15 DE MAYO DE 2013)

I. Dar vista al Ministerio Público, a fin de que se inicien las investigaciones necesarias para que se determine el origen, la edad aparente, y demás circunstancias relacionadas con el menor de edad, para lo anterior se auxiliarán de constancias expedidas por el médico legista y las personas e instituciones que estimen conveniente para ellos, mismas constancias que deberán de ser remitidas e integradas a la investigación a más tardar el tercer día hábil de inicio de ésta.

Los resultados de la investigación deberán rendirse en un término no mayor de 60 días naturales al Juez Familiar de Primera Instancia, informando si existen indicios suficientes para considerar al menor en abandono o expósito. Lo anterior para efecto de que dicha autoridad judicial se pronuncie respecto a la declaración de adaptabilidad por abandono; y

II. Proveer transitoriamente la guarda y custodia del menor de edad en abandono, quién quedará bajo la tutela del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado o del Municipio que tenga bajo su guarda al menor, que podrá dejar bajos los cuidados al niño, niña o adolecente en una familia sustituta, previamente registrada, capacitada, y de manera subsidiaria, en una institución de asistencia pública o privada.

ARTÍCULO   38. Cuando existan indicios razonablemente suficientes de que el niño, niña o adolecente sería declarado en abandono, el Sistema Estatal o Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia, según sea el caso podrá solicitar al Juez Familiar la guarda y custodia del menor de edad por una familia sustituta que resida en la entidad, con voluntad de adoptarlo, que cumpla con todos los requisitos para poder adoptar y que ya ha sido preseleccionada y declarada como idóneo para adoptar al menor y que ya ha sudo preseleccionada y declarada como idónea para adoptar al menor presuntamente abandonado, por parte del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado en base a todos los estudios psicológicos, médicos, socioeconómicos y jurídicos. (POE 15 DE MAYO DE 2013)

ARTÍCULO   39. La custodia provisional del niño, niña o adolescente no podrá ser interrumpida, salvo que se demuestre que va a en contra de su interés superior, en cuyo caso, los Sistemas Estatal y Municipales para el Desarrollo Integral de la Familia podrán solicitar al Juez Familiar, de manera justificada, el cambio de familia sustituta o su reintegración a la institución pública o privada que lo acogió en un inicio.

En caso de que fuera declarado el abandono del niño, niña o adolescente, continuará la custodia provisional por su familia sustituta hasta que, en virtud del procedimiento de adopción solicitado ante el Juez Familiar competente, se determine si procede la adopción definitiva por parte de dicha familia o si se envía al niño, niña o adolescente a una institución pública o privada de guarda y custodia.

ARTÍCULO   40. Una vez transcurridos los sesenta días naturales establecidos para realizar las investigaciones necesarias por parte del Ministerio Público y no habiendo encontrado quien pudiere ejercer la patria potestad del niño, niña o adolecente, la las Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia del Estado o la del Municipio donde se encontró al menor de edad , presentar{a al mismo ante el oficial del Registro Civil , con los documentos que hubiere encontrado y los resultados de las investigaciones, con la finalidad de que se realicen el registro del mismo. (POE 15 DE MAYO DE 2013)

ARTÍCULO    41. En las Actas del Registro Civil que se levanten en estos casos, se expresarán la edad aparente y su sexo, se asignará al menor de edad un nombre y apellidos, que deberán de ser de uso común en la región donde haya sido encontrado, se asentará como fecha probable de nacimiento la determinada en la constancia expedida por el médico legista y se señalará como lugar de nacimiento, aquél del municipio donde el menor de edad fuere encontrado, así como, el nombre de la persona quién lo presenta y la institución que se encarga de él o ella.

Por respeto a su dignidad y su derecho a la intimidad, el Acta no hará referencia a las circunstancias en las que el niño, niña o adolescente fue encontrado.

ARTÍCULO   42. Una vez que el Ministerio Publico determine el ejercicio o no de la acción penal, y se presente ante el Juez, éste dispondrá de un plazo de ocho días para emitir la declaración de adoptabilidad por abandono del menor de edad. (POE 15 DE MAYO DE 2013)

CAPÍTULO III
DE LA DECLARACIÓN DE ADOPTABILIDAD POR PÉRDIDA DE LA PATRIA POTESTAD

ARTÍCULO   43. Cuando sin causa justificada se deje de atender las necesidades de manutención y afecto de un hijo, hija, nieto o nieta por más de seis meses, si éste quedó a cargo de una persona o institución, también se considerará abandono y causal de pérdida de patria potestad de acuerdo al Artículo   1018 bis del Código Civil. Las visitas ocasionales o intermitentes, no interrumpen el término de seis meses si no tienen el firme propósito de que el menor de edad sea reintegrado a la familia, o de proveer su bienestar emocional y económico.

ARTÍCULO   44. Cuando concurra alguna o varias de las posibles causas de pérdida de la patria potestad establecidas en el Artículo 1018- Bis del Código Civil para el Estado de Quintana Roo, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado a través de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia, formulara la demanda de perdida de patria potestad y declaratoria de adoptabilidad, lo antes posible ante el Juez Familiar de primera Instancia del domicilio en el que fue recibido el menor de edad por alguna Institución Pública o privada de asistencia social. Cuando se trate de varios hermanos que se pretendan adoptar, preferentemente se hará en un solo proceso judicial. (POE 15 DE MAYO DE 2013)

Lo anterior no está condicionado a que los padres hayan sido previamente privados, suspendidos o limitados en el ejercicio de los derechos de patria potestad.

En el caso de personas en reclusión que no hayan perdido la patria potestad ni el derecho de visitas, y que no hayan sido condenados por ningún delito cometido en contra de sus hijos o de su cónyuge, concubino o concubina, tendrán derecho de visita por parte de sus hijas e hijos. Las personas e instituciones públicas o privadas a cuya custodia se encuentren los hijos e hijas de hombres y mujeres en reclusión, deberán colaborar en el ejercicio de este derecho, escuchando siempre la opinión del menor de edad y de sus progenitores. Esto con la finalidad de que no se considere abandonado el hijo o hija de una persona en reclusión cuando no existan pruebas de abandono.

ARTÍCULO   45. Corresponde al Titular de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia del Estado ejercer la custodia provisional sobre el menor, en tanto que se dé la adopción definitiva del mismo. 

(POE 15 DE MAYO DE 2013)

CAPÍTULO IV
DEL JUICIO DE ADOPCIÓN

(sic)

ARTÍCULO   46. El juicio de adopción se realizará por vía de jurisdicción voluntaria ante el Juez de Primera Instancia del domicilio actual del niño, niña o adolecente que se pretende adoptar. 

(POE 15 DE MAYO DE 2013)

ARTÍCULO    47. Todos los procedimientos de adopción serán orales, pero deberá quedar constancias por escrito de las actuaciones para los efectos legales a que haya lugar.

ARTÍCULO   48. Previamente a que el Sistema para el Desarrollo Integral de la familia del Estado asigne una familia adoptiva al niño, niña o adolecente, los candidatos adoptantes deberán promover el juicio de adopción ante el Juez Familiar competente.

El Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado, presentará ante el juez tanto el informe del niño, niña o adolecente como de los candidatos adoptantes, acompañado de toda la documentación necesaria establecida en este ley y su reglamento.

(POE 15 DE MAYO DE 2013)

 

ARTÍCULO   49. Una vez recibida la solicitud de adopción, el Juez tendrá un plazo de 15 días para citar en audiencia a todas las personas que deban prestar consentimiento y aún no lo hubieran otorgado y a las que deban ser escuchadas, de acuerdo al artículo 21 de esta Ley. Durante la audiencia se desahogarán también todas las pruebas pertinentes.

ARTÍCULO   50. Durante el juicio de adopción, el Juez deberá verificar que las personas que deseen adoptar al niño, niña o adolecente cumplen con todos los requisitos establecidos en los artículos 16 y 18 de este Ley, que la asignación ha sido realizada por el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado y que son personas idóneas y adecuadas para adoptar al niño, niña o adolecente en cuestión. 

(POE 15 DE MAYO DE 2013)

ARTÍCULO   51. Una vez desarrollada la audiencia, el Juez tendrá un plazo máximo de 30 días para dictar sentencia, en la que deberá resolver si el niño, niña o adolescente puede ser adoptado por los solicitantes y dictar las medidas precautorias correspondientes. En caso negativo, deberá resolver sobre la guarda y custodia del menor de edad conforme al orden de preferencia establecido en el Artículo   35 de esta Ley.

Asimismo, el juez dará orden de registro civil del niño, niña o adolescente, incorporándose los datos de los adoptantes como padres del mismo, sin mencionar que son adoptivos.

ARTÍCULO   52. En caso de que los individuos o las instituciones públicas correspondientes no se sujeten a los plazos establecidos por esta Ley o incumplan con sus obligaciones o requerimientos del Juez, éste podrá dictar las medidas de apremio correspondientes conforme al Artículo   89 del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Quintana Roo.

ARTÍCULO    53. DEROGADO.

ARTÍCULO    54. Podrá solicitarse la pérdida de la patria potestad de los padres adoptivos sin la revocación de la adopción, cuando se incurra en alguna de las causales del Artículo 1018-Bis del Código Civil y se considere que es más benéfico para el niño, niña o adolescente la conservación de la identidad otorgada por la adopción, independientemente de la demanda penal que pueda también iniciarse por la comisión de presuntos delitos en su contra.

TRANSITORIOS

ARTÍCULO  PRIMERO.- El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Estado de Quintana Roo.

ARTÍCULO  SEGUNDO.- La adecuación de la normatividad y reglamento de la presente ley, que resulte necesaria efectuar conforme a las disposiciones del presente Decreto, deberán realizarse dentro del plazo de 60 días hábiles a partir de la entrada en vigor del mismo.

ARTÍCULO  TERCERO.- Se derogan los artículos 928 al 960 del Código Civil para el Estado de Quintana Roo y todas las disposiciones que se opongan a la presente ley.

 

TRANSITORIOS DEL DECRETO NÚMERO 442 PUBLICADO EL 22 DE MARZO DE 2011

ARTÍCULO PRIMERO.- El presente Decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Estado de Quintana Roo.

ARTÍCULO  SEGUNDO.- Publíquese el presente Decreto en el Periódico Oficial del Estado de Quintana Roo, para los efectos legales correspondientes.

SALÓN DE SESIONES DEL HONORABLE PODER LEGISLATIVO, EN LA CIUDAD DE CHETUMAL, CAPITAL DEL ESTADO DE QUINTANA ROO, A LOS QUINCE DÍAS DEL MES DE MARZO DEL AÑO DOS MIL ONCE.

 

ARTÍCULO TRANSITORIO

 DECRETO NÚMERO 273 PUBLICADO EL 15 DE MAYO DE 2013.

 

ÚNICO. El presente decreto entrará en vigor el día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Estado de Quintana Roo.

 

 

 

 

 

 

HISTORIAL:

 

 

PROMULGACIÓN: 30 de Junio de 2009

REFORMAS:

Fecha, Mes y Año

Decreto Número:

Artículos Reformados:

22 de marzo de 2011

Decreto No. 442

Se reforma, adiciona y deroga la Ley de Adopción del Estado de Quintana Roo, en sus Artículos 3, 6, 13, 16, 17, 18, 21, 24, 26, 27, 29, 31, 34, 35, 37, 40, 42, 44, 49, 50, 53 y 54

15 de Mayo de 2013.

Decreto No. 273

 

Se reforman: los Artículos 2 fracción I; 6 fracción VII; 18 fracciones II y V; 21 quinto párrafo y sus incisos; los numerales del séptimo párrafo; 24 fracciones III, IV y VI, 25 párrafo primero; 26; 35 párrafos primero, segundo y tercero; 36; 37 segundo párrafo fracciones I y II; 38; 40; 42; 44 en su párrafo primero; 45; 46; 48 y 50; Se adicionan las fracciones XIII y XIV al Artículo 2; el inciso c) del segundo párrafo del Artículo 2; las fracciones V, VII, VIII, IX, X, XI, XII, XIII, XIV, XV, XVII y XVIII del Artículo 24, y el segundo párrafo del Artículo 38.

 

 

 

 

 

 

 

 

Datos de Contácto


Av. Independencia Número 2. Esq. Boulevard Bahía.
C.P. 77000. Col. Centro. Chetumal, Quintana Roo.

Chetumal: 01 (983) 8321000
Cancún: 01 (998) 88 1 02 30

Suscribete

Acceso a Intranet

Visitantes

Hay 757 invitados y ningún miembro en línea

Utiliza tu propio reproductor: